Páginas vistas en total

miércoles, 29 de marzo de 2017

Evo siempre a favor de los cocaleros. tras denuncias de incautación de cocaína y marihuana, detienen a muchos, aunque la producción de droga va acompañada de violencia.senador Murillo muestra el panorama como "preocupante y como bomba de tiempo"


¿MÁS narcotráfico y armas?


Sin anestesia

El 24 de marzo, la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN) decomisó 75 kilos de cocaína que iba ser exportada a España; dos días antes, el 22 de marzo, en Santa Cruz, la policía incautó 30 paquetes de droga que iban a ser enviados a Brasil. El mismo día, en Oruro, se secuestraron 225 kilos de cocaína. Así están las cosas, cada día se produce más droga.
El periódico El Deber informó que entre enero y febrero de 2017 se incautaron 108 toneladas de estupefacientes, entre cocaína y marihuana, y se detuvieron a 466 personas. Todo un récord. Pero, esto no viene sólo sino el incremento de la producción de droga está “acompañada” de la violencia, incluso armada. El 17 de febrero, las fuerzas de seguridad decomisaron, en Santa Cruz, un cargamento de armas: 75 armas de grueso calibre. Un mes después, el 22 de marzo, cayó en manos de la Policía nuevamente otro cargamento de armas como: 29 fusiles de asalto, ametralladoras, pistolas y municiones.

El gobierno del MAS presenta estos datos de incautaciones como si se tratara de algo positivo o un trofeo, cuando se trata de datos preocupantes para la seguridad de la ciudadanía e incluso del Estado. Es una constatación del crecimiento de producción de cocaína, el tráfico de armas y generación de la violencia. Pero, el oficialismo simplemente brinda los datos, no interpreta y menos hace la lectura correcta de la realidad porque no le conviene que se sepa que el narcotráfico es la “industria” que avanza en Bolivia.

En la frontera con Brasil y Bolivia se retrocedió casi al nivel en el que estábamos en los años 80. El narcotráfico campea y la confrontación entre las bandas por cuestiones de tráfico van dejando muertos, que el Gobierno simplemente suma a los datos, no contextualiza ni busca a los “peces gordos” de las bandas. Diputados, conocedores de la zona con hechos de violencia, constataron que en esa población fronteriza “el Gobierno ha reconocido la pérdida de territorialidad en manos del narcotráfico. Es una acertada medida para paliar este fenómeno, pero debe verse este tema con más amplitud”, (registrado en Página Siete). El abogado Alejandro Colanzi en declaraciones a El Deber dijo que las decenas de fusiles y armas de grueso calibre incautadas son “para los cárteles de narcotraficantes… No hay lugar a dudas que estas armas serán utilizadas para cometer ajustes de cuentas y proteger las toneladas de droga que se están fabricando y transitando en el país”.

Esta situación preocupante y peligrosa se agravará con las ventajas que el MAS y su mayoría parlamentaria aprobaron la nueva Ley General de la Coca, que legaliza la superficie cultivable de coca. 10 mil hectáreas más y de éstas siete mil para el trópico cochabambino o el Chapare, lugar de donde sale la hoja de coca para el narcotráfico, según confirmó la ONUDC, que el 94% del producto verde en ésa zona ya no pasa por mercados legales, sino ilegales.

A estas alturas del tiempo y con los datos descritos, es imposible negar que la imagen internacional del país volvió a ponerse en entre dicho por las “ventajas” que el gobierno del MAS ha decidido darles a los cocaleros, especialmente a aquellos que producen la hoja de coca para el mercado ilegal.

Desde el inicio de su administración, Evo Morales siempre realizó acciones gubernamentales en favor de los cocaleros, pero lo hacía de manera moderada. Eso ha cambiado en los últimos años; por ejemplo, la dirigente Margarita Terán, cuyas hermanas fueron capturadas con 145 kilos de cocaína y solo estuvieron presas 90 días, durante un buen tiempo estuvieron “congelada” en actividades dirigenciales y políticas. Sin embargo, volvió a la actividad política y como lideresa de mujeres cocaleras ella recibió en sus manos la polémica Ley de la Coca; incluso, días anteriores, ella advirtió al expresidente Jorge Quiroga con enjuiciarlo, cuando éste reclamó por la aprobación de la norma que legaliza la siembra de más hectáreas de coca.

Las últimas encuestas indican que el poder de Evo Morales está en caída, eso explica que la ciudadanía rechaza la aprobación de leyes que blindan a los cocaleros del Chapare; ¿Qué heredamos los bolivianos? una “bomba” de tiempo complicada de desactivar. Se producirá más hoja de coca que alimentará los mercados ilegales y, paralelamente, el creciente tráfico de armas de guerra al país situación que significa más inseguridad ciudadana, violencia armada entre las bandas. Esta es la Bolivia que nos dejarán los 15 años de gobierno del poder cocalero.

Arturo Murillo P.
Senador de la República

jueves, 23 de marzo de 2017

somos una ciudadanía que nos hemos convertido en instrumento de ese deporte extremo, de hacerlo todo con tal de alcanzar el objetivo, que no es otro que asumir el poder, a como dé lugar. somos un grupo humano con el cráneo trepanado y Karen sigue con lenguaje demoledor mostrándonos las movidas que han creado una situación tal de delicada que cabe sólo buscar lo más importante para Bolivia


DEPORTE EXTREMO

Acostumbrados como estamos a un nivel de novedades nada estimulantes, cada día nuestra autoestima disminuye. Ya no sabemos si somos, nos hacemos, nos creen o qué, pero es muy difícil a estas alturas, ignorar una realidad que no hay como seguir ocultando. En un arranque de lucidez se debe llegar a la conclusión que estamos, todos, siendo utilizados de la manera más alevosa.

El gran y supremo objetivo, es llegar a como dé lugar a que Evo Morales y cía., tercien en las elecciones de 2019. El resto no importa. Pero literalmente,  no importa nada más. En ese cometido, nos vemos todos, arrastrados con la fuerza de un imán gigante, y por ello, no hay nada que se haga, se pueda hacer u ocurra en este país, que esté lejos del objetivo. De "su" objetivo. Somos una ciudadanía que sin querer, y lo que es peor, sin concientizar nos hemos convertido en instrumentos tal como cuerdas de titiritero. Y ahí vamos todos, dócilmente, resignadamente, a formar parte de la gran movida.

Los hay que afirman que ni así, Evo Morales podría ser electo una cuarta vez. Porque supongamos, solo suposición, que hubiera alguna posibilidad de llegar como candidato al 2019, no ganaría esa elección, ni con el concurso de su más celestino tribunal electoral a riesgo de repetir la hazaña de Juan Pereda en 1978 que le tiró más del 110% en una de las páginas más tragicómicas de nuestros ensayos democráticos. Pero ni así. A estas alturas es muy difícil que ni con padrón electoral amañado y  maniobras envolventes bien aprendidas de Venezuela, la aceptación de la ciudadanía pueda pasar por alto, lo que tan claramente y a casi dos años y medio ya es una convicción. Pretendemos que estamos seducidos por la monumental propaganda gubernamental y que somos un grupo humano con los cráneos trepanados. Pero llegado el momento de la verdad, se acabará la pantomima.

Se repite hasta el cansancio que la suerte de Evo Morales está echada. Ya se dijo no, y por más fuegos fatuos de un supuesto pueblo que clama por el "único e irremplazable" candidato, el resultado no varía, sigue siendo no. El día 21 de marzo, equinoccio de primavera, era la fecha tope para que Bolivia presente su último alegato escrito ante La Haya para que Chile lo retruque en el también equinoccio pero de otoño, para dar luego paso a la fase oral del proceso. A la presentación de los alegatos de este 21 de marzo, el gobierno hizo acompañar con una "espontánea" demostración, la indeclinable voluntad de Bolivia de volver a las costas del Pacífico.

No sólo tuvieron la genial idea de la que ni nos dimos cuenta, de llamar a la multitudinaria demostración, la "ola azul". Si no queremos hilar fino está bien. Marea azul, porque azul es el mar cautivo. Aunque en el subconsciente de todos, se asemejaba demasiado a una más de las cientos de concentraciones masistas en esta década fiestera. Pero no contentos con esto, cometen la torpeza de decorar el dramático escenario, exclusivamente con los colores de la whipala, que a una inmensa mayoría ni le va ni le viene, olvidando que el sentimiento de todos está nomas en el rojo, amarillo y verde. O sea, se pretende usar el sentimiento nacional por el mar inculcado desde la escuela, pero dejando de lado detalles importantes que ni para un partido de la selección se pretendería.

Las cosas con Chile están descarriladas. Es una competencia de quien tiene la ocurrencia ofensiva más estridente. Alzar la voz al eventual interlocutor, se ha convertido en un deporte extremo. Es incomprensible que aún sabiendo que lo más probable es que terminen yendo al baile juntos, ambos se esmeren tanto en sacarse mutuamente la mostaza y dándose los más perversos pisotones.  Solo por ver en qué termina esto, si fuera uno de los jueces de Tribunal de La Haya, ya nomás decretaría la obligación de dialogar. Al paso que vamos, con ninguna buena fe y menos con ganas, Chile y Bolivia dejarán de mostrarse los dientes. Cómo lo encaren los chilenos es su asunto. Pero como hará Bolivia para llegar al diálogo más o menos enteros, sí es de la incumbencia de todos. Porque estamos poniéndole el hombro al tema hasta casi sacarnos la piel.

Las cosas han llegado a extremos. Juez chilena, decreta cárcel preventiva para los dos efectivos militares y los siete aduaneros bolivianos detenidos.  Es de suponer que Chile tiene pruebas contundentes de que la detención fue en territorio chileno. La posibilidad del secuestro en territorio boliviano,  abre una gran interrogante. Muy alarmante que la situación se tenga que tensionar al límite. Parece que ha llegado el momento de convocar a los diplomáticos de carrera bolivianos que pongan paños fríos.  Es momento de exigir reflexión y recalcular las cosas. Las próximas horas son de extrema delicadeza. Una pausa a las veleidades prorroguistas, delirios de inmortalidad y otras alucinaciones  deben dar paso a pensar primero, segundo y tercero solo en lo que es importante para el país.

Karen Arauz

martes, 21 de marzo de 2017

con dificultades para adaptar el texto de Franz Barrios a nuestro formato, su artículo sobre Eutanasia, natividad y otros publicado en EJU:TV.

Tras haberse hecho público el texto del PL- de Código de Sistema Penal, pareciera ser que el debate se hubiera resumido a determinados artículos. Situación que inquieta al oficialismo, ya que creen que no se observa el “fondo” de su reforma y se la “minimiza”.

Sin embargo, el oficialismo es incapaz de caer en cuenta que bien pueden ser 2 o 3 artículos los que resuman el “espíritu” de una reforma penal como la que pretenden, en cuanto a lo sustantivo.

Es así que, por ejemplo, el nuevo tipo de penal de aborto (Art.157) autoriza el exterminio del embrión/feto humano por factores socio-económicos, a saber: “por situación de calle o pobreza”, “declare no contar con recursos suficientes para la manutención propia o de su familia”, “sea madre o tenga a su cargo personas adultas mayores, con discapacidad u otros menores consanguíneos o no”, o “sea estudiante”.

Legislación con la que el Estado de Evo Morales, tras evidenciarse el fracaso de su modelo, pretende instituir la EUGENESIA SOCIAL mediante la práctica del aborto sin sanción; motivado esencialmente por situación de pobreza de la progenitora, que en los últimos 11 años no fue beneficiada por la ficta “bonanza económica” que el Gobierno engaña. Ergo, una vez puesta en vigencia la nueva legislación, el Estado estaría imponiendo como condición que “solo tienes derecho a la vida si tu progenitora no es pobre”; “autorizando” destruir una parte de la población “que está por nacer” por situaciones de “pobreza” de la progenitora. Criminalizando la pobreza en el vientre, e incurriendo con ello en un CRIMEN DE LESA HUMANIDAD, de acuerdo al Art.7 (EXTERMINIO) del Estatuto de Roma, por cierto.

Redacción con la cual, los proyectistas, fueron tan improvisados que, en un mismo artículo, según se advirtió, instituyeron el tipo penal y la causal de inculpabilidad. Y gracias a esa supina ignorancia, puesto que la causal de inculpabilidad ahora es contenida en “Ley expresa”, llegado el caso, no se sabrá si uno está ante un eximente de antijuridicidad o ante causal de inculpabilidad; ¡y menos se sabrá si se está frente a las dos anteriores figuras o frente a causal de impunidad!

Finalmente, y fieles a su lógica de instauración de privilegios raciales, legislaron en el Art.29 (circunstancias que eliminan o disminuyen la responsabilidad penal) que la pertenencia a naciones y pueblos indígena originario campesinos, podrá disminuir e incluso eliminar responsabilidad penal. El NCSP restaurará una suerte de “causal de inimputabilidad” para quienes “pertenezcan a naciones y pueblos indígena originario campesinos.” Menciono “restauración” de dicha figura, porque “la inimputabilidad del indio selvático” yacía legislada en el otrora Art.17, inc.5 del Cód.Penal de 23 de agosto de 1972; derogado hace más de 20 años (por la Ley 1768 de 10.03.1997).

Es decir que a quienes aleguen “pertenecer a naciones y pueblos indígena originario campesinos”, no se les podrá exigir “comprender la reprochabilidad o sentido penal de la infracción”, o que “adecúen su conducta a dicha comprensión”. Permitiéndoles cometer una serie de ilícitos impunemente, bajo privilegio. Esto, violando el principio constitucional de igualdad formal de todos frente a la Ley (Art.14, CPE) y el de que a la Ley se la reputa conocida, ¡NO pudiendo alegarse su “desconocimiento”!




lunes, 20 de marzo de 2017

sus estrategas sugieren mostrar fuerza y crear temor, pánico en la población y especialmente hacer desaparecer todo vestigio de oposición porque entonces sólo queda EVO, quién entonces para la presidencia? el único posible...y eso se busca. El Deber de SC

Resulta muy difícil comprender qué está sucediendo en el país con las decisiones que adopta la justicia en asuntos de delicada sensibilidad política, porque son situaciones que pueden generar descontento y malestar general. Nuestro país no ha sido a lo largo de su historia, un modelo de tolerancia ni de orden constitucional precisamente, por lo que preocupa todo lo que pueda provocar inquietud sobre el futuro de nuestra vida democrática.

La condena de 15 años de prisión al ex prefecto de Pando Leopoldo Fernández, cuando se evidencian anomalías que perjudican ostensiblemente al acusado, y la reciente detención preventiva del ex gobernador del Beni Ernesto Suárez Sattori, con argumentos que no parecen en absoluto concluyentes, llevan a reafirmar lo que se manifiesta desde hace mucho, en sentido de que la justicia está siendo presionada desmedidamente por el Órgano Ejecutivo, en contra de lo que norma la Carta Magna.

Si Ernesto Suárez enfrenta más de 30 procesos abiertos que lo someten a permanentes audiencias en los tribunales -como es también el caso del gobernador cruceño Rubén Costas-, no parece nada convincente que se lo haya detenido ahora por acusaciones que resultan del todo baladíes, como son las supuestas contradicciones en la información sobre la dirección de su domicilio y la naturaleza de su fuente de trabajo en Trinidad. Eso deja una sensación muy negativa, de verdadera alarma en la opinión pública.

Si existen acusaciones sobre presuntas ganancias ilícitas y otras sobre temas diversos con mayor o menor gravedad contra Suárez Sattori, ¿cómo se puede aprehender a una persona, aunque sea con carácter preventivo, por inexactitudes sin mayor interés? ¿Por qué no se comprueban las denuncias de esa treintena de casos pendientes si estas tienen asidero? ¿Por qué llegar a la chicana jurídica que resulta tan visible? Eso es posible, solamente, si, como denuncia el propio ex gobernador, existe un interés manifiesto en inhabilitarlo políticamente. 

viernes, 17 de marzo de 2017

Evo se estrella contra Cochabamba. Evo ataca a las instituciones de la llajta. las acusa de actuar, nada menos a favor del narcotráfico, en contra de la norma aprobada hace pocas horas. acusa al Alcalde Leyes de engañar a los transportistas, como si éstos fuesen niños menores de edad. Evo anda mal, en lugar de debatir el contenido de normas nada populares ni consensuadas.


Morales acusa a Alcaldía de Cochabamba y Comité Cívico de defender el narcotráfico


La Paz .- Km. cero , El Presidente Evo Morales hoy al ingresar a palacio para una reunión con los jefes de bancada (ABI)

    La Paz, 16 mar (ABI).- El presidente Evo Morales acusó a la Alcaldía de Cercado y al político Comité Cívico de Cochabamba de “defender al narcotráfico”, en el fondo de la inopinada huelga contra la Ley de Sustancias Controladas que se registra el jueves en esa ciudad central a 400 km al este de La Paz, y de “usar y engañar” a los chóferes que se tomaron calles y avenidas.

En manos del conservador José María Leyes, “la Alcaldía de la ciudad de Cochabamba defiende ahora el narcotráfico”, afirmó Morales en declaraciones a la ABI.

“Junto al Comité Cívico, la Alcaldía, engañando, usando a los transportistas, hacen una huelga contra la Ley de Sustancias Controladas. Son, entonces, los verdaderos defensores del narcotráfico. Parece (la de la Alcaldía de Leyes) una lucha enmascarada contra las leyes que combaten el narcotráfico”, lamentó el jefe de Estado.

Al convocar a una protesta contra la Ley de Sustancias Controladas, la Alcaldía y el Comité Cívico se convierten en “los verdaderos defensores del narcotráfico; parece una lucha enmascarada contra la ley contra las drogas”, agregó.

El mandatario hizo notar que su oposición de derechas perdió la línea cuando atacó, la semana pasada, la puesta en vigencia de la Ley de la Hoja de Coca, que homologó el cultivo de 22.000 hectáreas en los Yungas y en el Chapare y, días después, se opone a la Ley de Sustancias Controladas o precursores para la fabricación de drogas que, tras recibir la aprobación de la Asamblea Legislativa, se ponía en trance de promulgación.

La protesta, sostenida parcialmente por los chóferes del transporte público, tornó irregulares las actividades en la ciudad de Cochabamba, la cuarta más poblada de Bolivia.

El Presidente recordó que en 1988, en medio de los gobiernos de derechas, la Organización de Naciones Unidas (NNUU) contó 55.000 hectáreas de coca en Bolivia, casi 4 veces más de que lo permitía la derogada Ley 1008.
Morales, cuyo ministro de Gobierno, Carlos Romero, explicó a principios de semana a la comunidad internacional, reunida en Viena, el carácter de la Ley de la Hoja de Coca, que ratificó los cultivos de los Yungas y homologó el cato de coca en el Chapare, vigente desde 2007, dijo que Bolivia ha defendido, nada más, su identidad y dignidad.
“Hemos defendido la planta milenaria, la “Mamacoca”, madre de la dignidad, dueña de nuestra identidad”, afirmó el gobernante indígena de izquierdas.

La huelga en Cochabamba se mantuvo pese a que el Legislativo boliviano reformó la víspera, ante de aprobar la Ley de Sustancias Controladas, los artículos 49, 68, 76, 91 y una disposición adicional,  que vulneraban la presunción de inocencia y el debido proceso, de acuerdo con representantes de  los gremios de transportistas.

miércoles, 15 de marzo de 2017

Karen justamente indignada por la mayor frecuencia de denuncias por trata de personas, pide no tardar en el auxilio para salvar incluso la vida. escuchemos sus reflexiones.


LO IMPERDONABLE

La última semana, La Paz ha sido sacudida por una angustiante situación debido a la desaparición casi simultánea de tres jóvenes mujeres extrañamente en un mismo barrio residencial que encendieron las alarmas no solo de los organismos de seguridad sino de la población toda. Las redes sociales que son un instrumento muy ágil, viralizó las denuncias oficiales ante la FELCC,  como inmediato eco para su divulgación.

Nadie permanece indiferente ante la posibilidad de estar enfrentando un caso de trata de personas. La desaparición de una mujer o peor de un niño, inmediatamente sobresalta a la sociedad. Nadie jamás, puede quedar indiferente ante lo trágico que significa para una familia, la súbita desaparición de uno de sus miembros. Esta situación equivale a una tortura indescriptible. La madre de una niña desaparecida sin rastro hace ya varios años, me dijo lo que nunca nadie debería tener que decir: preferiría saber que mi hija está muerta a saberla desaparecida sin conocer su destino, con la incertidumbre sobre lo que ha pasado o que podría estar pasando aún con ella.

El tema de la trata y tráfico de personas , es con el narcotráfico y el tráfico de armas, el negocio que mueve fortunas de miles de millones y que expone lo peor y más bajo del ser humano. Todas estas formas de criminalidad, están ligadas íntimamente. Donde hay tráfico drogas, lo hay de seres humanos. Este flagelo está como las otras, manejada por mafias criminales de tentáculos de  inimaginable alcance. Ninguna actividad criminal se puede equiparar, por lo que es lógico considerarla la peor de todas. Es lógico que ante la nula  posibilidad de frenar esta situación ni como Estado, menos como sociedad civil, prefiramos negar, ignorar o minimizar. Lo que debemos afrontar, es el hecho que  el tráfico de seres humanos, no sólo está relacionado  a la trata de mujeres con fines de explotación sexual. La trata involucra entre otros, trabajos forzados, niños obligados a mendigar en grandes urbes, e inclusive tráfico de órganos.

La trata de personas es posiblemente la mayor de las violaciones a los Derechos Humanos. Todos los países del mundo, sobre todos los con mayor índice de pobreza, escasa institucionalidad y ausencia de un Estado sólido, son los más susceptibles a caer en las garras de esta plaga. La movilidad de víctimas es incalculable.  Víctimas de tráfico de los países africanos, pueden ser trasladados sin dejar huella en horas a países de Europa. Una vez que la persona pasa a formar parte, es casi imposible seguirle el rastro. Si bien existe tráfico local, fronterizo, las posibilidades ciertas de que sean llevados a otros continentes, hacen de su rastreo un fin inalcanzable. El número de traficantes criminales que efectivamente son apresados, es ínfimo en relación al número creciente de damnificados.

El último informe de 2014 de la UNODC que es el órgano de las Naciones Unidas contra la Trata y Tráfico de Personas, acusa el grave estado de la situación en el mundo entero. La poca o ninguna información que están dispuestos algunos países a aportar, hace muy difícil el seguimiento y las posibilidades de desbaratar bandas organizadas y protegidas criminalmente, hace de la prevención y el cuidado, la mejor arma para evitar que esta actividad de dimensiones trágicas, golpee sin piedad a las familias.

La reacción inmediata de modo que se actúe con celeridad es imprescindible. Por ello, cada vez que una persona desaparece inexplicablemente, su entorno y la policía sabe, que la diferencia está en  cuestión de horas.

No se puede seguir aduciendo ignorancia de la gravedad de este tema para tomarlo a la ligera. Es por ello que es impostergable crear conciencia que este es un peligro que puede golpear a una familia con una mujer de 20 años o con un niño de 8. Nadie está libre de pasar a engrosar las estadísticas. Situaciones como la vivida hace unas horas en la ciudad de La Paz, en la que dos jóvenes mujeres, escapando de situaciones familiares y personales, optaron por desaparecer voluntariamente y sin explicaciones, está en el límite de una actitud delincuencial. Ambas mayores de edad, con la plena libertad de abandonar el seno familiar en búsqueda de su independencia es comprensible desde todo punto de vista. Lo que es imperdonable, es  que la alarma que causaron en autoridades, la zozobra en su entorno y en la sociedad en su conjunto, sean incapaces de reflexionar. Una llamada telefónica o una nota, hubiese sido suficiente para que se frene el esfuerzo oneroso e inútil de la policía que tanto se necesita para atender casos como el de Brenda Reyes, a tiempo de evitarle a su familia, un dolor y una preocupación profunda que no han sido capaces de aquilatar.

 No es la primera vez que cientos de personas a través de la redes sociales, concurren en auxilio desinteresadamente. Esto tiene que acabar. Cada cual está en su derecho de tomar las decisiones de vida que más le convenga, pero es bueno dejar muy en claro, que los derechos de ellas, terminan donde empiezan los derechos de los demás.

Karen Arauz

lunes, 13 de marzo de 2017

Felicitar a Harold Olmos su constancia en el seguimiento del "juicio del siglo", sin desmayar y con la misma precisión de su primera crónica varios años ha. ahora hay novedades sacudones sin haber conseguido nada, las dudas se no haber sustancia para mantener este juicio que le cuesta al Tesoro un ojo de la cara, son muchas.Veamos:

El Juicio del Siglo recobró ímpetu estos días sustentado por elementos novedosos que avivaron en la memoria colectiva de Santa Cruz el episodio brutal del Hotel Las Américas y sus secuelas, cuyos traumas aún perviven, a casi ocho años del acontecimiento.

Uno de los 39 acusados en el mayor juicio penal de la historia boliviana fue encumbrado como Vicepresidente del Comité Cívico pro Santa Cruz, la más influyente y institución cívica de la región oriental. Durante una apretada licencia de la prisión de Palmasola, Svonko Matkovic Ribera juró al cargo el martes en una ceremonia colmada de significación por el desafío de apuntalar banderas que para el gobierno central eran anatema hasta no hace mucho. Al grito de autonomía, ahora expandido a todo el país, se suma el reclamo por un “pacto fiscal” equitativo que asigne a la región más libertad para administrar los recursos del impuesto a los hidrocarburos. El joven de 38 años recibió autorización para asistir a la ceremonia de su posesión como dirigente cívico apenas un par de horas antes. Matkovic Ribera es parte de la nueva directiva de la organización, ahora presidida por Fernando Cuéllar para una gestión de dos años.

La designación unánime de Matkovic por las instituciones representadas en el comité subrayó el rechazo a la acusación gubernamental de que desde Santa Cruz se conspiró para desencadenar una campaña terrorista y dividir al país. De la acusación inicial ha desaparecido por insustentable el cargo de que los supuestos insurrectos urdían el asesinato del presidente Morales.

Su redactor original, Marcelo Soza, decidió que no habría cómo probar una tesis de magnicidio. Las autoridades, sin embargo, recurren a menudo a la idea de que la eliminación del presidente era parte de los objetivos para dividir Bolivia que atribuyen a Eduardo Rózsa Flores. El personaje murió ejecutado durante la incursión de la policía en el hotel donde estaba alojado junto a cuatro acompañantes, dos de los cuales también murieron acribillados a tiros. Todos estaban en paños menores o desnudos. Los dos sobrevivientes, al cabo de seis años de negar la acusación, se declararon culpables, salieron en libertad condicional y después fugaron del país.

En más de tres años, desde que el juicio oral fue abierto en Santa Cruz, el Ministerio Público no ha conseguido consolidar su causa, pues son cada vez más fuertes las dudas sobre la tesis del gobierno, cuyo mayor detractor es el ex fiscal Marcelo Soza, ahora refugiado en Brasil. Soza ha dicho que la tesis acusatoria fue elaborada bajo presiones del gobierno para inculpar a los líderes cívicos de Santa Cruz.

La ceremonia de posesión de Svonko Matkovic, quien estuvo rodeado de toda su familia, fue una de las más concurridas en muchos años y una señal de que el impacto del asalto al Hotel las Américas y todas sus secuelas aún están latentes en esta región. Aunque Matkovic ha prometido que se empeñará a fondo para ser una pieza directiva útil para el Comité, nadie duda que su designación en el directorio que ahora preside Fernando Cuéllar es un mensaje de que las instituciones cruceñas no han olvidado la zozobra que vivió la región tras los acontecimientos de abril de 2009.

El interés por el juicio fue atizado al comparecer entre los testigos de descargo el ex viceministro de Régimen Interior Gustavo Torrico Landa, ahora asambleísta departamental de La Paz. En la tarde del viernes, la ex autoridad de gobierno refirió que un amigo que no identificó le había contado que cuando arreciaban las convocatorias para que personajes de Santa Cruz fuesen a declarar a La Paz le preguntó al ex dirigente deportivo Juan Carlos Guillén por qué no estaba entre los convocados.
“¿Acaso yo soy c…”, le había contestado para agregar su ausencia de esa lista era porque había pagado 80.000 dólares a Marcelo Soza.

La afirmación del ex Viceministro reabrió en la audiencia del juicio el tema de las denuncias de soborno y la extorsión que ha acompañado al mayor caso penal de la historia boliviana. Hasta ahora, las únicas denuncias conocidas en el juicio habían sido formuladas por el ex dirigente cívico beniano Alberto Melgar Villarroel y Svonko Matkovic Fleig, ex prefecto de Santa Cruz y padre del nuevo vicepresidente cívico.
Matkovic Fleig dijo que hubo otros sobornados por una red que atribuyó al ex fiscal, pero nadie más ha vuelto a hablar de la cuestión, hasta la mención de Torrico Landa, cuya declaración fue suspendida hasta la próxima serie de audiencias, prevista a partir del 20 de marzo.

http://haroldolmos.wordpress.com