Páginas vistas en total

viernes, 21 de marzo de 2008

tres señales negativas para el diálogo

Una. Provocar al sector soyero prohibiendo la exportación a sabiendas que tal producto es el sostén de la economía cruceña. Dos. Lanzar amenazas contra la libertad de expresión. Tres. Negarse a considerar los recortes al presupuesto de las prefecturas por el IDH.

En este sentido, la autoridad lamentó que en una muestra de la incoherencia gubernamental, mediante cartas a los medios se amenace a la libertad de expresión, derecho fundamental de las personas y sustento de la democracia en el país, intentando controlar el contenido informativo de radios y estaciones televisivas bajo amenaza de multas y suspensiones.
Costas criticó asimismo que el gobierno “se rasgue las vestiduras” y acuda a la Iglesia Católica buscando acercamientos, mientras por otro lado asestó “un golpe artero y perverso contra la economía de la población”, al prohibir la exportación de aceite, poniendo en riesgo las fuentes de trabajo de 300 mil familias que viven de la soya.
“Además de afectar al empleo y generar pobreza, está atacando al sector productivo que es la columna vertebral de nuestro país, en la perversidad y maldad de atacar a Santa Cruz”, manifestó.
El Prefecto señaló que otra muestra del doble discurso que maneja Morales y el MAS está referida al pedido de las regiones para que no se recorte el IDH, porque mientras se pide diálogo el Ministro de Hacienda sostiene que la confiscación de estos recursos es irrevisable.
De la misma forma, sobre las ilegalidades del texto constitucional aprobado por los masistas en la Asamblea Constituyente y que tanto el presidente Morales como el vicepresidente García Linera aseguran que pueden subsanarse, la autoridad señaló que poco puede esperarse porque el MAS sigue con su proceso de socialización mientras la presidenta de la Asamblea, Silvia Lazarte, señala que no se cambiará ni un punto.



No hay comentarios: