Páginas vistas en total

sábado, 17 de diciembre de 2011

satisfacción provoca que por fin, una misión oficial de la ONU, le canta la verdad a SEEM. mientras más coca se produzca habrá más cocaína. lo demás es hipocresía, teatro, dorar la píldora, seguir con la mentira. Bajo el Penique. Torre de Babel

A través de “Su” cumbre, Evo Morales ha mandado a decir qué tipo de país es el que quiere, es decir, repleto de coca y con el Chapare totalmente blanqueado. Paradójicamente, mientras se desarrollaba el Encuentro Plurinacional en Cochabamba, en La Paz, algunos miembros de Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) de las Naciones Unidas realizaban un trabajo de evaluación de la lucha antidrogas en Bolivia, al cabo del cual, le comunicaron al primer mandatario que su proyecto de país está en contrarruta de la tendencia mundial, que seguirá insistiendo en una lucha frontal contra las mafias que producen y trafican con drogas. Como para que no le queden dudas al jefazo, le dijeron que no existe la posibilidad de despenalizar el masticado de la coca, porque eso significaría abrir las tranqueras a los cultivos y por ende a la fabricación de cocaína. Parece difícil la tarea de la JIFE de hacerle entender al presidente boliviano que a más coca siempre habrá más cocaína, mientras que él trata de ver lo contrario. En las fronteras bolivianas hay más de 6.500 soldados brasileños dispuestos a hablar el idioma correcto. Ojalá que el Gobierno boliviano entienda de a buenas.

No hay comentarios: