Páginas vistas en total

jueves, 20 de octubre de 2011

la democracia ha salido fortalecida, robusta y firme después de una elección en que la sabiduría del pueblo pudo más que las maniobras oficiales para imponer su voluntad


 Robusta y fortalecida la democracia boliviana

Mauricio Aira

Bolivia podrá tener muchos defectos pero tiene grandes cualidades aseguraba un experimentado observador de nuestra realidad. Lo que acaba de suceder con las elecciones del 16 de octubre es una prueba de ello. Para sorpresa nuestra enumeraba una tras otra las características de esta elección. A) Se trató de un experimento porque estaba destinada a designar tribunos de los más altos poderes judiciales de la historia por la primera vez.  B) Se trató de una elección, si se puede llamar así, de un solo cuerpo de candidatos, todos ellos preseleccionados primero por el partido de Gobierno y confirmados por una Asamblea dominada por el partido de Gobierno y bajo normas que puso en práctica del Tribunal Supremo Electoral sugeridas por el partido de Gobierno. C) La forma muy similar a lo que ocurre en Cuba donde hay una sóla fórmula, una sola lista, un solo programa o sea con el dominio del “unicato” que rige desde hace medio siglo.
La respuesta del electorado ha sido única, caracterizada también por muy especiales decisiones colectivas.  a) masiva concurrencia al acto electoral. b) consigna espontánea de votar en blanco o votar nulo, sin marcar nombre alguno de los propuestos en la papeleta oficial.  c) papeleta de tamaño estrambótico, original ciertamente con las 150 fotografías de candidatos desconocidos., totalmente inadecuadas para el manipuleo común. d) para el ciudadano común no quedó claro, qué fue lo que debía hacer. El método creo confusión.
Prosigue el diálogo con el interlocutor que ha visitado al menos 10 veces Bolivia en diferentes época como funcionario del Instituto Sueco de Política Exterior y acompaña el desarrollo político nacional,  nos expresa que veía con mucha preocupación que cada nueva elección convocada por el Presidente Evo Morales, el ejercicio democrático venía sufriendo anquilosamiento y vicios en desmedro del brillo que debe tener. Sin embargo de ello, añade el interlocutor, con esta elección ha salido “más robusta y fortalecida” y se constituye a partir de ahora, en un modelo de cómo el elector castiga a la Administración que quiere marcadamente utilizarla para su provecho.
Analítico y preciso describe de nuevo la dimensión inédita de lo sucedido. 1) A diferencia de otras elecciones en países amenazados por las autarquías, que aconsejaron a sus ciudadanos no ir a votar o sea “el ausentismo electoral” en Bolivia se optó por una concurrencia inusual, plenamente consciente de su tarea, depositar el voto y siempre que fue posible documentar su actitud. No olvidar que numerosos electores, especialmente jóvenes primerizos, merced a sus cámaras y grabadoras de sus aparatos digitales pudieron registrar la votación e incorporar sus registros en las redes de internet que mantuvieron un altísimo nivel de tráfico especialmente en las ciudades.
Nos sorprende el profesor sueco, que prefiere mantenerse anónimo para el público dado que es funcionario del Estado, explicando que en Venezuela la oposición ordenó a su militancia no ir a votar con lo que cometió un craso error. El cómputo se realiza sobre el número de electores, los ausentes no son tomados en cuenta en los escrutinios y no aparecen en la estadística electoral.  En Bolivia con gran acierto los líderes cívicos, sindicales, políticos y hasta religiosos convocaron a votar y actuando en su rol de ciudadanos plenos fortalecer el sistema que como vemos resultó siendo castigado por una votación adversa a sus consignas y directivas.
Se tiene entonces que la ciudadanía boliviana ha ofrecido una actuación democrática rica en resultados positivos, castigando el uso indebido de una votación que supuestamente debería ser de beneficio para sus “creadores o inventores”, pero que les salió contraria, lo que confirma que no se puede jugar con la Democracia que así como premia y elige también castiga y condena.

No hay comentarios: