Páginas vistas en total

martes, 12 de junio de 2007

Desairada presencia de la Rice en la OEA

(Según relato de Niko Schvarz analista del Frente Amplio de Uruguay)

Intervencionismo inaceptable
El tema de RCTV proporcionó el pretexto para el ataque de Condoleezza Rice al gobierno de Chávez, y fue lanzado al ruedo a pesar de que estaba totalmente fuera de la agenda (energía para el desarrollo sostenible). Al punto se refirió el canciller Maduro, destacando la ayuda brindada por Venezuela a varios países latinoamericanos en materia energética, en actitud de amistad y cooperación. Destacó asimismo el significado de la restitución del Canal a la soberanía del país sede. "¡Cuánta sangre corrió ­dijo­ para que Panamá pudiera izar aquí su bandera hermosa y tuviera la soberanía absoluta sobre el Canal". Afirmado en el concepto de soberanía, señaló luego: "Hemos visto hoy cómo se ha violentado la agenda de esta Asamblea General. Cómo se ha violentado o intentado violentar la soberanía de una nación perteneciente a esta comunidad. La intervención de la representante del gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica constituye un intervencionismo inaceptable en los asuntos internos de una nación democrática, soberana como la República Bolivariana de Venezuela, y de esa manera la rechazamos".

Respecto a la violación de los derechos humanos, indicó varios temas que sí la OEA debería investigar (como veremos luego). La secretaria de Estado replicó que el discurso del canciller venezolano podía ser trasmitido por cadenas de TV de Estados Unidos. El canciller respondió a su vez que en ese caso el gobierno de Washington debería abrir las cárceles de Guantánamo y permitir un reportaje de TVes, "la nueva televisora social de Venezuela", a los detenidos allí. En ese momento, Condoleezza se retiró de sala y no apareció más. No recogió ninguna manifestación de apoyo, tampoco después de la incidencia. Maduro declaró que "Estados Unidos quedó solo en la agresión contra nuestra patria" y que el retiro de Condoleezza expresa "un desprecio a la Asamblea General cuando vio que no podía imponer su criterio".



Guantánamo, el muro de México, Chorrillos, Posada Carriles
Sostuvo el canciller que la OEA debería investigar hechos como la violación diaria de los derechos humanos en la frontera de Estados Unidos con México. "Cuántos hermanos del Caribe, de Centroamérica, de Sudamérica son perseguidos y cazados como animales, capturados, torturados, asesinados en las fronteras"; o la construcción del "muro de la indignidad entre Estados Unidos y México, un monumento a la violación de los derechos humanos diaria, permanente". Debería también la OEA analizar ­prosiguió­ lo que sucede en Guantánamo. Mirando a la secretaria de Estado, preguntó: "¿Cuántos presos tienen ustedes en la cárcel de Guantánamo? ¿Cuántos son, quiénes son, tienen derecho a la defensa? ¿Dónde los secuestraron? ¿Tienen derecho al debido proceso? Hombres y mujeres sin rostro, sin nombre, secuestrados, en territorio ilegalmente ocupado de la isla de Cuba".

También mencionó la masacre de Los Chorrillos, en la propia Panamá, durante la invasión yanki de diciembre de 1989. "Aquí, en esta tierra heroica de Panamá, cuántos hombres y mujeres fueron asesinados en el barrio Chorrillos, que queda a diez minutos de esta sala, en aquella invasión infame que produjo más de 3.000 muertos inocentes, en sus casas, durmiendo".

Denunció asimismo la hipocresía de EEUU sobre el terrorismo, ya que protege y no permite la extradición a Venezuela del terrorista Luis Posada Carriles, "a pesar de ser un asesino de mil suelas, el bin Laden de la familia Bush para América Latina".

Condoleezza Rice se retiró de la reunión el día anterior a su clausura. Su propuesta de enviar una delegación a Caracas cayó en el vacío. "Se estrelló", comentó Maduro en la noche del martes en un balance de la reunión para CNN. Lo mismo le dijo el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, al reportero de Globovisión en la rueda de prensa final. Insulza y el canciller panameño Samuel Lewis destacaron los acuerdos alcanzados sobre cooperación energética para el desarrollo sustentable.



La OEA no es lo que era
En el pasado la OEA sirvió para amañar y justificar las invasiones del imperio: desde la invasión a Guatemala en 1954 dictada en la X Conferencia Panamericana, con John Foster Dulles en persona en Caracas, las de Cuba, la Dominicana, Nicaragua, Granada, Panamá, al golpe pinochetista y antes al de Lincoln Gordon en Brasil. Pero esto se está terminando. En la propia OEA, Estados Unidos fracasó en el intento de imponer a tres candidatos sucesivos adictos en la secretaría general. (Miguel Angel Rodríguez, Paco Flores, Derbez). Lo mismo acontece en la política panamericana. La IV Cumbre de las Américas de Mar del Plata (4 y 5 de noviembre de 2005) se selló con el bochazo definitivo al ALCA, plan maestro de Estados Unidos para la dominación del continente. Otro tanto había acontecido en la Cumbre Iberoamericana de Salamanca (14 y 15 octubre de 2005), donde se votó por unanimidad en reclamo del cese inmediato del bloqueo a Cuba, lo que fue refrendado en la ONU (8 de noviembre de 2005) por 182 países contra cuatro. La Asamblea General de Panamá se agrega a la lista.

Publicado en La República, el 7 de junio de 2007
Niko Schvarz
Analista internacional de La República

No hay comentarios: