Páginas vistas en total

lunes, 24 de octubre de 2011

destaca Bajo el Penoco que sólo "10 minutos" de su tiempo concedió Evo a los marchistas para saludarlos y volver apresurado a su Palacio Quemado

Dos días después de la llegada de los indígenas del Tipnis a La Paz y 68 días después de haber iniciado su octava marcha desde el Beni hacia la sede de Gobierno, el presidente Evo Morales les concedió diez minutos de su tiempo en la plaza Murillo, donde miles de originarios se mantenían en vigilia exigiendo la presencia del primer mandatario. Después de la paliza que recibieron en Yucumo, después de los insultos y las acusaciones, los nativos de las tierras bajas se mostraron humildes con el jefazo. Se aglomeraron ante él, le tendieron la mano y le ofrecieron muestras de afecto. Los indígenas han conseguido el apoyo de todo un país. Han logrado que en Bolivia se establezca un nuevo pacto que incluye a los habitantes de las zonas urbanas, de los pueblos, las clases medias, los mestizos y los indígenas. El presidente les concedió esos diez minutos a regañadientes, obligado por las circunstancias, después de haberles reprochado su presencia en La Paz, donde nadie puede hacer política más que él. Para la próxima, tal vez no haya tantas oportunidades para Evo Morales.

No hay comentarios: