Páginas vistas en total

martes, 5 de octubre de 2010

toda la prensa está llena de una crítica abierta al futbolista Evo Morales de pésimo comportamiento en la cancha de juego. (El Día de S.C.)


Daniel Cartagena es el funcionario de la Alcaldía Municipal de La Paz que el domingo pasado le dio un pisotón al presidente Morales y a cambio recibió un alevoso rodillazo en la parte del cuerpo que más duele. El incidente ocurrió en el inicio de partido que disputaron el equipo del Gobierno central, cuyo capitán es el Primer Mandatario y el combinado de la comuna paceña, al mando de Luis Revilla. La iniciativa era interesante y esperanzadora, pues se trataba de llevar al plano deportivo, la rivalidad política de dos ex aliados, el MAS y el Movimiento Sin Miedo, que hoy están enfrascados en denuncias y amenazas. Tras el hecho violento, el Presidente jugó el resto del partido que terminó 4-4, precisamente con un gol convertido por Evo Morales en el último minuto. Ocurre que hoy, el jefe de Estado, quien derrochó energía para el rodillazo y para corretear durante más de media hora, dice estar lesionado, con un certificado médico en la mano, que le recomienda reposo de diez días. Es más, en declaraciones posteriores a la prensa, el Mandatario ha justificado su respuesta, ante una jugada que puede suceder en cualquier cancha del mundo y que no merece ni siquiera una amonestación. Lo peor de todo no fue el rodillazo, sino la reacción de las fuerzas de seguridad que acompañaban al Presidente ese día, que intentaron llevarse detenido a Daniel Cartagena, en represalia por la falta que le había cometido al presidente Morales. Tiene suerte el empleado municipal de no estar tras las rejas, como están decenas de líderes políticos que se han atrevido estos años a “marcar” de cerca al régimen político actual. Platón decía que en media hora de juego se puede conocer mejor a una persona que en un año de conversación. Al presidente Morales le conviene no seguir jugando fútbol en público, porque cada vez le será más difícil disimular la personalidad vengativa y pendenciera que manifestó el domingo contra ese humilde trabajador. Qué triste espectáculo el que brindó el Mandatario y sobre todo, qué lamentable es constatar que esa conducta es la que pinta de cuerpo entero, tanto al caudillo como a su Gobierno. Una reacción desproporcionada, hormonal, “descuidista”, tramposa, frente a un incidente sin importancia, como lo sabe muy bien Evo Morales, un fanático del deporte, que traslada a este plano la soberbia que le ha dado el uso indiscriminado del poder. Y tal como está sucediendo en el país, el domingo no había en esa cancha un árbitro imparcial, honesto y con autoridad, capaz de aplicar las normas deportivas. ¿Y qué hubiera ocurrido si el referí, hubiera expulsado al “jefazo”, tal como correspondía? La respuesta es obvia y tiene que ver con autoritarismo reinante y creciente, que coloca a los dueños del poder en la libertad de recurrir a cualquier arma para destruir a sus rivales. Y Evo Morales no sólo goza de la inmunidad para cometer semejante ataque contra su adversario ocasional, sino también para darle vuelta a la realidad, de tal forma que el agredido resultó siendo el culpable, bajo amenaza de cárcel sólo por el hecho de medir fuerzas con el caudillo. Tampoco hay reglas claras, ni siquiera para el fútbol, mientras Evo esté en la cancha.

1 comentario:

ALBARITO 1964 dijo...

LA PRENSA EN SU TOTALIDAD DEBE CENTRAR SU FOCO EN TEMAS MAS PROFUNDOS,NO SEAN TAN DESCARADOS COMO PARA HACER DE UN GOLPE EN UN PARTIDO DE FUTBOL QUE FUE UNA REACCION ANTE UN PREVIO GOLPE,UNA NOTICIA DESCOMUNAL,DONDE ESTA LA DIGNIDAD Y PROFESIONALISMO DE LA PRENSA PRIVADA EN BOLIVIA,SE DAN CUENTA PORQUE USTEDES NECESITAN SER CONTROLADOS,PUES USTEDES LE TIENE MIEDO A LOS DUENOS DE SUS MEDIOS Y NINGUNO TIENE LAS BO... BIEN PUESTAS COMO PARA EJERCER UNA LABOR DE CONSTRUCCION IMPARCIAL,OBJETIVA Y QUE LLEVE ESTE PROCESO DE CAMBIO AL NIVEL DE ENTENDIMIENTO QUE SOLO USTEDES PUEDEN GENERAR COMO PROFESIONALES DE LA PRENSA,YA NO SE VENDAN POR SUELDITOS MISEROS,USTEDES TRABAJAN Y LOS CORRUPTOS SE LLEVAN LA PARTE GRUESA,DENUNCIEN TODO MAL TRATO Y SE LES HARA JUSTICIA YA NO HAY INTOCABLES EN BOLIVIA,O EL DUENO SE ADAPTA A UN TRABAJO DIGNO DE SUS REPORTEROS Y PAGO JUSTO O SENOR A LA JUSTICIA