Páginas vistas en total

miércoles, 17 de agosto de 2016

de 12 comandantes, 9 o presos o bajo tutela judicial. nunca antes la dependencia del Ejecutivo había sido tal. hoy está la Policia sujeta totalmente a Evo y la "rosca palaciega". un nuevo Jefe en nada hará cambiar a la Institución víctimas de los mismos errores del pasado.

La Policía boliviana tiene en René Rino Salazar Ballesteros a su nuevo comandante general, que se ha estrenado con el violento enfrentamiento con los cooperativistas mineros y que, entre pedradas y dinamitazos, dejó bastante maltrechos a decenas de uniformados. Salazar Ballesteros fue posesionado en el cargo por el jefe de Estado y poco después recibió -del Ministerio de Gobierno- la instrucción de trabajar en una 'reingeniería' para redistribuir a los efectivos policiales de forma más equilibrada en todo el país. En una de las tantas 'cumbres' de seguridad ciudadana celebradas sin mayores resultados, la Gobernación de Santa Cruz planteó la desconcentración de la Policía para que preste servicios más eficientes y que se reconozca a las regiones competencias autonómicas en materia de seguridad. La petición cayó en saco roto.
Con motivo del reciente cambio de mando, ha vuelto a ponerse en consideración la necesidad de encarar una profunda reforma policial ante la ineficacia y el descrédito que afectan la imagen de la entidad verde olivo y que repercute en la inseguridad que atormenta a la ciudadanía. Se espera que no sea un anuncio más porque la reestructuración de la Policía es una tarea pendiente desde hace tiempo, lo que la hace objeto de cuestionamientos profundos y permanentes.
Desde la llegada del presidente Evo Morales al poder, en 2006, han pasado más de una docena de comandantes nacionales de la Policía, de los cuales nueve han enfrentado procesos penales y algunos de ellos guardan detención preventiva en cárceles del país. Las acusaciones en su contra tuvieron que ver con delitos de corrupción, extorsión, narcotráfico y violación de derechos humanos. Un excomandante policial señaló la influencia política, la sumisión al Gobierno de turno, la pérdida de valores en la institución y la falta de ética en los mandos superiores como los factores que influyen en el mal funcionamiento de la Policía. También se reprocha al Gobierno no tener claro cuál es el verdadero papel que esta entidad debe desempeñar; asimismo, el hecho de que su sometimiento al poder político le impide responder con mayor solvencia a las necesidades de la ciudadanía.
La reforma de la Policía no puede seguir esperando, pero este proceso requiere, además de voluntad política, recursos económicos para pagar a los policías salarios dignos, igualmente la provisión de equipos modernos para combatir el delito creciente en el país. De otra manera, el cambio que se demanda no será posible y quedará en un simple saludo a la bandera.

sábado, 13 de agosto de 2016

cuesta creerlo. aunque si El Deber lo dice, debe ser cierto. que el Vicepresidente está de acuerdo con que "las cooperativas mineras" prohiban el sindicato. es inadmisible, más aún si la COB cogobierna con el MAS. cómo ser esta dicotomía?

Las cooperativas mineras del país lograron hacer retroceder la intención del Gobierno de autorizar la sindicalización de los trabajadores asalariados de estas empresas privadas. Con el anuncio de bloqueos de carreteras, la Federación de Cooperativas Mineras (Fencomin) consiguió el objetivo, pues obligó a que el vicepresidente, Álvaro García Linera, anuncie que el Gobierno había desistido de autorizar esa sindicalización.

Este desenlace va en contra de disposiciones contenidas en la Constitución Política del Estado, la Ley del Trabajo, además de la Organización Internacional del Trabajo, la Declaración de Filadelfia y la propia Declaración Universal de los Derechos Humanos. La objeción de los dirigentes de Fencomin parte de afirmar que las cooperativas, aunque son empresas privadas pertenecientes a numerosos socios, son de trabajadores. Es lo que ocurre, más o menos, a todas las empresas del mundo, que son de algunos propietarios que, al crecer, necesitan contratar trabajadores, los que, según las leyes, tienen derecho a sindicalizarse.

El hecho es que las cooperativas mineras tienen empleados asalariados. Las leyes otorgan a todos los trabajadores del país, y de todo el mundo, menos en los países socialistas, la opción a sindicalizarse para defender sus derechos ante la parte patronal. Las luchas del sindicalismo mundial por lograr ese objetivo son épicas, como la que libraron los trabajadores de Chicago para conseguir el derecho a las ocho horas de trabajo encabezados por los anarquistas Sacco y Vanzetti, a principios del siglo pasado. La lucha de los trabajadores bolivianos no fue menor. Al crearse en 1943 la Federación de Mineros y en 1952 la Central Obrera Boliviana, se marcó el surgimiento de un movimiento sindical bien organizado. La Federación de Mineros ha tenido varias diferencias con Fencomin, debido a que las cooperativas logran de los gobiernos una serie de ventajas, como el haber conseguido que Huanuni contrate a 4.000 cooperativistas en 2006, poniendo en riesgo la empresa.

Los trabajadores asalariados de las cooperativas mineras suman miles. Aparte de los que trabajan en las cooperativas de occidente, están los contratados por las cooperativas auríferas, en los ríos amazónicos. Las condiciones de trabajo de esos asalariados no son las mejores. Ni siquiera tienen el derecho, al no estar organizados en un sindicato, a pedir que se apliquen los beneficios de los incrementos salariales y el doble aguinaldo. Quizá corresponda que la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (Fstmb) proteja a estos trabajadores que ahora, por exigencia de Fencomin, no tienen derecho a la sindicalización

HUMBERTO lo dice claro. no son cooperativas. son empresas mineras ilegales. se protegen, negocian con el Gobierno, "se legalizan" no pagan impuestos, tienen empleados a jóvenes desesperados por sueldos y otros beneficios, sin seguro social, ni fondo de jubilación y claro está para recibir dinero por su actividad ilegal, "los mineros cooperativistas" hacen lo que sea, incluso maltratar con piedras y patadas a los policías tendidos en el suelo.

Los cooperativistas mineros, que pusieron al primer ministro de Minería del gobierno de Evo Morales en 2006, lograron muchas concesiones desde entonces. Ahora reclaman otras ventajas que ponen en conflicto al régimen.
Lo que en Bolivia se llaman “cooperativas mineras”, en Perú y Colombia tienen tienen otro nombre: “minería ilegal”. Porque en esos países las empresas que no pagan los impuestos y tampoco cumplen con las leyes de protección de la naturaleza, son ilegales.
Es el nexo entre estas “cooperativas” bolivianas y las empresas ilegales del Perú lo que provoca milagros. Mario Virreira, ministro de Minería en 2013, pronunció una frase que mostró su ingenuidad y reveló el tamaño de la conexión entre esas empresas de ambos países.
Dijo: “Qué raro. En Bolivia producimos solamente siete toneladas de oro pero hemos exportado veintidos”.
La explicación estaba en el hecho de que las “cooperativas” mineras peruanas no pueden exportar el oro que producen: son ilegales. Por lo tanto, optan por entregar ese oro a sus amigos bolivianos y de esa manera se produce el milagro del que habló Virreira, quien duró muy poco tiempo más en el cargo.
Ese año, los expertos en minería calculaban que el valor del oro reexportado desde Bolivia tenía un precio superior a los 1.000 millones de dólares. Un negocio, de veras, muy rentable. Fue la época en que las estadísticas sobre las exportaciones de ese metal incluyeron un inverosímil rubro: “desperdicios de oro”.
Ninguna de las alusiones que hizo el periodismo a esta incongruencia y a la ingenua exclamación de Virreira merecieron respuesta ni explicación. El país exporta cuatro veces más oro del que produce. ¿Y qué?
Ahora, según denuncia el ministro de gobierno, Carlos Romero, los cooperativistas quieren dar un paso más: quieren tener el derecho a asociarse con empresas privadas, nacionales o extranjeras, para compartir con ellas sus privilegios, como el pago de impuestos en porcentajes irrisorios.
Dirán, quizá, que si otros sectores de la economía llamada informal o ilegal tienen conexiones con el exterior, o forman parte de transnacionales poderosas, por qué no ellos.
Frenar las actividades económicas ilegales va a resultar muy difícil. Han generado ingresos que quienes administran todo esto llaman “blindaje”, mientras que quienes optan por cerrar un ojo, o los dos, sólo exclaman “nunca hemos vivido mejor”.

miércoles, 10 de agosto de 2016

Venezuela cerca del colapso. la tozudez de Maduro impide una solución que se reclama a gritos. Los Tiempos de Cochabamba

El régimen familiar-militar que gobierna Venezuela ha lanzado una nueva provocación a la población de ese país cuando el órgano electoral —dominado por el Ejecutivo— ha decidido convocar recién para el mes de octubre a la segunda ronda de recolección de firmas para la realización de un referendo revocatorio del mandato presidencial, decisión que hace imposible que éste se realice el presente año como ha planteado la oposición, para lo cual ha cumplido todos los requisitos constitucionales vigentes.

Esa decisión cierra otro camino más para buscar una solución pacífica a la profunda crisis política, económica y moral que atraviesa esa nación caribeña. Y se lo hace para que la cúpula gobernante siga beneficiándose del ejercicio autoritario del poder, amparada fundamentalmente en los sectores más duros de sus Fuerzas Armadas, cuyos líderes son parte del aparato de corrupción incrustado en la administración estatal, y un virtual ejército paramilitar.

Por su parte, la oposición ha convocado a la “toma de Caracas” el 1 de septiembre, como una forma de presionar al órgano electoral para actuar conforme a ley y el inicio de su reorganización política para acompañar la campaña del revocatorio.

Es decir, están dadas muchas condiciones para que, como desde muchos ámbitos se temía, pueda estallar un violento enfrentamiento fratricida que es lo que desde varios sectores internos e internacionales se ha tratado de evitar en gestiones que, lamentablemente, han chocado con la tozudez del Gobierno venezolano de mantenerse a como dé lugar en el poder.

Ante ese panorama, ojalá que la comunidad internacional aún pueda hacer valer su influencia para abrir algunos espacios de diálogo y, de esa manera, ayudar a que sea el pueblo venezolano el que se pronuncie libremente sobre su destino político.

jueves, 28 de julio de 2016

siendo perverso, odiador, revanchista, ambicioso y mandón, no se puede aspirar a ser Presidente. un Presidente tiene que ser justo, probo, magnánimo, conocido por su apego a la Justicia y el Derecho. cuán lejos está nuestro "fallido presidente" de aspirar por la recta a la confianza del pueblo.

Cualidades de un Presidente

Mauricio Aira


Con Evo Morales han ocurrido dos cosas. Sus llunkus le han escrito libros de homenaje como el Ministro Arze, “el mejor presidente de Bolivia” y existen al menos 5 biografías subvencionadas por el Ministerio de Comunicación y el de Culturas, de distribución gratuita y que se usan inclusive como textos oficiales, de adquisición obligada en escuelas, cuarteles y colegios, libros llenos de mentiras, de mitos creados en torno a la figura del “primer presidente indígena de Bolivia” y que inclusive se ha traducido a los idiomas originarios y con fines propagandísticos al chino, al ruso y al inglés.
Lo otro es que existen publicaciones que denigran la figura de Evo Morales, libros folletos, espacios en el mundo cibernético dedicados a desinformar, a menospreciar y poner en ridículo la imagen del orinoqueño,   que en diez años de permanencia en el poder, se apoderó mediante testaferros o palos blancos de la mayoría de los medios, a los que recurre regularmente para trasmitir partidos de fulbito en los que el equipo presidencial siempre gana y el presidente siempre “mete goles”.
En cuando a los escribientes los hay aquellos que agotaron todos los adjetivos de alabanza y cantaron los panegíricos posibles, y los otros que sujetando la pluma con firmeza describen los defectos, las fallas del Presidente, y los repetidos errores políticos entre los que hay que incluir crímenes, prisión, confinamiento y otros castigos que aplica implacable sobre “sus enemigos”, pero ¿tiene el presidente “amigos”?
Una buena pregunta cuando al inicio de su tercer o cuarto periodo de gobierno, se prepara una campaña, mega millonaria para retomar el Gobierno y en tiempos de inventario de sus “barbaridades” que sus oponentes están pergeñando. Cuán lejos está Evo Morales de conocer los verdaderos deseos del pueblo, de sus sueños y necesidades. De cumplir lo prometido. De tener firmes conocimientos de la economía. De pensar en el corto, mediano y largo plazo, no sólo en el tiempo que marca el calendario de su mandato formal.
Ciencia política analiza las cualidades de aspirantes  a la Presidente de EEUU, cita a los grandes como Washington y Lincoln, Jefferson, Jackson, Roosevelt, Wilson, a los fallidos como Richard Nixon o Ulises Grant. ¿Qué cosas distinguen a unos de otros? ¿Qué calidad se exige para figurar en la historia como un gran presidente? Estudiosos marcan seis rasgos mínimos. Buen comunicador, capaz de convencer, con eficacia tanto a líderes como a simples ciudadanos. Seducir con palabras y obras.
Debe tener gran capacidad organizativa para administrar un Estado complejo, con miles de funcionarios, en una extensa geografía, ser efectivo y servicial, poseer carácter para realizar ajustes también en períodos de toda suerte de crisis y dificultades.
Capaz de brindar claridad a sus medidas de Gobierno buscando y logrando los acuerdos imprescindibles en una muestra de su liderazgo. Capaz de negociar frente a periodistas, académicos, empresarios, sindicatos y defensores de los Derechos Humanos, también en el plano internacional. Saber escuchar y responder a los planteamientos con ideas pertinentes y claridad, capaz de correr todo el tiempo, porque un período presidencial pasa pronto, no detenerse evitando demoras y extravíos que retrasen la marcha del Estado.
Sin rumbo navegan los malos presidentes, apagando fuegos sin fin, sin ruta fija, sin identificar la continuidad de una estrategia conocida y estudiada. Cuán importante es “saber procesar la información que llueve a cántaros, separar el grano de la paja, escuchar y leer sin pausa, digerir lo necesario para la toma de decisiones.
La informática y el torrente de estímulos que se descargan en el Ejecutivo, por lo que se ha creado una cualidad imprescindible “el control intelectual del Presidente”, sin despotricar en público y midiendo siempre sus actos, con una presencia pública calculadamente responsable.
En el caso bolivianos “mal de muchos, consuelo de tontos” ha sido la disculpa manida y “yo no fui, ha sido el otro” para sacudirse de culpa transfiriendo el pecado a un opositor, a un comunicador, a un letrado, a un colega, al de más arriba, al de más abajo” esta conducta ha inspirado desconfianza y el elector aprendió “por quién no debe votar”.
Aptitudes morales, facultades mentales y convicciones intelectuales se requieren en los candidatos. Basta de experimentar y de aprender a conocer cuando cometen errores, es que las palabras “virtud, honestidad y transparencia” no están en el lenguaje de cada día. Por ello vemos cómo marcha todo y nos lamentamos de errores que cuestan vidas humanas, muchísimo dinero y la fama y el prestigio de los que nunca más volverán a gobernar nuestra Bolivia.


domingo, 3 de julio de 2016

Pedro Rivero de El Deber de SC invita a Evo Morales a pasar todo un dia o algunas horas en el diario mayor para conocer, cómo se procesa una noticia, qué factores intervienen y actúan desde un comienzo hasta el final, y para no seguir inventando cargos a los periodistas y culpándoles de pecados de los que son inocentes.

Mientras se recupera de su rodilla izquierda intervenida quirúrgicamente hace poco, y en tanto cuenta los días para volver a las canchas, el señor presidente se mantiene desvelado con la ‘conspiración’ política y mediática que cree montada en su contra, como la que le acaba de atribuir, esta vez, a la cadena estadounidense CNN con el trillado caso Zapata. La Fiscalía, con mucha celeridad, ha convocado a declarar al periodista de dicha cadena, Fernando del Rincón, por una información que no llegó a difundir.

_Después de que el vicepresidente advirtiera con perseguir y enviar a la cárcel a periodistas de los medios que difundieron noticias relacionadas con la expareja del jefe de Estado, éste ha anunciado -sin señalar día ni hora- que invitará a los dueños de los medios de comunicación que forman parte del “cártel de la mentira”, como los calificó de-saforadamente un ministro de Estado. 

_En un eventual encuentro con el “cártel”, Evo Morales quiere saber si los “pérfidos” dueños de los medios son quienes ponen los titulares de las noticias y/o le llenan con sus ‘encargos’ la libreta de apuntes a los periodistas que obedecen sin chistar, con tal de no perder sus puestos de trabajo.
Un día en la redacción de EL DEBER. Es la invitación que me permito realizar a nuestros desconfiados gobernantes para que, desde adentro y sin que les cuenten cuentos, sepan cómo se discute y se elabora, a diario, una agenda temática y los esfuerzos que necesariamente se hacen en la búsqueda de la verdad y para mantener bien informada a la comunidad con un periodismo de calidad.

sábado, 2 de julio de 2016

Los Tiempos expresa su esperanza, por cierto cargada de optimismo de que por fin Evo abrió un "cuarto intermedio" en el tema de su repostulación. no compartimos tan linda ilusión porque aquel "es más terco que una mula". bien ha podido suceder y ojalá fuese así, "que el Alto Mando se habrá manifestado en privado" basta ya Presidente, dedíquese a gobernar, pare esta agitación permanente y atienda los problemas que cada vez son mayores y más frecuentes. Ojalá!

Aprovechando el proceso de convalecencia, el Presidente del Estado ha convocado casi diariamente a los periodistas acreditados a Palacio de Gobierno para referirse a temas de actualidad que él considera importantes.
Entre ellos está el de si postulará nuevamente a la Presidencia del Estado en las elecciones de 2019, pese a que la Constitución Política del Estado (CPE) prohíbe expresamente, pues el artículo 168 norma que el período de mandato es de cinco años y sólo se puede postular  “por una sola vez de manera continua” (asimismo, hay que recordar que los actuales mandatarios ya han candidateado en tres elecciones continuas, violando en forma expresa el parágrafo dos de la primera disposición transitoria de la CPE promulgada en 2009).
Además, el Art. 168 mencionado ha sido ratificado en el referendo del 21 de febrero pasado, en el que la mayoría ciudadana rechazó la propuesta del oficialismo de modificarlo. Con este resultado, el tema debería ser archivado, pero desde el mismo 21 de febrero diversas autoridades del Gobierno, legisladores y dirigentes sociales han amenazado a la población con buscar otras vías que permitan reelegir a Evo Morales como presidente hasta 2025.
El propio Primer Mandatario ha adoptado posiciones contradictorias al respecto. Sin ir muy lejos, el miércoles pasado informó que muchos le han pedido “anular” el referendo del 21 de febrero, pero el jueves ha asegurado no tener interés alguno en que se realice otro para viabilizar su postulación, agregando, empero, que en su “experiencia, no hay que buscar el cargo, el cargo nos busca”.
Con esos antecedentes, aunque, en rigor, no hay declaración precisa sobre su destino electoral, pareciera que con la última intervención podríamos ingresar en un “cuarto intermedio” en este tema… hasta 2019, salvo un nuevo cambio.