Páginas vistas en total

lunes, 27 de junio de 2011

conmueve la entrevista con Alejandro exiliado que vive solitario, angustiado que sin haber cometido delito alguno fue enjuiciado en el Caso Rózsa. es una de las 50 víctimas del MAS. (El Día)


Después de más de 2 años en el exilio, acusado de supuesta subversión del caso Rózsa, Alejandro Brown accedió a una entrevista exclusiva con El Día  para decir su verdad.

P. ¿Qué se siente ser un refugiado político?
A.B.: Debería preguntarme  ¡qué siento al ser un perseguido político.  Mi vida es complicada, solitaria, llena de angustia, sobrepasado por la impotencia que siento como víctima injusta del terrorismo estatal.
Jamás cometí delito alguno; sin embargo, el daño irreparable de semejante injusticia, me dejó heridas profundas que quedaron marcadas para el resto de mi vida.
Al solicitar el refugio político me sometí a una investigación independiente e imparcial, fuera de mi país, para demostrar mi inocencia lo que en Bolivia hoy no se puede.
La comunidad internacional está enterada de las arbitrariedades que se han cometido durante la investigación de los imaginarios delitos que nos acusan, violentando las normas vigente.

P. ¿Qué hace, de qué vive, cómo vive su familia?
A.B.:  Recibí la colaboración de muchas personas en el exterior, quienes enterados de la persecución política del gobierno contra personas inocentes se solidarizaron conmigo. Prefiero no referirme a aspectos que tengan que ver con mi familia.

P. ¿Cómo salió del país?
A.B.: Decido desterrarme  del país cuando me enteré que se mencionó mi nombre como uno de los involucrados en delitos inexistentes.
Por todas las violaciones al debido proceso, la clara persecución, el amedrentamiento extremo y por consejo de mis familiares y abogados tuve que entrar en la clandestinidad para luego salir del país, pues se veía que este proceso era político y no judicial.

P. ¿Cómo observa el proceso judicial en su contra?
A.B.: Esta parodia mal montada no puede ser denominada siquiera como un proceso judicial, no es otra cosa que el antecedente más funesto en la historia procesal y política de nuestro país. 

P. El fiscal Soza dijo que quemó las evidencias y en la audiencia conclusiva de la primera fase de la investigación le dijeron que sus pruebas no era suficientes. ¿Qué opina al respecto? 
A.B.: El fiscal Marcelo Soza hizo  muchas cosas raras, desarrollando una investigación viciada de atropellos, plagada de actos abusivos contrarios al procedimiento penal y a la normativa vigente.
El rechazo del juez Sarmiento fue disimulado, ya que después presentó la misma acusación, con apenas unos cambios en la redacción. Esta triste charada no es otra cosa que una flagrante demostración que el poder político no debe ser ejercido por personas llenas de odio y de deseos de opresión a sus hermanos bolivianos solamente por el hecho de pensar diferente.
Espero que en los diversos juicios internacionales que tiene en su contra el gobierno boliviano, no podrán huir jamás de esos resultados que les serán adversos.   

P. ¿Por qué cree que ningún juez quiere hacerse cargo del caso Rózsa?
A.B.: Es muy difícil que un juzgador se haga cargo de llevar adelante la audiencia conclusiva, y pueda dedicarse a resolver cada uno de los diversos incidentes, las excepciones, los pedidos y reclamos de nulidad.
Así como las diversas denuncias de violaciones al debido proceso, al principio de presunción de inocencia y al derecho a ser juzgados por el juez natural.
El juzgador que se haga cargo deberá aplicar la ley, rechazando la acusación por infundada, ordenando el sobreseimiento definitivo y el archivo de obrados.

P. ¿Se reúnen con los refugiados?
A.B.: Cada refugiado político vive su propio drama personal o familiar, no existe ni tiempo, ni recursos, ni ganas para hacer vida social. 

P. El 20 de junio de 2009 allanaron sus oficinas en la Monseñor Rivero e incautaron computadoras, hallando supuestamente fotos que lo muestran con el grupo Rózsa. ¿Es así o no?
A.B.: Acerca del allanamiento ocurrido en las oficinas de la avenida Monseñor Rivero quiero afirmar categóricamente que las computadoras ilegalmente secuestradas, no eran de mi propiedad, entonces pregunto ¿cómo podían contener supuestas fotos mías? Se han apropiado de fotos de mi facebook y con ellas han llenado de pruebas viciadas los discos duros de varias computadoras. Eso no aguanta un peritaje realizado con seriedad y profesionalismo.

P. ¿Qué les puede decir a los bolivianos respecto a su imputación como terrorista/separatista?
A.B.: La gente saca sus propias conjeturas, el pueblo conoce que esta acusación es un fruto malparido de un montaje político que tiene como objetivo ejercer la dominación del pueblo cruceño mediante la judicialización de la política y del ejercicio del terrorismo estatal. Tengo la conciencia tranquila porque nunca cometí delito alguno, lo más importante es cómo me siento cuando a solas me veo en el espejo y cómo veo a mi familia a la cara.
Tengo mi fe sólida, con la esperanza que pronto vendrán días mejores, por eso debemos recuperar la conciencia y ejercer el derecho a ser libres y pensar diferente.
Extraña ver crecer a sus hijas
Brown extraña el vivir sin sobresalto, el cariño de sus hijas y la ausencia del espíritu del ser cruceño en defensa de la  autonomía.
39 Personas 
Son los imputados del caso Rózsa por el fiscal Marcelo Soza. 

No hay comentarios: