Páginas vistas en total

miércoles, 28 de marzo de 2007

Réplica al veto bushiano, la desobediencia civil

Los Demócratas han fijado el primero de septiembre del 2008 como fecha límite para el retorno de los soldados que cumpliendo órdenes del Pentágono se encuentran ocupando Irak. Le respuesta del Presidente ha sido "vetaré la medida" y la contra réplica no se ha dejado esperar. "Ordenaremos la desobediencia civil" recurso extremo que posee los pueblos para oponerse al poder constituido.
Veamos cómo está la situación: Bush criticó que, en vez de aprobar una ley de gastos de guerra "sin ataduras ni demoras", los líderes demócratas de la Cámara Baja decidieron "hacer una declaración política".

Pidiendo que se deje de lado la "politiquería" y se trabaje de forma bipartidista, Bush reiteró la advertencia del Pentágono de que las tropas necesitan fondos suplementarios para antes del 15 de abril próximo o de lo contrario "afrontarán interrupciones significativas" en el campo de batalla.

Bush advirtió en que sólo aceptará un proyecto de ley "sin condiciones, sin restricciones y sin gastos superfluos" que no guardan relación con la financiación de la guerra en Irak.

La Cámara de Representantes aprobó, con 218 votos a favor y 212 en contra, un total de 124.000 millones de dólares en gastos suplementarios para las operaciones militares en Irak y Afganistán para el año fiscal en curso. Pero, y para salvar su "imagen electoral" los demócratas también incluyeron la exigencia de que las tropas de EEUU se retiren de Irak para antes de septiembre de 2008.
Para los republicanos, la exigencia demócrata sólo beneficia a los "terroristas de Al Qaeda".

El legislador demócrata Paul Hodes (Nuevo Hampshire) dijo en un discurso radiofónico que el plan aprobado el viernes responde a las inquietudes del electorado a favor del cese de la campaña bélica en el país árabe.

"Con nuestro voto de esta semana, estamos ayudando a nuestras tropas, protegiendo a nuestros veteranos y luchando para poner fin al derroche (de fondos), fraude y abuso", dijo Hodes, al remachar que, en el cuarto aniversario de la invasión, la política de Bush en Irak ha sido un fracaso.

Aún falta el pronunciamiento del Senado lo que puede ocurrir dentro de las próximas horas, así el congreso podría emitir un mandato contundente, pero subsistiría el veto si acaso no se reúne los dos tercios, que significaría la imposibilidad de vetar la medida por el Presidente. Esto que referimos nunca ha sucedido en la historia norteamericana, pués tendría inmediatas y dramáticas consecuencias, como para provocar el suicidio de Bush y su renuncia a la Presidencia.

Por su parte, la CIA, el Pentágono y la Casa Blanca están trabajando en todos los frentes para provocar incidentes en Irán próximo escenario de otra guerra que opacaría la de Irak y si bien le sacaría las manos del fuego a George Wáshington, nadie sabe a ciencia cierta lo que podría pasar en el mundo. Dios nos guarde!

No hay comentarios: