Páginas vistas en total

domingo, 9 de octubre de 2011

Evo saldrá a recibir a los "marchistas", parece chiste. les dirá así: "hermanitus. perdón. no fui yo quién ordenó que los apaleen, que les golpeen con palos y patadas. no fui yo. perdón. ha sido un jacho carabinero que lo fusilaré", veremos si el perdón,, perdón es aceptado.

Después del recibimiento que los pobladores de Caranavi le ofrecieron a los indígenas que marchan en defensa del Tipnis, el presidente Morales ha tomado la decisión de que él también se sumará al comité de recepción para cuando los marchistas lleguen hasta la ciudad de La Paz. El jefazo ha dicho que gustosamente recibirá a los dirigentes de la Cidob en el Palacio Quemado. No se trata solo de no quedar disonante con relación al sentimiento nacional que los originarios del oriente boliviano han despertado en todo el país, también es un asunto de estrategia. En primer lugar, quedaría muy mal un "segundo Yucumo" y, lo que es peor, no habrá Policía en Bolivia que quiera acatar órdenes que después nadie querrá asumir. El primer mandatario no se puede arriesgar ni siquiera a que a algún despistado se le ocurra tocarle un pelo a los indígenas, porque podría armarse una tremolina que luego nadie será capaz de frenar. Pero al margen de todo, ¿qué les va a decir Evo Morales a los marchistas sobre la carretera? Todo bonito, todo lindo, pero todo indica que sigue en marcha lo de la ruta que partirá el Tipnis en dos.

No hay comentarios: