Páginas vistas en total

lunes, 1 de noviembre de 2010

no le va bien a Chávez con la estatal PDVSA que acusa mala administración y pérdidas que se niega a admitir.


ADELGADO@ELNUEVOHERALD.COM

Pese a que el precio del crudo en pocas ocasiones ha estado tan alto, los expertos creen que la estatal Petróleos de Venezuela, S.A., (PDVSA) se encuentra hipotecada y en franco deterioro, agobiada por una inexperta y politizada conducción que amenaza su sostenibilidad a largo plazo.

Según ex empleados de la empresa estatal, la capacidad de producción de PDVSA ha disminuido entre 800,000 y un millón de barriles diarios en los últimos 10 años, fenómeno que aunado a las abrumadoras exigencias financiera del gobierno, una mala administración y la asistencia que Venezuela otorga a Cuba y a otros países, le están generando graves problemas de flujo de caja.

Los expertos consultados por El Nuevo Herald añadieron que el actual precio de $70 por barril parece no ser suficiente para satisfacer el voraz apetito por recursos del gobierno, lo cual ha obligado a la empresa estatal a dejar de invertir en la preservación del negocio, vender activos y endeudarse aceleradamente.

Los expertos expresaron temor por la posibilidad de que PDVSA decida salir de su filial Citgo, cuyas refinerías son cruciales para colocar el pesado crudo venezolano en el mercado estadounidense.

"Lo que está haciendo el gobierno venezolano, en su desesperación, es liquidar a Petróleos de Venezuela'', dijo Juan Fernández, ex director ejecutivo de planificación de PDVSA. "[El presidente Hugo] Chávez la está secando de tal manera que está poniendo en riesgo su capacidad de generar ingresos''.

El deterioro en la compañía estatal podría tener muy graves repercusiones en Venezuela, que se ha vuelto cada vez más dependiente de la renta petrolera, producto de la palpable contracción del sector privado.

Actualmente, la industria petrolera genera más del 94 por ciento de las divisas que ingresan al país.

Pedro Mantellini, ex asesor de Planificación Estratégica de PDVSA, afirmó que parte del problema reside en que el gobierno hace uso de las arcas de la empresa para financiar sus programas sociales y su política exterior.

"Este régimen utiliza a Petróleos de Venezuela como una caja chica'', declaró Mantellini. "Mucho de ese dinero está siendo utilizado para manejar las políticas del gobierno dentro y fuera del país, en iniciativas del Socialismo del Siglo XXI, y en los regalos que Chávez hace en el exterior, a países como Nicaragua, Bolivia y Cuba'', señaló.

PDVSA, por su parte, cuenta una versión muy diferente.

En su informe sobre la gestión administrativa de la primera mitad de año, la empresa admitió que destinó $4,466 millones a obras de "inversión social'', tras haber obtenido más de $46,120 millones en exportaciones de crudo, pero enfatizó que disfruta de buena salud financiera.

"Al cierre del primer semestre de 2010, la empresa continúa presentando una situación financiera sólida'', señaló el documento. "Estos resultados financieros son reflejo del manejo transparente y eficaz que garantizan la continuidad de los proyectos necesarios para el desarrollo integral del país''.

Pero los números de PDVSA están basados en un nivel de producción estimado en unos tres millones de barriles diarios, volumen que los analistas independientes, al igual que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y la Agencia Internacional de Energía (IEA) dicen que se acerca más a los 2.2 millones de barriles

No hay comentarios: