Páginas vistas en total

miércoles, 7 de enero de 2009

inaudito, cruel, inhumano. ahora los judíos matan niños bajo la protección de la ONU. conflicto mundial (IAR-noticias)


Mientras las víctimas civiles de la operación militar aérea, que ingresó este martes a su décimo primer día, no dejan de llegar a los ya abarrotados y colapsados hospitales de la Franja de Gaza, el ejército israelí continúa su ofensiva terrestre contra Hamás y otras organizaciones armadas de la resistencia palestina.


Resumen de agencias
Los médicos y las organizaciones palestinas indican que más de 600 civiles han muerto en Gaza y alrededor de 3000 han resultado heridos.
Los israelíes, por su parte sostienen que han matado a 130 militantes palestinos desde el sábado, cuando comenzó la operación militar por tierra.
Por su parte, el mando militar de Israel informó que tres de sus soldados murieron "accidentalmente" durante los enfrentamientos que se registran en el norte de Gaza. Los efectivos israelíes -según el comunicado- fueron muertos por el disparo de uno de sus propios tanques durante los combates, y otros 24 efectivos resultaron heridos en el mismo incidente.
En su tercera noche de incursión terrestre, las tropas israelíes se han enfrentado a militantes palestinos en las afueras de un distrito del norte de la ciudad de Gaza, donde ya se pelea con ferocidad casa por casa.
Las fuentes consultadas por el diario israelí Haaretz señalaron que los milicianos de Hamás han preferido ocultarse en zonas densamente pobladas, y desde ahí iniciar ataques relámpagos, emboscadas, atentados y acciones con francotiradores utilizando lanzagranadas y morteros.
La avanzada israelí por tierra en la Franja de Gaza le da a los combatientes palestinos su primera oportunidad de intercambiar golpes en casi igualdad de condiciones con su enemigo en el actual conflicto.
Hasta ahora los cuadros de la resistencia palestinas eran impotentes ante los bombardeos desde tierra, mar y aire, esferas en las que Israel goza de una superioridad militar total. Hamás y otros grupos han estado lanzando cientos de cohetes contra Israel pero estos -aunque ocasionalmente son letales, causan trastornos considerables y afectan moralmente a los civiles- son inefectivos militarmente. Sin embargo, si la batalla se traslada a los estrechos callejones del campamento de Jabaliya o a cualquiera de las áreas urbanas repletas de gente en la Franja de Gaza, la historia es otra. Hamás ha prometido luchar en "cada calle, cada callejón" y amenazó con lanzar más proyectiles a través de la frontera en dirección a Israel.
El brazo armado de Hamás, las brigadas Ezedin al Qasam, afirmó el lunes haber matado a diez soldados israelíes y herido a 30, información que Israel se negó a comentar.Pese a la ofensiva israelí, cuatro cohetes palestinos fueron disparados en la mañana de este martes contra el sur de Israel, según el ejército israelí. Cuatro civiles israelíes han muerto a causa de estos disparos desde el 27 de diciembre.
Según un informe de la inteligencia militar israelí, "Hamás tiene suficientes cohetes y obuses de mortero para continuar disparando durante semanas contra el territorio israelí". Un cohete palestino cayó este martes por primera vez a más de 45 km de la Franja de Gaza, en la ciudad de Gedera, donde hirió levemente a un bebé.
Los milicianos de Hamás "están combatiendo duramente y nosotros no logramos todos nuestros objetivos", dijo el martes el capitán Doron Spielman, vocero militar israelí. Agregó que hubo combates en áreas densamente pobladas y que alcanzaron 40 objetivos, entre ellos decenas de túneles usados para contrabandear armas de Egipto a la Franja. Spielman sostuvo que "las tropas ocuparon posiciones usadas para lanzar misiles, con la ayuda de la aviación y la artillería". Pero aclaró que "Hamás todavía es capaz de lanzar misiles con intensidad sobre Israel". Según el oficial, "la dirigencia de Hamás está obligada a trasladarse continuamente y en cierta medida logramos desestabilizarla".
Han llegado informes de que a medida que la ofensiva terrestre israelí recrudece, los problemas que enfrentan los médicos y los cuerpos de rescate en la Franja de Gaza hacen cada vez más complicado el cumplimiento de sus funciones
El lunes, el doctor noruego Mads Gilbert, uno de los dos médicos extranjeros que trabajan en el hospital más grande de Gaza, el Shifa, dijo que había recibido una "nueva ola" de heridos graves.
"Tenemos muchas amputaciones y heridas en las cabezas. Por supuesto que un hospital en esta situación es extremadamente difícil de manejar", le dijo Gilbert a la BBC.
"La gente está muriendo por la escasez de suministros. Todos los quirófanos están llenos. Ayer, tuvimos que operar a dos pacientes en una misma sala. Esto es un completo desastre", indicó Gilbert.
El médico advirtió que de no recibir suministros, es casi imposible que el hospital pueda seguir funcionando.
También hay informes de que el ejército israelí está utilizando tanto bombas de racimo en la parte norte de la Franja, como bombas de fósforo blanco, un arma incendiaria utilizada por los Estados Unidos en Irak (lo que explicaría las grandes explosiones como llamaradas, nunca vistas antes en Gaza).
Se habla de bombas de racimo, uranio empobrecido, fósforo blanco. Y esto es sólo lo que la gente puede identificar. El corresponsal de la CNN estacionado en la frontera también habla de nuevos tipos de explosivos.Médicos noruego dicen que algunas de las víctimas desde que Israel comenzó sus ataques en la Franja de Gaza el 27 de diciembre tienen rastros de uranio empobrecido en sus cuerpos, según la cadena británica Press TV.

No hay comentarios: