Páginas vistas en total

viernes, 7 de noviembre de 2008

se van descubriendo entretelones del negociado de millones de dólares por la compra de terrenos y la reventa al Estado para construír casas

de acuerdo al despacho de radio erbol que ofrecemos a continuación el presidente morales habría instruído "silenciar el tema" nadie puede hablar del mismo con la prensa ni ofrecer detalles de los sobreprecios. sin embargo hay varios hechos notoriamente dolosos, que el trabajo de los periodistas cruceños está revelando.
uno. miguel ángel linares (dueño de la Cooperativa Sudamérica) habría sido el más alto funcionario del quebrado banco BIDESA, que le costó al tesoro de la nación más de 50 millones de dólares.
dos. a éste empresario evo morales lo presentó como "un hombre ejemplar, emprendedor y activo".
tres. el segundo hombre después de linares, nils carmona también involucrado en el caso BIDESA, actualmente alcalde de warnes autorizó la construcción de las viviendas en un terreno litigioso en conflicto sobre la propiedad legal con la alcaldía de santa cruz.
cuatro. una humilde vendedora de gasolina fue utilizada como palo blanco para comprar los terrenos por 400 mil dólares, nada menos, siendo que no entiende nada del asunto (sin saber leer ni escribir) para decirlo gráficamente y algunas semanas después el gobierno de evo morales compró el mismo terreno por dos millones de dólares, el mismo que se loteó y se construyeron apresuradamente las viviendas de pésima calidad.
en suma el caso se pone interesante y los actores suman y siguen. lo triste es que por la demolición legal, aunque apresurada, están pagando con sus cargos y con su libertad celosos funcionarios municipales que trataron tan sólo de hacer cumplir la ley:

(Radio Erbol) El presidente Evo Morales instruyó a sus subalternos no brindar ninguna información sobre el presunto sobreprecio en la construcción de viviendas en la zona La Comarca de la ciudad de Santa Cruz, las cuales fueron demolidas la semana pasada por la Alcaldía cruceña.Esta aseveración la realizó el responsable de relaciones públicas del Viceministerio de Vivienda y Urbanismo, Rolando Zubieta, quien justificó de esta manera la no presencia hoy del titular de ese despacho, José Antonio Lambertín, en el programa La Tarde en Directo de la Red Erbol.“El Presidente ha ordenado que no se va dar ninguna explicación sobre este tema, lo más probable es que dé (el Viceministro de Vivienda y Urbanismo) una conferencia de prensa, pero tampoco es seguro. No puede hablar porque es una decisión del Gobierno, y son ellos los que tienen que autorizar”, enfatizó el funcionario.La demolición de 120 viviendas en la urbanización La Comarca, en Santa Cruz, derivó en una investigación sobre un supuesto sobreprecio en la adjudicación de los terrenos de parte de la Cooperativa Sudamérica y en el que el Gobierno negó alguna responsabilidad.El Deber informó que la Cooperativa Sudamérica pagó 400.000 dólares al Banco Unión para adquirir los terrenos de la urbanización La Comarca, ubicada en los límites de los municipios de Santa Cruz de la Sierra y Warnes, donde se construían las casas del barrio Vallecito I, que hace una semana fueron demolidas por la Alcaldía. La trabajadora de la estación de servicios Amataun, Miciel Alma Rodríguez Suárez, sólo fue utilizada para firmar los documentos, en las oficinas de la financiera, ubicada en la calle René Moreno. La afirmación se desprende de la declaración prestada ante la Fiscalía por Miciel Rodríguez, quien figuraba en los documentos como la persona que el 3 de mayo de 2007 adquirió del Banco Unión 107.112,29 metros cuadrados de tierras en el kilómetro 9, al norte, y que posteriormente fue vendida al Gobierno, por más de dos millones de dólares, para la construcción de casas financiadas por el Plan Nacional de Vivienda. “Quiero aclarar que hice la compra de los terrenos porque la Cooperativa Sudamérica, en reunión de socios, aprobó adquirir los terrenos antes nombrados a mi persona. Aclaro que el pago de la compra del terreno lo hizo Sudamérica al Banco Unión, mi persona se limitó a firmar los documentos de compraventa”. De acuerdo a La Prensa, este es el tercer caso irregular que involucra al Programa Nacional de Vivienda. Estuvieron implicadas la Mutual Guapay, la Cooperativa Jerusalén y ahora Sudamérica. La subvención de pasajes y hoteles por parte de la Mutual Guapay para calificar al programa involucró al ex viceministro de Vivienda Ramiro Bolaños y al ex coordinador del programa Boris Sosa, quienes tuvieron que dejar por este hecho sus cargos. Mientras, el directorio de la cooperativa Jerusalén anunció, en junio, que no continuaría con el programa debido a “interpretaciones malintencionadas”. El Gobierno aseguró que no estaba pagando a las constructoras.

No hay comentarios: