Páginas vistas en total

martes, 19 de agosto de 2014

contralor...contralor...dónde te encuentras? un contralor que no controla nada, ni siquiera cuando su jefazo anuncia déficit presupuestario, es que no existe? Humberto Vacaflor.

Es preocupante la indiferencia del Contralor General de la Nación, que no cumple con sus funciones ni siquiera cuando se lo pide el presidente Evo Morales.

En su mensaje del 6 de agosto, el primer mandatario dijo que este año se presentará el primer déficit fiscal de muchos años debido a las inundaciones del Beni y a los gastos del G77.

De las inundaciones, se entiende, no se puede culpar a nadie, que no sea a los bancos que ahora se niegan a desembolsar los montos de la ayuda usando el torcido argumento de que necesitan garantías hipotecarias urbanas y no de los campos inundados.

Pero de los gastos del G77 hay una larga lista de personajes que deberían ser convocados por el Contralor para informar cómo es que provocaron el hueco presupuestario que se reflejará en un déficit fiscal.

En los archivos de la o­nU no existen antecedentes de países que hubieran organizado reuniones del G77 ofreciendo pago de pasajes, hoteles de lujo y viáticos a quienes acepten llegar a la cita. Lo de los souvenirs de oro, de veras, no se había dado jamás, porque se supone que los países “no alineados” son también no millonarios.

La reunión previa, de jóvenes del G77, que tampoco se le había ocurrido a ningún país, quizá es la segunda partida de los gastos de este festín del derroche y del despilfarro.

Una reunión que debía haber sido realizada en estos días de Tarija, la Energía-G77, fue cancelada sin explicaciones, quizá porque las cuentas de toda esta partida estaban ya muy abultadas.

Por lo tanto, se podría decir que a pedido del señor presidente, el Contralor tendría ahora que llamar al Canciller, al Ministro de Economía, al “embajador” encargado de la reunión, quizás al alcalde de Santa Cruz y a otras autoridades.

Antes, la Contraloría era una pesadilla para todos los que alguna vez tuvieron que usar gastos públicos, incluso de viajes y viáticos.
Quizá el presidente esté esperando que el Contralor haga lo suyo para lavarse las manos en este proceso electoral. Algo tendría que hacer el Contralor.

No hay comentarios: