Páginas vistas en total

miércoles, 31 de agosto de 2011

vino Lula recomendó "moderación" pero también perseverar en la carretera que significará "penetración de Brasil" en la geopolítica boliviana (Bajo el Penoco: Lula da la cara)

Por primera vez, el presidente Evo Morales brindó este lunes una serie de explicaciones coherentes que justifican la construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos. Lamentablemente, casi todas las razones expuestas obedecen a intereses brasileños que buscan corredores alternativos para acceder al océano Pacífico por territorio boliviano, no por nada es Brasil precisamente el que ha puesto la plata para construir esa autopista. En ese sentido, es natural que haya venido Lula al país a poner la cara, después de que, con guirnalda de coca en el cuello y un rosario de piropos (“Evo e o Mandela boliviano”, decía meloso aquella vez en el Chapare), convenció al mandatario boliviano de traicionar a los indígenas del TIPNIS y meterle por en medio del parque Isiboro Sécure, lo que implica también sepultar para siempre su imagen como protector de la madre tierra. Supuestamente Lula, además de soplarle al oído su cantaleta para que la repita Evo, le ha pedido que no sea tan duro con los indígenas. Pero de que le van a meter, le van a meter, de eso no hay duda alguna.

No hay comentarios: