Páginas vistas en total

martes, 11 de septiembre de 2012

Emilio Martínez apunta a las razones para que Paraguay esté con una sicosis de guerra con Bolivia. hay otras más. Previus

Previus. Además de las causas que señala Emilio hay otras. La permanente beligerancia de Evo Morales en contra de algún enemigo, por turno son sido 10 según el mismo autor ha señalado los "blancos" del cocalero, las nuevas dotaciones al ejército, la marina y la aviación que uniformes, que cuarteles, que armas, que transportes, que aviones y helicópteros, su permanente presencia en actos militares. recordemos que el gran Paz Estenssoro que se empeñó en la reconstrucción de las FFAA después del 9 de abril, reservaba unos pocos dias al año, 3 o 4 para visitar los cuarteles, mientras que el Jefe de Estado lo hace cada semana, cursos, inauguraciones de todo tipo, canchitas de futbol, de fulbito, baños y construcciones menores, todo con tal de no permanecer en su oficina, porque "ni oficina tiene" de tanto estar de un lado al otro. está claro que semejante actitud ha dado lugar a la susceptibilidad paraguaya, van como 5 editoriales de ABC color, y sus canales de TV y sus radioemisoras y sus hombres públicos y el parlamentos que se pronuncian "en contra del armamentismo evista" lo que compromete nuestra FFAA que no dicen ni pio, al parecer se hacen corresponsables de cerca con el ambiente pro guerra proyectado por el MAS. muy peligroso. ciertamente. el editor.

Declaraciones de funcionarios bolivianos y artículos de prensa paraguayos denotan una creciente tensión entre los dos países del corazón de América, agitando el fantasma de la Guerra del Chaco. Si buscamos el punto de inicio de la reciente escalada de dimes y diretes entre Bolivia y Paraguay, es posible que lo encontremos en las desafortunadas declaraciones de Evo Morales durante el impeachment al ex mandatario guaraní Fernando Lugo, ocasión en la que el presidente cocalero se apresuró a calificar el procedimiento parlamentario en el vecino país como un “golpe de Estado”, ejecutando el guión del ALBA escrito en Caracas o La Habana. Acto seguido, Morales secundó las iniciativas chavistas que buscaban aislar al Paraguay. He ahí la semilla de la disputa. Caldeado así el ambiente por la injerencia en los asuntos internos, era cuestión de tiempo para que se ahondaran las desconfianzas mutuas, alimentadas tanto por la memoria histórica como por la incertidumbre que genera el perfil demagógico del régimen evista. La historia abunda en casos de gobiernos de rumbo inestable que han acudido al expediente de la confrontación externa para resolver o desviar sus problemas internos. El diario ABC Color, del Paraguay, parece sostener que ese es el caso del gobierno boliviano, tesis desarrollada en un reciente editorial. “Hay una amplia consistencia acerca de la dirección en que el gobierno boliviano podría marchar con relación a su estrategia belicista con respecto al Paraguay. (…) Para la anexión del Chaco, su opción es la guerra. Así de simple y brutal”, dice el periódico. Esperamos que los tambores de guerra no sean más que un ruido pasajero, pero que el asunto sirva para un manejo más responsable y menos aventurero de la política exterior que el practicado por Evo Morales… notishots@gmail.com.

Fuente: eju.tv - El fantasma de la Guerra del Chaco
http://eju.tv/?p=231872

No hay comentarios: