Páginas vistas en total

martes, 18 de noviembre de 2008

once personas golpeadas de muerte.dos asesinadas por robar dos garrafas de gas y algunas gallinas. asombro, espanto por semejante crueldad !!!

Una turba enardecida asesinó hoy a dos personas de 11 que fueron capturadas la madrugada de ayer en la localidad de Achacachi, situada a 96 kilómetros, de la sede de Gobierno sobre la carretera al departamento de Oruro. Los muertos y los nueve heridos son acusados de perpetrar una serie de robos en la zona.

Los comunarios detuvieron a los supuestos delincuentes y los encerraron en un cuarto del estadio de esa localidad, para posteriormente golpearlos y quemar sus cuerpos parcialmente (les rociaron con gasolina). En el lugar, pereció uno de los detenidos y cuando la policía trasladaba a los otros diez falleció una segunda persona.

Los capturados son: Reynando Alanoca Ramos (49), chofer del micro, Víctor Mamani Cuña (43), Javier Quenta Alipaz (49), Luis Cutipa Mamani (35), Ángel Rodríguez Paucara (32), Eugenio Escóbar Paucara (33), Janeth Rojas Paucara (29), Antonia Mónica Paucara (50) Lidia Luna flores (29), Eliodora Arequipa de Navarro (49) y Beatriz Coaquira Condori (43). De estas, dos están fallecidas.

La policía y fiscales que esta mañana se trasladaron de emergencia hasta Achacachi, intentaron persuadir a los pobladores para que entreguen con vida a los capturados, sin embargo, no lograron su cometido, por lo que tuvieron que intervenir las autoridades locales e incluso efectivos del Regimiento Militar Ayacucho 11 de Infantería, acantonado en esa localidad. Luego de arduas negociaciones entregaron a los detenidos, pero uno de ellos ya sin vida.

Sobre estos hechos, las autoridades gubernamentales se pronunciaron a través del viceministro de Gobierno, Rubén Gamarra, que indicó, que esperarán que las personas acusadas se recuperen (en el hospital Boliviano Holandés), para posteriormente determinar su grado de culpabilidad.

Por su parte el comandante Departamental de la Policía, de La Paz, coronel Raúl Mantilla, ordenó el operativo en coordinación con una comisión de representantes del Ministerio Público que fue conformado y enviado por el fiscal de Distrito, Jorge Gutiérrez, para esclarecer este grave caso de linchamiento y robos.


Ayo Ayo, el antecedente más estremecedor

Otro hecho parecido se dio en el altiplano boliviano cuando en la localidad de Ayo Ayo, sitiada a 85 kilómetros al sudoeste de La Paz, los pobladores de esa población quemaron vivo al entonces alcalde Benbamin Altamirano Calle (NFR). Este hecho ocurrió el 14 de junio de 2004.

Según los informes de esa ocasión, los pobladores hicieron justicia por mano propia contra su alcalde porque supuestamente el burgomaestre se estaba enriqueciendo ilícitamente y no hacía obras a beneficio de la población.

En aquella oportunidad una enardecida turba procedente de las 11 comunidades que pertenecen al municipio de Ayo Ayo, detuvo y golpeó a Altamirano para posteriormente trasladarlo hasta los pies del monumento de Tupac Katari, ubicado en la plaza principal. En ese lugar luego de torturas y vejámenes le prendieron fuego hasta verlo morir

EL DEBER

1 comentario:

CUCHITA dijo...

Son barbaros, pero mas barbaros son los del gobierno que les dan carta blanca al sadismo