Páginas vistas en total

martes, 14 de abril de 2015

triquiñuelas, embustes, maniobras lo que según su costumbre utiliza el MAS, Evo en particular para torcer la voluntad de los electores en Chuquisaca. sorprende y produce náuseas ante los ciudadanos honestos.

Según Borges Luis Borges, la derrota tiene un grado de dignidad que, en cambio, no tiene la victoria. Lo dijo incluso a propósito de la guerra de Troya, aludiendo a que todos hablan de los troyanos, que fueron derrotados, y no de los griegos, que resultaron vencedores.

Nada de dignidad: Los dirigentes del MAS mostraron que no están dispuestos a encontrar el grado de dignidad que existe en la derrota y han optado por pelear, incluso con armas innobles, para revertir los resultados de las elecciones del 29 de marzo.
No solamente quieren cambiar el escrutinio; han llegado a amenazar a los gobernadores y alcaldes electos con impedir que lleguen al cargo o, si lograran llegar, a hacerles la vida imposible.

Intromisión abierta: Antes de viajar a Panamá, el presidente EMA cometió la impertinencia de opinar que el Tribunal Electoral Departamental (TED) de Chuquisaca debía anular unos votos que favorecen al candidato opositor, lo que puso muy incómodos a los miembros de ese órgano.
El vicepresidente, también en el momento de partir de viaje, pero él a Japón, dejó dicho que los votos que están en discusión en Chuquisaca no debían ser tomados en cuenta.
Y el ministro de Trabajo, Gonzalo Trigoso, se presentó en las oficinas del TED de Chuquisaca para advertir a sus miembros que deben anular los votos del FRI para que el candidato del MAS resulte ganador en la primera vuelta.

Presiones y errores: Los miembros de ese tribunal están muy incómodos, no sólo por las presiones del gobierno, sino por el hecho de haber ocultado una resolución que anulaba los votos del FRI a favor del candidato opositor Damián Condori, pero sobre todo por haber contabilizado esos votos en los cómputos oficiales ya difundidos, para ese candidato.

MAS, de derecha: La batalla de Tarija es más intensa todavía, a juzgar por los viajes que ha hecho el presidente EMA a esa capital para hablar con la TED respectiva y organizar a su gente para la segunda vuelta.
El candidato opositor, Adrián Oliva, dijo este fin de semana que en Tarija, el MAS es la derecha, por el candidato que tiene, Pablo Canedo, de cuna adenista.
El propio Luis Alfaro, un exmasista que salió tercero en Tarija, opinó que los que salieron en primer y segundo lugar deberían aliarse, porque al fin y al cabo representan a la misma clase social, la de los dueños de vidas y haciendas en el departamento.
Es la primera vez que el MAS es definido en Bolivia como un partido de derecha, pero son varias las acusaciones que le han hecho de haber traicionado a los indígenas.
En Beni la pelea es dura de parte del partido de gobierno, que ha llegado a conseguir que un dirigente del MNR desconozca el acuerdo que hizo ese partido para apoyar al candidato opositor Carlos Dellien.

No hay comentarios: