Páginas vistas en total

lunes, 12 de septiembre de 2016


La peligrosa utilización de la justicia para “reivindicaciones propias”


Carlos Federico Valverde Bravo


La Ministra de Informaciones, Marianela Paco ha decidido remitir al Comité Nacional Contra el Racismo una denuncia que “deberá analizar y pronunciarse sobre discriminación” de parte de quienes, según ella, “han circulado mensajes en contra de ella en redes sociales, algunos de ellos, precisó, hacían alusión a su sombrero, lo cual consideró una ofensa a su identidad”.
Se sabe que son como 8 personas, 7 de ellos, políticos y, para variar, yo, el periodista Carlos Valverde, a quien la Ministra ha identificado como “ex agente de inteligencia” (cosa que no he sido nunca) y no como periodista, aspecto que podría entrar en una larga discusión sobre discriminación a mi persona, cosa que no voy a hacer.
Lo que si voy a hacer, es expresar mi preocupación por lo que considero una peligrosa utilización de la justicia “desde el Poder Político”, por varias razones que explico:
1.- Evidentemente se puede encontrar en Redes Sociales insultos dirigidos a la Sra. Paco y a otros políticos, los hay contra oficialistas y opositores, así como a periodistas y futbolistas, pero creo que son los menos. Ello no da, para buscar la “politización de la Justicia” de parte de la Sra. Paco, por lo que se dice de ella (por parte de miles de personas).
Cuando la Sra. Paco identifica a 8 personas (de entre miles) denota una clara utilización de la Justicia para buscar la invalidación de esas personas específicamente que, en algunos casos son opositores políticos claramente identificados y, en mi caso, un periodista crítico al Poder.
La señora Marianela Paco no entiende que en el caso de autoridades públicas estas están sometidas o son sometidas a satitrización y no se trata de un asunto de discriminación, dado que ella es una alta autoridad de Estado y no existe relación directa con ella como para “discriminarla” (si de algo se hace sátira en el mundo, es de los políticos y mandatarios, no creo necesario citarlos).
La Señora Paco considera que las sátiras, las bromas referidas a su sombrero “ofenden su identidad”, cosa que es muy “política” de su parte y, relativa en su valoración; habría que encontrar expertos (a lo mejor recurrir a antropólogos) que logren hacer ver que el sombrero de la señora Paco es parte de su “identidad”, la cosa que es muy subjetiva; para muchos de los que hemos satirizado sobre el sombrero eso no tiene otra cosa que un valor de “moda” o, como se dice en inglés, “fashion” pero no tiene que ver con “discriminación ni tiene que ver con su “condición de mujer”, porque hay miles de pruebas de que hemos criticado o satirizado (al menos en mi caso) a hombres con y sin sombrero, con corbata o con poncho, de manera que no hay razón para que la JUSTICIA reciba la denuncia pero, sabemos que una JUSTICIA amenazada, agredida y sojuzgada bien puede dar lado al objetivo político de la Sra. Paco que, seguramente embosca una instructiva política en una queja que no tiene pies ni cabeza.
En mi caso, la señora Paco ha usado los espacios que se le brindan para insultarme y lanzar infundios sobre mi, la entiendo, creo que a ella le ordenan que lo haga y ella, obediente, lo hace; yo soy periodista y se que son las reglas del juego, yo critico y desde el Poder me insultan, no es la primera vez ni va a ser la última, el Poder, en este y otros Gobiernos y en diferentes niveles actúa siempre de la misma forma, de todas maneras, nunca se había atentado contra la nobleza de objetivos de la Ley contra la discriminación y el racismo sometiendo a la Justicia ante el Poder Político, cuando esa Ley tiene objetivos reparadores de verdaderos daños morales y personales a gente que, en condiciones de inferioridad social, económica o de poder (por dar algunas situaciones) se ve menoscabada en sus derechos.
La Señora Paco pretende usar a la Justicia para anular o dañar al que ella considera su oponente político, cosa que no es mi caso, porque ella y el Gobierno se van el 2019 y yo seguiré siendo crítico con el Gobierno que venga, como lo he sido con J Quiroga, con Sánchez de Lozada, con Carlos Mesa, con E Rodríguez Veltzé y con Evo Morales (aún cuando me invitó, personalmente a su posesión como Presidente) y a nivel departamental, con R Costas, Percy Fernández, M Reyes Villa y otros.
Ese es el rol del periodismo, analizar lo que hace el Poder y ser crítico con él, fundamentar y respaldar lo que se dice, por supuesto, en mi caso, he escrito varios libros en la gestión Evo Morales, de manera que respaldado está el trabajo y, durante casi 2 años he escrito 2 espacios críticos y satíricos “AJA” y “La Columna Jónica” en las páginas de Facebook y algunos muros periodísticos, de manera que sólo la inquina personal de la Sra. Paco puede justificar su desacertada intención de manejar la Justicia. (iba a definir inquina pero, a lo mejor da para más “requerimientos” a la Justicia).
Hacer sátira es parte de la actividad del periodista, los periódicos lo han hecho con relación al Presidente, a los Gobernadores y, hasta la misma Sra. Paco y en varios de ellos, su sombrero tiene mucho que ver; hay decenas de ellas y eso seguirá siendo así. Probablemente si la Sra. Paco fuera una Ministra menos polémica en sus declaraciones públicas y no tan confusa, lo que diga pudiera tener mayor importancia que su “cuidado atuendo” y aparente necesidad de estar “a tono” entre el sombrero y su vestimenta, ese es un hecho notorio y no hay manera de no referirse a ello; que ahora se nos venga a decir que el sombrero tiene directa relación a la identidad no es muy convincente, se lo ve, en todo caso, simplemente como una excusa para “invalidar” justicia mediante, a un periodista y a 7 u 8 políticos, claramente identificados por sus actividades cuando las páginas o las Redes Sociales están llenas de sátiras y burlas.
Sería una verdadera pena que la acción de la Sra. Paco, respaldada en su Poder, prospere. Estaríamos, ahora si, en los tiempos de la inquisición política, como los de García Meza, claro, a lo mejor la Sra. Paco en esos tiempos era muy joven, pero, haría bien si se diera tiempo para saber lo que ocurrió entonces, así tal vez pudiera evitar que su Gobierno termine de ser idéntico a aquel que tanto daño causó al país

No hay comentarios: