Páginas vistas en total

sábado, 1 de mayo de 2010

ahora se viene lo inevitable. la lucha por el poder. aymaras contra quéchuas y todos los demás. Sucre


La violencia se apoderó ayer del XIII Congreso Ordinario de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB) cuando la delegación de La Paz impidió que el presidente del Presidium, Dionisio Javier, de Cochabamba, sea posesionado, motivo por el que fue suspendido.

Los delegados paceños y orureños llegaron a Sucre resueltos para llevarse la máxima cartera ejecutiva de la representación campesina del país y cuestionaron al ejecutivo saliente, Isaac Ávalos, de intentar manipular el congreso, para impedir ese propósito. El destino del congreso es incierto.

La reunión comenzó accidentada puesto que los organizadores tardaron toda la mañana y parte de la tarde en acreditar a los 1.850 delegados titulares de los nueve departamentos del país. En la mañana estaba previsto el informe de gestión de Isaac Ávalos, para iniciar con la deliberación de las nueve comisiones, pero nadie esperaba la crisis.

Cerca de las 18.00, cuando se concluyó con la elección del Presidium, la delegación paceña reaccionó airada porque su candidato para dirigir el ente rector del congreso, Francisco Condori, quedó en segundo lugar tras la votación de los delegados. En medio de la rechifla de los representantes paceños, Isaac Ávalos se apresuró en posesionar a los miembros del Presidium, a quienes encomendó conducir el acto hasta alcanzar el final.

El titular del Presidium, Dionisio Javier, no pudo instalar el congreso porque los delegados aymaras se lo impidieron. A la rechifla inicial, le siguieron los insultos y las acusaciones de “manipulación” contra Ávalos, volaron sillas y botellas hasta la testera y hasta averiaron el equipo de amplificación (el causante fue detenido por la policía sindical). Los congresistas paceños provocaron el caos en el coliseo polideportivo de Garcilazo ante el reproche de las demás delegaciones.

Los congresistas paceños afirmaron que los representantes de las 20 provincias se reunirán hoy para consensuar al candidato que pretenden ungir “por las buenas o las malas”. Algunos dirigentes revelaron que Milán Berna, de Pacajes, o Ismael Quispe, de Ingavi, están en carrera por la directiva. Las otras delegaciones reprocharon la actitud de los aymaras.

Los delegados aymaras quieren tomar la dirección de los campesinos.

No hay comentarios: