Páginas vistas en total

martes, 30 de agosto de 2011

Lula habló una hora con Evo. Eludió a la prensa y en su charla pública ni mencionó el tema del TIPNIS. Evo lacónico "la ruta está garantizada" puede decir muchas cosas. Crónica de Roberto Méndez


La primera palabra que el expresidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva pronunció ante jóvenes y movimientos sociales en el coliseo Don Bosco  fue: “Integracao", en una conferencia que ofreció al lado de “su hermano menor”, el presidente boliviano Evo Morales, en el primer día de visita a suelo boliviano.

”Integración" se apresuró a decir su traductor mientras Lula recordó que tras participar en el 2003 en el Foro de Davos, defendió la tesis de un mayor acercamiento con los países de la región, pero recibió duras críticas del empresariado.

Pero él continuó y por fortuna en ese periodo hasta el 2010 que duró su mandato, presidentes “progresistas” asumieron en la región y eso posibilitó un mayor acercamiento y crecimiento de modo que la balanza comercial entre Brasil y Sudamérica era de 12 mil millones de dólares y actualmente pasa los 33 mil millones de dólares, lo cual muestra que en tiempos de crisis mundial, las economías de la región florecen.
 
Ejemplificó que el primer puente entre Brasil y Bolivia (en Pando) fue durante su gestión y lo mismo sucedió con Perú.
 
Ataque a Estados Unidos. “Querían darnos las recetas para todo", dijo al criticar la crisis financiera de Estados Unidos y que el Congreso haya autorizado un mayor endeudamiento, "no para ayudar al que estaba endeudado por su casa, si no para apoyar a un sistema que no funciona", dijo.

Posteriormente explicó que terminaron los tiempos en que los países ricos y neoliberales dictaban e imponían recetas de desarrollo. Querían "enseñarnos" a construir, remarcó, lo que nosotros debamos construir por nosotros mismos", agregó.
Y luego señaló que creía que “un presidente negro iba a ser diferente”, pero  eso no ocurrió.

La jornada. Con su guayabera de color blanco que hace juego con su barba, Lula arribó al aeropuerto Viru Viru de Santa Cruz a las  16.55 en su avión privado PP-WJB y se reunió con Morales que había arribado cinco minutos antes en el FAB-002.

Posteriormente se reunió con Morales en forma privada por espacio de una hora hasta las 19.30, hora de la conferencia en el colegio Don Bosco.

Trascendió que uno de los temas fue la construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos a la que se oponen los indígenas en una marcha y que la empresa brasileña OAS tiene previsto construir.

“La ruta está garantizada", dijo Morales a secas y señaló que el diálogo está abierto.
 
Indígenas protestaron por el Tipnis
LA CHIQUITANA  ISABEL GARCÍA ENCABEZÓ UNA PROTESTA CONTRA LULA EN EL CASABLANCA JUNTO A ESTUDIANTES DE LA UAGRM PERO LA POLICÍA LES QUITÓ LOS CARTELES.
 
417 Millones de dólares costará la ruta Villa Tunari San Ignacio de Moxos.
332 Millones de dólares le prestó Brasil a Bolivia  para esa ruta durante el gobierno de Lula da Silva.

No hay comentarios: