Páginas vistas en total

viernes, 24 de junio de 2016

frase feliz de Winston: "proceso de cambio sinónimo de relevo de rateros" que pinta de cuerpo entero "el desarrollo del MAS en el poder" trajo ilusión esperanza y pronto terminó haciendo lo que otros, robar, robar y robar a manos llenas

El club de las potencias desarrolladas, o por lo menos como economía emergente. Después de suspender a la mona mayor, hasta el mono reemplazante estaba en la cuerda floja del palio corrupto que comprometía a toda su clase política.  
Otro punto débil eran los fiscales y los jueces renuentes a vivir con la conciencia tatuada por la deshonra de una pesquisa sesgada o una sentencia prevaricadora en favor de poderosos. El estudio de caso era otro país de monos vecino. Era cuestión de tiempo que involucrasen en su corrupción asesina a monos ministros y a la mona presidenta.
Un tercer punto débil era que los poderosos creían que detentarían el poder para siempre y así sería fácil “blanquear” la plata sucia. Era la situación del planeta suyo, que había resbalado de un corrupto socialismo de dientes para afuera a un podrido capitalismo autoritario y abusivo. ¿Seguirían sumisos los fanáticos del Gobierno, confiados en el blablá de un proceso revolucionario de cambio? ¿Se quitaría el pueblo la venda de los ojos por la supuesta sensibilidad a los pobres, con cuya falta se había denostado a políticos anteriores y se vapuleaba a opositores actuales?
 Había otros puntos débiles. La gestión de un mono similar, pero en otro país, era puesta en duda por la oposición y el sector privado; decían: ¿se habría gastado el Gobierno los ahorros de su país en los últimos años? La respuesta la daba otro país lejano que siendo más pequeño, pero que su población indígena era parecida, aunque no sufrió la guerra interna que cometió genocidios sobre los desvalidos. Allí, el botín del saqueo de ese país incluía mansiones, joyas y cirugías estéticas en una clase política acusada de enriquecimiento ilícito, lavado de dinero, cohecho activo y asociación ilícita. ¿Sería su patria la siguiente en el rosario de penosas situaciones por el mal gobierno, que no sólo abarcaba a los nuevos salvadores de la patria, falsos socialistas que eran?                                                 
Desperté sudando frío. Debe ser la edad, pensé. Últimamente estoy dado a los sueños, y un sueño que no se interpreta es como una carta que no se lee, dice el Talmud. Hay que darle una razón, ¿pero qué más racional que atenerse a refranes, perlas que son de la sabiduría popular? Ahí está, por ejemplo, “dime con quién andas y te diré quién eres”. Otro es “a buen entendedor, pocas palabras”.
Si el Foro de São Paulo proveyó molde en el que, en el país, costuraron camisa de fuerza autocrática, con hedor de corrupción generalizada y manejo mañoso de medias verdades de un “Proceso de Cambio”, ¿aprendería el pueblo que dicho proceso no fue más que otro “relevo de rateros”?
Si otrora el aliado estrecho del Gobierno era Hugo Chávez, ¿querrá decir esto que en el futuro se verán días sin papel higiénico, colas en mercados, despelotes en calles y muertes por doquier en el país? Si el padrino ideológico del “proceso de cambio” fue Lula da Silva y se develó el  “Mensalão” , luego el  “Petrolão”  que hoy pringan a su clase política, ¿será que en su país sucedería lo mismo?
Si en un país de monos vecinos retiraron de la Casa Rosada gigantescos retratos de Perón, Evita, Che Guevara, Hugo Chávez, Bolívar y San Martín (estos dos últimos, porque justos pagan por pecadores), ¿sería retirado el retrato del Che del Palacio Quemado y devolverían honores a los bolivianos de la campaña de Ñancahuazú? 

El autor es antropólogo.

No hay comentarios: