Páginas vistas en total

martes, 11 de enero de 2011

"el que las busca las encuentra" respuesta clarísima a García Linera del Vicepresidente Franco. cada palabra vale oro. ABC Color


El vicepresidente de Paraguay, Federico Franco, pidió a su homólogo Álvaro García Linera, ocuparse de la "grosera injerencia" de Bolivia en el caso del pedido de refugio del ex gobernador del vecino país, Mario Cossío.

Franco, quien no oculta sus desavenencias con el presidente paraguayo, Fernando Lugo, aseveró en declaraciones reproducidas hoy por el diario asunceño ABC Color que García "debiera preocuparse de su funcionaria", en alusión a la ministra boliviana de Transparencia y Lucha contra la Corrupción, Nardi Suxo.

El segundo del Ejecutivo paraguayo consideró que Suxo, quien la semana pasada entregó los antecedentes sobre el caso Cossío a varias autoridades paraguayas en Asunción, "vino a tener una clara y grosera injerencia política en cuestiones de la independiente y soberana República del Paraguay".

"Eso sí es injerencia política y eso sí debiera preocuparle al vicepresidente" boliviano, arremetió Franco, cuyas anteriores declaraciones de apoyo al refugio de Cossío habían generado protestas de su homólogo del vecino país.

No obstante, agregó que las opiniones de autoridades circunstanciales como las del caso de los vicepresidentes "de ninguna manera deben manchar las relaciones absolutamente armónicas y profesionales que tienen los pueblos de Paraguay y de Bolivia".

Cossío, ex gobernador del departamento de Tarija, opositor al Gobierno del presidente de Bolivia, Evo Morales, y destituido por presunta corrupción, llegó hace tres semanas a Paraguay y fue beneficiado con un "refugio provisorio" de noventa días otorgado por la Comisión Nacional de Refugiados (Conare).

Este organismo prevé reunirse por segunda vez el viernes próximo para analizar la situación del boliviano, que se declara perseguido político en su país.

El ex gobernador fue reconocido en la víspera en un acto como "huésped ilustre" del departamento Central, aledaño a Asunción. Cossío huyó de su país tras ser relevado del cargo por la asamblea regional de Tarija, controlada por el oficialismo y sus aliados, luego de ser denunciado por presunta corrupción.

La Comisión Permanente del Congreso paraguayo resolvió hace dos semanas apoyar el refugio político al ex gobernador, argumentando razones legales además de "la tradición de Paraguay en materia de otorgamiento de seguridad personal a ciudadanos de otros países que se sientan perseguidos políticamente".

No hay comentarios: