Páginas vistas en total

miércoles, 26 de abril de 2017

Roger Cortez severo en su juicio se refiere al "gran sofista, embaucador, impostor notable" el Vice cuando afirma "yo contra todos o nada", que es lo mismo que no entrar al debate, estilo prepotente y humillante de quien ha hecho de la impostura un arte y un oficio de ejercicio cotidiano.


De profesión impostor


Roger Cortez

El desafío restalló como un latigazo, veloz y rotundo. “¡Yo contra todos; de una sola vez! O nada”.

Y así quedó, crepitante y vacuo, condenado desde su concepción, como gesto de alarde para atraer incautos -siempre hambrientos de novedades, declaraciones y contradeclaraciones- pero, claro que no, para abrir espacio a un auténtico debate.

No es que al Vice le falten recursos de polemista; todo lo contrario, le sobran. Lo que asfixia tal destreza, desde que abre la boca, es que cualquier debate -uno a uno, en parejas o como se prefiera- se convertiría en una palestra para que inclusive el menos experto de sus contrincantes haga un embarazoso repaso de la prolongada y pesada cadena de incongruencias, fallas, faltas, y delitos que se cometen en nombre de una revolución descuartizada por quienes la vocean.

El estilo prepotente y humillante reiterado por el reto vicepresidencial no convierte en verdad las proclamadas consignas oficiales, por mucho que las grite y repita, de que el régimen no atropella a diario las libertades y la Constitución y que su programa, la agenda 2025, es la vía de salvación del país. Además de las denuncias sobre lo primero está el hecho central, para un debate serio, de que la monumental compilación de proyectos desmesurados que componen la llamada agenda patriótica, no es sólo fantasiosa, sino que de realizarse nos conduciría a desastres financieros, sociales y ambientales. La propuesta gubernamental para la próxima década es un catálogo de calamidades que promueve el crecimiento geométrico de la deuda, la dependencia económica y política y la devastación ambiental.

Aunque ningún partido opositor ponga sobre la mesa esta cuestión esencial y la necesidad de encarar la transformación productiva, política, ética e intelectual, frente a la reelección indefinida, la acumulación grotesca de poder y la impunidad, la simple apilación de todas las preguntas que deja el Gobierno sin resolver, se convertiría en motivo de escarnio y debilitamiento de sus posiciones.

Quien ha hecho de la impostura un arte y su oficio sabe que no pueden regalarse tales oportunidades. Su destreza de cortesano y manipulador, tan característica de las burguesías burocráticas, expertas en transformar el uso del poder en ganancias líquidas, tangibles e intangibles, le advierte que puede jugar al desafío, pero que no debe arriesgarse a consumarlo.

El teórico del proceso no debatirá, ni ahora ni luego, porque no puede explicar -simplemente para empezar con un eslabón- por qué insiste en llamar “microcorrupción” a que en el Fondo, con multi representación ministerial, se hayan evaporado centenas de millones y, lo que es peor, la independencia de las organizaciones campesinas del país. La maniobra de tratar de salvar responsabilidades, argumentando que dos exministras y una exdirigente nacional están presas, junto con muchos otros mandos medios sindicales, no resiste el cuestionamiento de cuál es la razón que tuvo el Ejecutivo para ignorar las múltiples denuncias y advertencias, ni al completo estancamiento de las causas judiciales.

Tampoco hay forma en que pueda explicar porque buena parte de las enormes inversiones ya consumadas muestran una gran o completa inutilidad, como el aeropuerto internacional de Chimoré, el ingenio de San Buenaventura o la segunda planta secadora de gas natural, que no cuenta con suficiente materia prima para utilizar ni un tercio de su capacidad instalada.A falta de veracidad, gracia e ingenio usa la pose de adolescente locuaz y sobrador, que después de haber fallado en imitar a Robespierre, porque se parece más a un Saint Just andino, y de haberle sido imposible revivir a V. llich Ulianov, porque sus reflejos son más bien los del georgiano Iósif Vissariónovich Dzhugashvili, no tiene más remedio que vivir en el Estado de la apariencia.

Parafraseando a uno de los principales dirigentes de la primera marcha indígena de 1990, hay que decir que los debates son siempre importantes, pero lo esencial es que los malabaristas de los latigazos verbales rindan cuentas, más pronto que tarde.

lunes, 24 de abril de 2017

Humberto habla del libro, del autor, del prologuista, pero no del mismo contenido, aunque sabemos se refiere al dólar y la politica cambiario, tema quisquilloso, prohibido hasta el dia de hoy, por lo que cree el articulista que ANATEMA caerá contra Gabriel Loza "por atreverse a tocar el embarullado asunto


El valor del dólar


Humberto Vacaflor Ganam

Gabriel Loza, expresidente del Banco Central de Bolivia, decidió tocar un tema proscrito: la paridad cambiaria de la moneda nacional, que está congelada desde 2011.

Nadie puede hablar del tema si no quiere recibir todo el castigo del poder político, ser tildado de neoliberal y condenado a las mazmorras del masismo.

Cada vez que Juan Antonio Morales, también expresidente del BCB, alude al tema, aunque sea de pasada, le llegan tal cantidad de pullas, que escarmientan a quienes estuvieren interesados en seguirle los pasos.

Pero Loza decidió escribir un libro para referirse al tema. Mucha cautela. Pies de plomo. No hay que provocar la ira de los dueños de la situación.

Loza cometió un error. Pidió a Juan Antonio Morales, el Morales odiado, que escriba el prólogo a su libro. Sólo por eso tiene garantizado un pasaje al averno masista. Nadie, por economista que sea, puede ni siquiera saludar a Juan Antonio si no quiere recibir la condena del ministro que desempeñó cargos de auxiliar segundo en el BCB cuando el odiado Morales era presidente.

Gabriel Loza se atrevió a hacerlo. Su libro sobre el tema de la política cambiaria lleva un prólogo que valdrá la pena leer. Juan Antonio escribe muy bien y tiene, felizmente, un muy buen sentido del humor.
Que un expresidente del BCB de la era masista se atreva a aludir al tema de la paridad cambiaria es no solamente una osadía, es señal de que el tema se ha puesto muy difícil.

Loza comienza, según el resumen que él hizo de su libro, aludiendo al déficit fiscal. El economista José Luis Pórcel, dice que tres años de déficit fiscal superior a 5% del PIB se llama “recesión” en cualquier parte del mundo. Loza dice que es la “luz roja”, lo que quizá, en lenguaje de economistas, es sinónimo de recesión. Uno nunca sabe.

Entonces, Loza propone, como si no quisiera despertar sospechas de que está preocupado por la paridad cambiaria, que se aplique de inmediato un tipo de cambio “deslizante”. Esto quizá signifique (hay que leer el libro) aplicar un sistema de ajustes, de devaluaciones que hagan como el “surf” sobre las olas de la inflación importada que llega a Bolivia de todos sus vecinos, imagino.
Esperemos que Gabriel esté confesado.

domingo, 23 de abril de 2017

no solo LTD, tambien El Deber se ocupa de la represión y crisis en Venezuela, que se encuentra empobrecido, le falta alimento, la criminalidad incontrolable, pedido por nuevas elecciones, Venezuela está en drama, las protestas aumentan y todos piden aplicar la Carta Democrática para resolver el conflicto. El Deber hace votos por una solución incruenta para devolver la Paz a Venezuela.


Represión y crisis en Venezuela

En Venezuela el régimen de Nicolás Maduro arrastra una profunda crisis desde hace mucho tiempo. El país hermano -con una de las reservas más grandes de petróleo del planeta- se encuentra empobrecido, con desabastecimiento alimentario, muertes por falta de medicamentos y encima una creciente criminalidad. Se suma un pedido clamoroso -nacional e internacional- que exige llamar pronto a elecciones para restablecer la democracia, seriamente dañada por quienes mandan en esa atormentada nación en nombre del llamado Socialismo del Siglo XXI, proceso populista que por lo visto y hecho ha fracasado. 

En estos momentos la situación venezolana ha llegado a un punto dramático. Más de veinte muertos se cuentan en los últimos días como resultado de duros enfrentamientos entre opositores y cuerpos represivos del oficialismo. 

Las protestas aumentan por doquier. El Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA) y numerosos líderes del hemisferio se han unido en torno a la necesidad de aplicar la Carta Democrática Interamericana para resolver el conflicto. Gran parte del pueblo venezolano demanda elecciones libres lo más pronto posible, algo que Maduro y sus seguidores quieren impedir a toda costa. Pese al registro contabilizado de firmas de varios millones de personas, tampoco se autorizó el referendo revocatorio. Hace poco se quiso anular al Congreso aunque luego Maduro dio un paso atrás por la presión externa. El pluralismo democrático no funciona debidamente en Venezuela. Varios países europeos y personalidades mundiales también exigen comicios y protestan por la incitación a la violencia de Maduro. 

Por otro lado, no faltan quienes alegan “acciones digitadas por el imperio”. Ante el drama del otrora próspero estado caribeño, esta gastada teoría conspirativa tiene escasa resonancia, aunque constituye el argumento predilecto de Evo Morales, quien reiteró su apoyo al régimen de Maduro. La posición del primer mandatario boliviano deja bastante que desear. El apoyo a su colega de Caracas podría haberlo presentado de otra manera, máxime en la actual situación, donde palpablemente la democracia pluralista en ese país está siendo avasallada.

Hacemos votos por una pronta conclusión pacífica del conflicto, sin más muertos ni enfrentamientos. Maduro debe convocar a elecciones generales lo más pronto posible para frenar la escalada de violencia, restaurar la democracia y devolverle la tranquilidad y la esperanza de tiempos mejores a los venezolanos. 

sábado, 22 de abril de 2017

es triste y dramático que de nuevo "el masismo" elabore un menú interminable de "condiciones que deben tener" los candidatos a ser postulados en octubre a una elección de magistrados y jueces. Roberto Laserna con la valentía que le es meritoria se refiere a "las maniobras el manoseo" que tiene lugar dentro de la Asamblea para "escoger a sus candidatos...de nuevo la "masistización de lo judicial?


Requisitos arbitrarios para la elección de jueces

            

Roberto Laserna


La Declaración Universal de los Derechos Humanos proclama el derecho a la defensa legal de todas las personas, cualquiera que fuera el delito del que fueran acusados (art 8 y 11). Ese derecho está garantizado también por la CPE (art. 13, 119 y otros). La garantía de que esos derechos sean respetados lo constituye el fuero especial del que gozan los abogados, quienes no pueden considerarse cómplices de sus clientes por el hecho de representarlos o defenderlos, y mucho menos ser castigados por los delitos que sus clientes pudieran haber cometido.

En estos momentos la Asamblea Legislativa del Estado Plurinacional de Bolivia debate cómo violar esos derechos en el reglamento de selección de postulantes a cargos electivos en el sistema judicial.

En efecto, el reglamento busca establecer las condiciones y los requisitos de preselección y calificación de los postulantes, de entre los cuales la Asamblea elegirá los candidatos que serían finalmente elegidos por voto popular.

Entre los requisitos comunes a todos los postulantes se plantean varios que no se relacionan con la capacidad profesional o la probidad, y que tienen una fuerte carga subjetiva. En uno dicen que los postulantes no deben “haber ocupado cargos en empresas extranjeras transnacionales que tengan contratos con el Estado” o de haberlo hecho, tiene que haber sido hace más de cinco años. Obviamente, hace cinco años no se sabía de la existencia de este requisito, por lo que se “castiga” a las personas por un hecho que no era irregular en ese momento. Pero además se presume que quienes trabajan en empresas extranjeras contratadas por el Estado son dañinos, ya porque se aprovecharan del Estado o porque promovieran actos de corrupción. Tal presunción es arbitraria y además ofensiva para el propio Estado, pues supone que sus funcionarios son o tontos o corruptos.

También define como requisito común a todos el “no haber participado en eventos (documentados) que comprometan la probidad del postulante”. Si por probidad se entiende “moralidad, integridad y honradez en las acciones”, por supuesto que es un requisito deseable. La cuestión es quién y cómo se juzgan las acciones? ¿Y qué documentos valen?

Además de estos requisitos generales, para cada tribunal se establecen también requisitos específicos.

Así, para el Tribunal Constitucional y el Tribunal Supremo, se exige que no haya “patrocinado a personas que resultaren culpables de la comisión de delitos contra la unidad del estado”, que no haya “patrocinado procesos de entrega o enajenación de recursos naturales o del patrimonio nacional” y que no haya “patrocinado sistemáticamente a personas que hayan sido condenadas con sentencia ejecutoriada por delitos de narcotráfico con excepción de defensores públicos”.

En estos casos la Asamblea condena de hecho a los acusados por esos delitos incluso antes de los juicios, cuando se presumía su inocencia también por mandato constitucional, impidiendo su adecuada defensa, ya que sus abogados sufrirían exclusiones profesionales por el sólo hecho de haberlos defendido. 

Pero además incluye un “delito político” como el de la “entrega o enajenación de recursos naturales o del patrimonio nacional”. Este no es un delito que forme parte de nuestro ordenamiento jurídico sino que resulta de una definición política que conlleva un alto grado de arbitrariedad. ¿Qué significa haber patrocinado la enajenación de recursos naturales? ¿Haber evaluado contratos de exploración y explotación petrolera? ¿Haber asesorado a la Comibol en la venta de minerales? ¿Haber participado en la subasta de bonos del tesoro en la bolsa de Nueva York? Lo que se pretende hacer al incluir este requisito es, obviamente, excluir de competencia a postulantes que hubieran trabajado para los gobiernos anteriores, que son genéricamente acusados de “delito”, ya que los encargados de la actual enajenación (que en rigor significa transferencia de dominio o venta de un bien) serán definidos como patriotas por mayoría. Se trata, por lo tanto, de un requisito político inaceptable en un proceso que aspira a concentrarse en los méritos profesionales.

En el caso del Tribunal Agroambiental los requisitos de exclusión se amplían a los miembros del Consejo de Reforma Agraria, el INRA y el Instituto de Colonización, y a quienes fueran propietarios, socios o abogados de empresas o predios agrarios “dedicados al uso o aprovechamiento comercial de recursos naturales o de biodiversidad”. ¿Qué predio agrario no lo está? ¿Resulta ahora que eso es un delito? Es más, habrá que considerar que quien aprovecha comercialmente, produce y vende, la sagrada hoja de coca, patrimonio nacional, está excluido de participar en elecciones para ser miembro del tribunal agroambiental. ¿Se darán cuenta en la Asamblea el mensaje que están enviando al Presidente del Estado Plurinacional? ¿Y a millones de bolivianos que trabajan en minería, forestería, agricultura, ganadería y otros sectores que usan recursos y patrimonio?

Estos requisitos estaban en un borrador del reglamento debatido. Es de esperar que no los incluyan en la versión final, porque de otro modo estarán demostrando que, nuevamente, la elección de magistrados será manoseada y deslegitimada desde su origen.

jueves, 20 de abril de 2017

justa la expresión de Susana cuando se refiere a la masacre del Hotel Américas, 8 años hace.


Al pan, pan y al vino, vino


Susana Seleme Antelo


La justicia sin libertad es la dictadura, y la libertad sin justicia, la ley del más fuerte”.
Albert Camus


Nadie, ni en nombre de la libertad y la igualdad cobijadas en utopías cuya presentación alude al paraíso sobre la tierra, tiene derecho a usar la fuerza, la coerción, la represión, hasta matar, contra los que piensan diferente. Nadie, ni en nombre de religión, credo o cultura alguna, ni siquiera en aras a un supuesto progreso de los pueblos, tiene el derecho de ir contra el respeto de libertades individuales, que garantizan los derechos del hombre y del ciudadano/a.

Empero, después de declarados esos Derechos, la historia está plagada de ejemplos que hablan de retrocesos y afectan, como apunta Fernando Savater, a las bases del “socio-liberalismo, que ha sido hasta ahora, al menos desde la II Guerra Mundial, el substrato sobre el que se sostiene el sistema democrático”. Se trata de la emancipación de los individuos y su libertad, que los convierte en sujetos políticos, ajenos a cualquier vasallaje de “órdenes jerárquicas y ganaderías humanas”, como bien apunta el escritor español.

Hay quienes se suben al carro de la historia por la vía de la democracia y el voto ciudadano y desde el poder, desconocen aquel substrato liberal y lo atacan, para navegar por la deriva autoritaria, desechando la pluralidad, el debate político y la confrontación de ideas en democracia. También lo hacen desde la hegemonía de ‘mayorías étnicas’, para arrogarse el derecho de usar el poder político con el fin de ejercer una dominación social, económica y cultural total, abusiva, intolerante/intolerable.

Ese ejercicio suele estar acompañado de desvaríos continuistas, culto a la persona, pesadas burocracias extorsionadoras que socapan la corrupción y diezman el bien público, como el régimen de Evo Morales en Bolivia. Insaciables, de poder político, territorial y material, él y sus hombres han judicializado la política, mediante la violencia real y simbólica, el apremio, el chantaje, la persecución, la cárcel y los interminables juicios a los opositores políticos.

No escapa a esa represiva situación, la muerte, como aquellas del 16 de abril de 2009, con asalto al hotel ‘Las Américas’ en esta ciudad. Allí, un comando de elite del régimen asesinó extrajudicialmente a tres extranjeros, hecho que dio lugar a un tenebroso juicio político, bajo la carátula político-judicial de ‘terrorismo-separatismo’, urdido en las sombras del poder central y sus padrinos políticos externos. Sin cuerpo de delito que tuviera asidero terrorista-separatista, ni prueba alguna que lo sustente, solo el impulso político de barrer de hecho con las autonomías que se impulsaban en el país, el juicio tiene 39 imputados, tres aun presos, otros con libertad domiciliaria, algunos sometidos a procesos abreviados y muchos exiliados, solo por pensar diferente.

La violencia política de Morales tiene muchos otros nombres en 11 años de ejercicio autoritario, violatorio del Estado de Derecho y las libertades ciudadanas. Y cuando dos expresidentes, Jorge Quiroga y Carlos Mesa, el exvicepresidente Victor Hugo Cárdenas; el gobernador de Santa Cruz Rubén Costas, jefe de su partido, Unidad Demócrata Social; el alcalde de La Paz, Luis Revilla, también Jefe de su partido, Soberanía y Libertad, y el jefe de Unidad Nacional, Samuel Doria Medina presentan la “Declaración conjunta en defensa de la democracia y la justicia” (04.12.2017), el régimen se rasga las vestiduras.

Vuelvo a Camus, quien certeramente afirmó que “Cada vez que una voz libre intenta decir, sin pretenciosidad, lo que piensa, un ejército de perros de presa de todo pelaje y color ladra furiosamente para tapar su eco”. Ese ejército son los hombres del régimen de Morales y su Vice, quienes sin argumentos para contrarrestar las verdades expresadas en el documento, ladran con insultos y vituperios contra los firmantes. Ellos le dieron voz a la preocupación de la sociedad civil por el devenir de la democracia en Bolivia, y “por el poder judicial convertido en instrumento de persecución política”. También manifestaron su rechazo a la re-re-reelección de Evo Morales a la Presidencia, en 2019, intento que ya fue rechazado por la sociedad boliviana en el Referéndum del 21 de febrero de 2016, cuando el NO ganó con voto popular.

Los firmantes denunciaron “ante la opinión pública nacional e internacional las acciones gubernamentales que se planifican y se realizan poniendo en entredicho las libertades ciudadanas en Bolivia” así como “la ruptura de los límites de la independencia y coordinación entre poderes… y haber creado normas arbitrarias a su medida para facilitar acciones en contra de sus adversarios, a quienes en realidad considera sus enemigos”.

La mayoría de los firmantes como cientos de ciudadanos, están sometidos “a procesos y juicios cuyo único objetivo es descabezar a quienes expresan ideas y posiciones distintas y críticas de quienes gobiernan, para evitar la conformación de alternativas democráticas”.

Esa fue una declaración política necesaria y oportuna, cuando el régimen cocina otros manotazos a la separación de poderes para conformar un órgano Judicial y una administración de justicia mejor calzada a su medida. Buscarle ‘peros’ a esa declaración en este momento, no es loable. Que de ella salga la ‘unidad’ que requiere la oposición política futura en Bolivia, es harina de otro costal. Al pan, pan y al vino, vino.

miércoles, 19 de abril de 2017

la misma pregunta nuestra. si "cobraba por sus servicios de alcoba" entonces la tarifa era muy alta..y "si los clientes eran generosos" subsiste la duda por las cuantiosas sumas de dinero...persiste la idea del Tráfico de Influencias" Carlos Valverde


Valverde: Si Zapata era prostituta por qué hacía entregas a nombre del gobierno

             
El periodista y analista político Carlos Valverde, en su programa de opinión vía redes sociales, se refirió a las declaraciones de Gabriela Zapata, quien en su audiencia señaló que su patrimonio fue logrado gracias a sus relaciones sentimentales.

Carlos Valverde: “Pobre Gabriela Zapata, que dice que su patrimonio es fruto de sus relaciones sentimentales. Debe ser jodido y muy duro declararse puta públicamente y decir que no lo perjudicó al presidente Morales y que no se benefició de la CAMC. Entonces como puta, fue cara, porque nadie tiene un patrimonio de 711 mil dólares gastados en un año por prostituirse. Cómo explicar a sus hijos que te prostituís para conseguir todo lo que uno tiene. Como justificar 711 mil dólares, solo en el año 2015”.

“¿Para que compró la empresa Comsilium cuando estaba en la CAMC? De inmediato la ligó a construcciones militares, gracias a su relación con el presidente Morales. ¿Por qué? Si era una prostituta, ¿por qué estaba haciendo entregas a nombre del gobierno nacional?”

“Cual la necesidad de la prostituta, de estar en esta línea tan delgada que la podría perjudicar, sin embargo ella se sentaba en la oficina de la primera dama. No entiendo por qué cayó tan bajo Zapata, ¿para liberarlo al presidente?”

“Si no se metió con el Estado, que hacía hasta las diez de la noche en las oficinas de Gestión Social, que es el espacio de la primera dama. No me van a decir que ella ejercía la prostitución en ese lugar”.

“Para haber tenido un patrimonio que pasa los dos millones de dolares, ¿cuántos chinos y cuánto le pagabán? Ella se está inmolando, no por amor a Evo Morales, sino por condición”.

es el grupo de choque de Evo, lo utiliza para todo, para autoproclamarse, para bloquear, para hacer declaraciones de las más variadas, es grupo amorfo, asalariado, se presta para todo, pero no da la cara, es anómico y en ocasiones aparece armado y se moviliza allí donde Evo ordena.


Conalcam for export





Luego de una reunión con el presidente Morales, los dirigentes de la Coordinadora Nacional por el Cambio (Conalcam) emitieron un manifiesto denominado “En defensa de la vida y la paz en el mundo”, en el que condenan la guerra y rechazan el uso de armas nucleares, aunque en ninguno de los puntos mencionan al armamento químico.

Con esta expresión, los líderes campesinos e indígenas más cercanos al gobierno nacional, se hicieron eco de los rumores que afirman que, con los recientes ataques al Medio Oriente, ha empezado la Tercera Guerra Mundial. Estos señoritos que ahora se muestran tan pacifistas son los responsables del “cerco a Santa Cruz” que se produjo en septiembre de 2008 y que amenazaba con desatar la violencia en nuestra capital.

Aquella vez, milicias armadas rodearon la ciudad y en algunos puntos se produjeron enfrentamientos que dejaron como saldo un joven asesinado. Ellos mismos participaron en la toma de la prefectura de Cochabamba y en otros hechos violentos que ha usado el “proceso de cambio” para imponer su hegemonía. A lo mejor habría que averiguar el verdadero motivo de la reunión del primer mandatario con el Conalcam, una entidad que seguramente dará mucho que hablar en el camino reeleccionista, que no estará exento de abusos y de tropelías que muy bien saben perpetrar estas “palomas de la paz”.