Páginas vistas en total

lunes, 15 de septiembre de 2014

conflictos en el mundo incluyendo Venezuela y Brasil, el tema del petróleo y la conversión de EEUU en el primer productor del mundo. los efectos se esperan a corto plazo

El prestigioso escritor venezolano Moisés Naím se ha referido a lo que él llama el "Trágico verano caliente 2014", cuyos principales focos de calor han sido los conflictos de Siria, Ucrania, Gaza, Irak, el Ejército Islámico y la epidemia del Ébola. Dice que la lista es más larga todavía y seguramente en su análisis debería estar su propio país, Venezuela y también Brasil, donde gane o pierda Dilma Rousseff, el remezón político que se viene será muy duro. Naím dice que todos estos eventos tienen un denominador común y es la caída del precio del petróleo a su nivel más bajo en lo que va del año, producto de una maniobra ejecutada por Estados Unidos, que ha elevado su producción de crudo al nivel más alto desde 1987 y lo ha convertido en el principal productor mundial, por encima de Arabia Saudita y Rusia. Para colmo, la desaceleración económica de las grandes potencias ha reducido la demanda energética y ni siquiera las guerras, que deberían haber provocado una tendencia hacia arriba, han conseguido el repunte. El analista dice que este factor se puede convertir en determinante para cambiar el mundo. Eso lo veremos muy claramente en América Latina.

No hay comentarios: