Páginas vistas en total

viernes, 6 de julio de 2012

buena reseña de ANF que pinta la violencia policial en inmediaciones de Plaza Murillo. originarios convocan al pueblo a una manifestación pacífica en repudio por la acción de Evo Morales


La vigilia indígena instalada hace cuatro días en el acceso al edificio de la Vicepresidencia sufrió este jueves fuerte represión policial con empleo de gas pimienta, granadas de gases lacrimógenos e impresionantes chorros de agua lanzados desde un carro Neptuno, acción que afectó las vías respiratorias de al menos ochos niños indígenas.
un enorme Neptuno no cesó de lanzar chorros violentos que destrozaron las carpas, ropa enseres 
La represión policial se produjo después de una manifestación callejera de activistas femeninas de la organización Mujeres Creando, quienes portaban retratos de la indígena Berta Bejarano, presidenta de la columna de la novena marcha en defensa del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis).
“Todas somo Berta. Evo, tu post consulta a todo el pueblo insulta”, se leía alrededor de la foto de la mujer indígena, quien fue vetada por el gobierno para una posible negociación por haber sido detenida hace varios años en Brasil por tráfico de cocaína.
María Galindo y Helen Alvarez, de Mujeres Creando, relataron que “la protesta era pacífica pero sufrimos represión de los policías”.
La protesta callejera, según testigos, fue aprovechada para lanzar cáscaras de frutas y verduras a los policías.
También se arrojó piedras, pedazos de madera y otros objetos contundentes a los uniformados.
El subcomandante de la Policía de La Paz, coronel Edmundo Rivero, aseveró que hubo beligerancia de los indígenas que apoyaban la manifestación de Mujeres Creado, por lo que se utilizó gases y el carro Neptuno.
La esquina de las calles Ayacucho y Potosí se convirtió en escenario de la acción policial, respaldado por el carro Neptuno.
Las carpas instaladas en la calle Ayacucho entre Potosí y Mercado fueron destrozadas por los chorros de agua, y los gases lacrimógenos obligaron a que los indígenas huyan del sitio. Pero los más valientes optaron por enfrentar a los uniformados.
Sin embargo los más damnificados fueron los niños, ocho de ellos sufrieron afecciones de las vías respiratorias y fueron atendidos por médicos en una carpa instalada en el frontis de la Alcaldía de La Paz.
“La mayor parte de los niños sufrieron por el gas que afectó las vías respiratorias, sufrieron mareos y tos. También una persona de la tercera edad que pasaba por la calle Ayacucho sufrió por el gas”, informó el médico Alba.
Los niños indígenas fueron llevados al hall de la Alcaldía donde fueron socorridos por funcionarios ediles. Pero un niño fue trasladado a un hospital porque no cedía su tos.
El Comando Departamental de la Policía responsabilizó a la organización Mujeres Creando de generar violencia en inmediaciones de la Plaza Murillo, por lo que los policías que custodian el centro del poder político respondieron la agresión con gases lacrimógenos y chorros de agua.

No hay comentarios: