Páginas vistas en total

sábado, 23 de febrero de 2013

para El Deber la decisión del TCP en relación a la postulación de Evo, constituye "una prueba de fuego" para el editor no tiene ya mayor importancia porque Evo ha determinado que sin o con aprobación del Tribunal está habilitado para candidatear


El presidente Evo Morales no parece dispuesto a dar el brazo a torcer en su afán de prolongarse en el poder. Prestando oídos sordos a las observaciones y críticas, como dispuesto a ‘meterle nomás’, dijo estar habilitado para su relección en los comicios de 2014 y que, por tanto, sale sobrando la consulta al Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) como lo planteó el Senado. En ese ámbito, con los dos tercios de voto de la bancada oficialista, fue aprobada una resolución camaral para enviar al TCP un proyecto de ley que establezca la constitucionalidad o inconstitucionalidad de un eventual tercer periodo de Morales. Los líderes de oposición han coincidido en que si Morales pretende ser relecto, se hace necesario un referéndum para reformar la Constitución aprobada con el voto popular. En todo caso, le recomiendan dar un paso democrático en vez de atropellar la Carta Magna.
En octubre de 2008, un acuerdo político entre el Gobierno y el bloque de oposición parlamentaria, le posibilitó a Evo Morales acceder a la relección en 2009. Entonces se dejó claramente establecido que no podría hacer lo mismo para las elecciones presidenciales de 2014. “El presidente, de una manera muy desprendida, ha planteado eliminar en los hechos la relección…es una decisión de desprendimiento objetivo, inverosímil, indubitable e incontrastable”, dijo entonces Carlos Romero, principal operador político del Gobierno en aquella negociación cuando fungía, además, como ministro de Desarrollo Rural. A la Constitución, además, se agregó una disposición concordante plenamente con tal decisión que prohíbe la relección presidencial por un tercer periodo consecutivo, que es lo que persigue Morales. Dicho parágrafo constitucional se encuentra plenamente vigente y no puede ser violentado por el presidente y su partido. Tampoco lo puede ignorar el TCP cuando le corresponda resolver sobre la consulta pertinente. El TCP tiene una prueba de fuego después de haber dado buenas señales, entre otras, al eliminar los artículos de la Ley Marco de Autonomías que suspendían a autoridades, además de haber dispuesto el traslado del caso Rósza a Santa Cruz y el arresto domiciliario para el exprefecto de Pando, Leopoldo Fernández.
Colocándose por encima de presiones y de intereses subalternos, el TCP tiene la oportunidad de fortalecer su crédito, de demostrar que su independencia es real y que acompaña a paso firme la consolidación del régimen democrático apoyado en el ordenamiento constitucional del país
Consejo Editorial: Pedro F. Rivero Jordán, Juan Carlos Rivero Jordán, Tuffí Aré Vázquez, Lupe Cajías, Agustín Saavedra W. y Percy Áñez R.

No hay comentarios: