Páginas vistas en total

miércoles, 23 de mayo de 2007

Medular análisis de sucesos en Líbano

Los c.c. de IAR Argentina de nuevo están acertados en el análisis de los acontecimientos en Líbano que han producido más de 100 muertos. En suma se observa el movimientos de tropas libanesas bajo un esquema compartido de Israel y Estados Unidos para escalar la guerra en Medio Oriente. Se inventan un grupo hasta ahora desconocido Al Fatah II o cualquier nombre, (dizque célula de Al Qaida) que discrecionalmente revive o desaparece, se anuncia que tropas norteamericanas podrían desembarcar en Líbano para combatir a los palestinos olvidados desde siempre en unos campamentos donde vegetan unos 40 mil seres, sin poder regresar a su Patria, todo dentro de un plan maquiavélico para provocar al Hizbolá que venció a los soldados judíos por primera vez desde la creación de Israel y llegar a Siria responsable según la dupla de los incidentes cada vez mayores en Irak. El análisis es escalobriante a la luz de los acontecimientos. Veamos:
Todo "cierra" para que Israel y EEUU recreen su viejo proyecto de combatir al "terrorismo" e imponer la "democracia" en Líbano: Tres días de "violencia" y de destrucción, más de 100 muertos y decenas de heridos, combates encarnizados entre el ejército libanés (defensor del orden constitucional) y de un casi ignoto grupo "extremista" (el "terrorismo" desestabilizador), son suficientes para que la Casa Blanca, Tel Aviv y la Unión Europea (el eje asociado sionista) salgan (como salieron) a elogiar la efectividad represiva del ejército libanés y a condenar al "extremismo" islamista, como de costumbre vinculado con la omnipresente "Al Qaeda".

"Los extremistas que están tratando de derrocar esa joven democracia tienen que ser dominados", dijo George W. Bush (coreado desde Europa e Israel) , quien lamentó la "presión de fuerzas extranjeras en territorio libanés".

El condimento de costumbre: grupo "terrorista" +"violencia" = Siria, Irán, Hezbolá y los grupos "extremistas" islámicos "desestabilizando Líbano".

Cuando la CIA y el Mossad asesinaron a Rafic Hariri, en el 2005, ese fue el argumento que utilizó el eje Washington-Tel Aviv-Unión Europea para (y utilizando al Consejo de Seguridad de la ONU) expulsar a las tropas sirias e instalar un gobierno títere con Fuad Siniora y los sectores "antisirios" asociados a Israel y EEUU.

¿Terrorismo" a la medida USA-CIA-Mossad para rescatar y darle aire al decadente, desprestigiado, y acorralado gobierno de Siniora que tras el genocidio militar israelí en Líbano de agosto pasado todavía no pudo "desarmar" a Hezbolá que hoy lidera manifestaciones masivas pidiendo su renuncia?

¿Cómo puede explicarse que el ejercito libanés, con un potencial militar casi a la altura de una fuerza de boy scout, que permaneció pasivo y escondido durante el genocidio aéreo israelí, hoy se convierta en una "fuerza modelo" para combatir al "terrorismo" que quiere "terminar con la democracia" del gobierno "antisirio", según Bush?

Dime quien te elogia y te diré quien eres: Cuando la dupla Tel Aviv-Washington fracasó con su plan A militar para destruir a Hezbolá y terminar con su aparato político-militar, inmediatamente apareció el plan B (la división y el enfrentamiento interno) con el gobierno de Siniora y el ejército libanés como los instrumentos esenciales para aislar y derrotar a Hezbolá en su propio terreno.

El crecimiento del prestigio social y de la capacidad militar de la guerrilla chiíta, el entretejido de una poderosa y masiva oposición al gobierno títere pro-Washington y anti-Siria, le quitó sustento a Siniora y a su administración para cumplir con el objetivo de "desarmar" a Hezbolá que le había encomendado el eje Washington-Tel Aviv-Unión Europea, apoltronado en el sillón de la ONU y manejando las célebres "resoluciones" del Consejo de Seguridad, y que, durante 34 días dejó que la aviación judía masacrara a 1.300 civiles y convirtiera a Líbano en escombros.

Cuando el eje EEUU-Israel, con sus tanques, aviones y bombas de racimo fueron derrotados en Líbano por los "topos" de Hezbolá (que emergían y volvían a desaparecer en sus túneles secretos), fuentes de la inteligencia árabe salieron a advertir que Washington y el eje sionista habían comenzado un "plan terrorista" para desestabilizar Líbano y justificar su ocupación total por una "fuerza militar internacional" activa como ya funciona en Afganistán y en otros lugares.

En principio, Hezbolá con su enorme prestigio social y político (ganado por su heroica defensa de Líbano) , convertida en vanguardia activa de las movilizaciones populares masivas contra el gobierno títere de Siniora, ya no puede ser encuadrada dentro de la calificación de "organización terrorista" que originalmente le atribuían Washington-Tel Aviv y el eje sionista europeo.

(Vamos a completar en una segunda parte esta visión medular)

No hay comentarios: