Páginas vistas en total

sábado, 4 de junio de 2011

La Nación es un diario serio. cuando informa algo relacionado con el Gobierno es que tiene fuentes confiables. Bajo el Penoco se refiere al "enojo de la Señora Presidenta"

La visita del ministro-terrorista iraní Ahmad Vahidi a Bolivia ha sido un insulto difícil de digerir para el Gobierno argentino. El atentado que nuestro “ilustre” visitante ayudó a perpetrar en el vecino país ha sido el peor de su historia y obviamente constituye una herida difícil de cerrar porque todavía permanece impune. En Buenos Aires radica la segunda mayor comunidad judía fuera de Israel y su gravitación en la política y economía argentinas son importantísimas. De hecho, el actual canciller Héctor Timmerman pertenece a dicha colectividad, al igual que el fiscal que investiga el bombazo que se produjo a la AMIA en 1994. La presidenta Cristina Fernández no ha dudado en exteriorizar su molestia por la presencia de Vahidi en el país y ha decidido cancelar una visita que Evo Morales debía realizar a mediados de este mes a la capital argentina. En contrapartida, la mandataria mantuvo en Italia un encuentro con el presidente de Israel, Shimon Peres, quien agradeció el gesto y la felicitó por "la férrea posición que viene manteniendo su gobierno contra cualquier tipo de terrorismo". Si la señora Fernández está enojada porque en Bolivia le pusieron alfombra roja al ministro iraní, qué va a pesar cuando se entere que no hubo tal expulsión, como mencionó el canciller David Choquehuanca.

No hay comentarios: