Páginas vistas en total

domingo, 1 de julio de 2007

Prosigue la máxima alerta en Londres

En una brevísima presentación ante la prensa tras una reunión, el sucesor de Blair dijo que la prioridad del Gobierno es "la seguridad" de los ciudadanos.

Brown instó a los británicos a extremar la "vigilancia" y a "apoyar a la policía" ante la amenaza terrorista. "Sé que los británicos se mantendrán unidos, resueltos y firmes", dijo Brown con semblante serio.

"Atentado"en Glasglow

Las autoridades lanzaron una investigación "antiterrorista" tras encontrar el explosivo, el viernes, en dos coches Mercedes aparcados en el West End londinense que recuerdan un anterior atentado de Al Qaeda.

La policía mantenía un nivel elevado de alerta ante los multitudinarios acontecimientos que se producirán este fin de semana en Londres: la marcha del Orgullo Gay, el campeonato de tenis de Wimbledon y un concierto en honor de la princesa Diana.

"Habrá más patrullas. La investigación continúa", dijo el comisario antiterrorista Peter Clarke.

Mientras crecía la psicosis, este sábado, el aeropuerto de Glasgow, en el norte del Reino Unido, fue evacuado luego de que un auto en llamas entrara en el edificio de su sala de llegadas.

El jefe de policía de Escocia, Rae, dijo que el automóvil, en el que viajaban por lo menos dos hombres, se incendió al impactar con la edificación, a las 14:15 GMT.

Según informó, el auto contenía materiales inflamables, sobre los que podía entrar en detalles.

El jefe de la policía escocesa dijo que uno de los ocupantes del automóvil se encuentra "en estado crítico" en un hospital de Glasgow, como consecuencia de las quemaduras que sufrió.

Rae confirmó que el hospital fue evacuado momentáneamente cuando la policía se percató de que el atacante tenía "un dispositivo sospechoso", sobre el que no dio más información.

Testigos

Según testigos citados por la cadena británica BBC, los dos hombres arrestados en relación con el incidente en Glasglow eran de apariencia asiática.

Por esto, el jefe de policía escocés advirtió que no se tolerará ningún tipo de hostilidad o trato discriminatorio hacia las "comunidades minoritarias".

Otros testigos relataron a la BBC que un jeep Cherokee fue conducido a alta velocidad hacia el edificio del aeropuerto.

Un trabajador del aeropuerto, Thomas Conroy, señaló a la cadena británica que un compañero suyo vio a uno de los hombres tratando de regar combustible dentro del jeep.

Otro testigo, Stephen Clarkson, le contó a la BBC que él personalmente forcejeó con uno de los hombres y lo golpeó hasta que la policía lo contuvo.

Clarkson dijo que hubo un estallido en el coche poco después de que los hombres fueran arrestados por la policía, pero el auto no resultó destruido completamente.

Un taxista que se encontraba en el lugar, Ian Crosby, le dijo a la BBC: "Esto no fue un accidente. Fue un ataque deliberado contra el aeropuerto de Glasgow".

No hay comentarios: