Páginas vistas en total

lunes, 11 de julio de 2011

suscribimos a Periodista Digital que nos trae crónicas sabrosas como ésta referida al médico español "del milagro" que mantiene con vida a Fidel Castro y Hugo Chávez. trabaja en Madrid como cirujano y vuela regularmente a La Habana para chequear al paciente


Escribe Paco Rego en Crónica de El Mundo que es, probablemente, el galeno español más vigilado:
"Sólo conocen su paradero, vaya a donde vaya por el mundo, un puñado de hombres de confianza. Orden del comandante. Y en la Embajada de Cuba en Madrid la cumplen con disciplina militar. Saben que el doctor de los milagros -con tal fervor hablan de él en la familia de Fidel Castro- ha de estar permanentemente localizado".
El sobrenombre, vox populi en la isla, esconde a un intocable de la revolución: José Luis García Sabrido, 66 años, jefe del servicio de Cirugía General III del Hospital Gregorio Marañón de Madrid.
Una eminencia mundial del bisturí. El cirujano amigo que salvó en 2006 al anciano Fidel y, desde hace cinco años, lo visita cada seis meses para chequear en persona su delicada salud.
Ni siquiera resulta fácil dar con su currículo, pese a sus 35 años de experiencia, parte de ellos formándose en Reino Unido, Holanda, Canadá y Estados Unidos.
Es un tipo flaco de cuerpo, muy serio, pulcramente repeinado y con bigote estilo años 30:
"Tiene 66 años. Es un tipo flaco, muy serio, pulcramente repeinado y con bigote. Casado en segundas nupcias con una azafata del mítico concurso de televisión 'Un, dos, tres', con la que ha tenido una hija, el cirujano García Sabrido reparte el escaso tiempo libre que le deja el quirófano entre la familia, los amigos, la monta a caballo, el maratón (ha corrido unos 30) y el buceo".
Cuenta Paco Rego en El Mundo que, por sus manos expertas han pasado, entre otros pacientes, Raúl Castro, hermano de Fidel y hoy al frente de Cuba; su mujer, Vilma Espín, figura legendaria de la Revolución, fallecida en 2007 a causa de un cáncer linfático; el bailarín Antonio Gades, condenado por un tumor maligno, al que el doctor Sabrido, íntimo del coreógrafo alicantino, logró prolongar la vida cuatro años; o Mariano Rajoy, a quien operó de una hernia inguinal.
Y si su nombre vuelve a estar de moda es porque acaba de salvar in extremis a Hugo Chávez.
Si alguien de verdad conoce el alcance del mal que padece el Gorila Rojo de Venezuela es el doctor de los milagros.
¿Cáncer de colon o cáncer de próstata? Las dos vías fueron barajadas al principio del viaje de Chávez a Cuba. Todo indica que padece un tumor de colon izquierdo y que el doctor García Sabrido, convocado con urgencia a La Habana, le ha dado cuerda para unos meses.
¿Cuántos?... ya nos enteraremos, pero no parecen muchos

No hay comentarios: