Páginas vistas en total

lunes, 7 de diciembre de 2009

reporteros especializados de El Deber, prepararon un informe que habla de incidentes, voto colectivo (?) y ausencia de delegados de partidos por miedo

Salvo el incidente que se registró en Oruro, donde un grupo de electores tomó por la fuerza por unas horas, dos recintos electorales y a la vocal de la Corte Departamental Electoral (CDE), Amelia Aliaga, arguyendo falta de celeridad en el proceso de instalación de las mesas de sufragio, el escrutinio en las zonas donde se temía confrontación se desarrolló en un ambiente de tranquilidad.

En el trópico de Cochabamba (Chapare), el presidente Evo Morales se dio un baño de popularidad. Vivió una mañana festiva en su reducto cocalero Villa 14 de Septiembre, lugar donde se encumbró como sindicalista y propició la resistencia a gobiernos que pretendían erradicar la hoja de coca.

Llegó a las 7:15 acompañado por una larga comitiva, integrada por periodistas extranjeros, de países vecinos y europeos. Pernoctó en Villa Tunari.

Por las calles, los pobladores se ubicaron a los costados y trataron de dar la mano a su correligionario político. Luego de compartir un desayuno en la sede sindical de la Central 14 de Septiembre, que tiene más de 5.000 cocaleros afiliados, Evo se dirigió al recinto electoral, donde emitió su voto a las 8:50. Lo hizo en compañía de su hija Eva Liz.

Posteriormente en una rueda de prensa se mostró cauto a la hora de declararse ganador, porque dijo que no quería ‘cantar victoria’ antes de que finalicen las elecciones y se conozcan los resultados; fue evidente el contraste con sus declaraciones del sábado en Villa Tunari, donde se mostró seguro de su triunfo, incluso expuso que festejó con un trago cuando se enteró de que la derecha eligió a candidatos como Manfred Reyes Villa, Leopoldo Fernández y Samuel Doria Medina, pues, en su criterio, le facilitaron las cosas.

Expresó que se hubiera preocupado si la derecha hubiese elegido a candidatos más limpios. Apuntó que Leopoldo se hizo candidato para librarse de la cárcel y Reyes Villa para no entrar en la cárcel. Incluso tuvo tiempo para llamar ‘loco’ al presidente de facto saliente de Honduras, Roberto Micheletti, a quien le sugirió buscar un psiquiatra para que lo cure.

En Oruro, el proceso electoral tuvo sobresaltos en la jornada matinal cuando un grupo de electores tomó por unas horas los recintos electorales instalados en los colegios Isael Pacheco Loma y Alto Oruro de esa capital, en protesta por la lentitud con la que se instalaban las mesas de sufragio.

Los ciudadanos que exigían emitir su voto procedieron también a retener a la vocal de la CDE de este distrito, Amelia Aliaga, que fue liberada luego de algunas horas gracias a la intervención de la Policía y del presidente de la CDE de Oruro, David Apaza, que informó de que el problema se debió a una confusión en la entrega de las papeletas de sufragio.

Superado el impasse, los ciudadanos procedieron a sufragar tomando en cuenta la recomendación hecha por Apaza de no cerrar las mesas de votación hasta que vote el último elector. El sufragio comenzó a las 12.00 y se prolongó hasta las 20:00.

La advertencia de los campesinos de la provincia Omasuyos en La Paz de no permitir las campañas de los partidos opositores al MAS se cumplió al pie de la letra. En las poblaciones de Achacachi, Warisata, Huarina, Sorejapa, Huatajata, en la provincia Omasuyos, y San Antonio de Senkata, provincia Aroma de La Paz, la presencia de delegados de los partidos opositores fue nula.

En Curahuara de Carangas y en San José de Pocitos, frontera con Chile y con Argentina, respectivamente, el proceso de votación transcurrió en un ambiente de tranquilidad.

Los comicios en las ‘zonas calientes’ y fronterizas

- Yacuiba. En la población fronteriza San José de Pocitos la jornada electoral trascurrió sin contratiempos, salvo inconvenientes de carácter logístico que se presentaron en momentos de la distribución del material electoral. Ese hecho retrasó la votación en más de un recinto electoral. Pese a la lluvia y el frío que se registró, los electores acudieron masivamente a votar.

- Chapare. El proceso electoral transcurrió en un ambiente de tranquilidad, aunque muchos de los electores tuvieron que sortear derrumbes y caminos inundados, producto de las lluvias que se registran en el trópico de Cochabamba, para votar. Es el caso de los pobladores de Chimoré, que tuvieron que desplazarse en canoas hasta los recintos electorales para emitir su voto.

- Oruro. Una multitud de ciudadanos tomó por unas horas los recintos electorales instalados en los colegios Isabel Pacheco Loma y Alto Oruro de esta capital, en señal de protesta por la lentitud con la que se instalaban las mesas de sufragio. Procedieron también a retener a la vocal de la CDE de Oruro, Amelia Aliaga. Superado el impasse, se habilitaron las mesas y la gente sufragó.

- La Paz. En el denominado voto comunitario sólo delegados del MAS fiscalizaron la votación. En las poblaciones de Achacachi, Warisata, Huarina, Sorejapa, Huatajata, en la provincia Omasuyos, y San Antonio de Senkata, en La Paz, la presencia de delegados de frentes opositores al MAS fue nula. Los partidos indicaron que no habilitaron delegados porque fueron intimidados.

No hay comentarios: