Páginas vistas en total

sábado, 18 de agosto de 2012

Julian Assange y senador Roger Pinto. mientras Suecia reclama al primero presentarse al juicio (no está aún juzgado, ojo) el segundo espera salvoconducto desde hace tres meses en La Paz

El australiano Julian Assange, creador del portal Wikileaks y el senador pandino Róger Pinto tienen mucho en común. Ambos están refugiados en embajadas de países que les han concedido asilo diplomático y están a la espera que los países que los persiguen les entreguen el salvoconducto que los ayude a salir del brete. Inglaterra y Bolivia utilizan exactamente los mismos argumentos para negarse a concederles la orden de salida. Dicen que son delincuentes comunes, que no merecen asilo político y que deben responder ante la justicia por crímenes comunes. El Gobierno ecuatoriano, a diferencia del brasileño, que le ha otorgado el refugio a Pinto, se llena la boca respaldando su determinación de asilar a Assange, con argumentos como el respeto a los derechos humanos, la protección de la libertad de expresión y la observancia de leyes internacionales que precisamente el régimen de Evo Morales se niega a cumplir, pese a que públicamente ha sido uno de los primeros en apoyar la decisión del Gobierno de Rafael Correa. Esto que parece el más grave de los cuadros de esquizofrenia, tiene que ver con la lógica del poder, que siempre ha hecho y ha dicho lo que le conviene, por más que no tenga ninguna coherencia.

No hay comentarios: