Páginas vistas en total

sábado, 23 de marzo de 2013

Oruro nos da una pauta. que es posible doblar el brazo del poder, nada menos que en su propia cancha donde todos "son masistas o parecían serlo" a la hora de la prueba están por "Juan Mendoza" no por el otro (el penoco)

En Venezuela, el presidente-candidato Nicolás Maduro, menciona el nombre de Hugo Chávez hasta 200 veces al día en sus discursos. Y seguramente esa frase tan repetida “No se puede entender” está retumbando en los pasillos palaciegos de Bolivia, luego del revés que le dio  el departamento de Oruro a uno de sus hijos predilectos, al elegir el nombre de un ilustre difunto en lugar del caudillo que pone su mote a todas las canchitas, coliseos, escuelas y puentes que inaugura todos los días en el país. En Oruro, el masismo ha arrasado en todas las elecciones. En esa región casi todos los senadores y diputados son oficialistas y por supuesto, también los asambleístas que aprobaron una ley para cambiar el nombre al aeropuerto y que ahora se han visto obligados a borrarlo con el codo. No se puede entender que un problema aparentemente menor, hubiera despertado tanto malestar y que haya desatado un conflicto que tendía a incrementarse. No se puede entender que le hayan doblado el brazo al presidente en su propia casa. Lo que sí comienza a entenderse es que a los bolivianos, incluso a los más leales, les está comenzando a rebalsar el abuso de poder que se ha estado campeando en estos siete años.

No hay comentarios: