Páginas vistas en total

martes, 22 de mayo de 2012

compartimos con Emilio Martínez la nada envidiable situación de la policía con tres cambios en corto tiempo al más alto nivel y con un coronel Maldonado cuestionado por haber masacrado en Yucumo a los del TIPNIS


El general Jorge Santiesteban, quien encabezó el sangriento operativo del Hotel “Las Américas” en abril del 2009, acaba de ser desplazado de la comandancia nacional de la policía, luego de una pulseta de poder con la ministra de transparencia, Nardi Suxo.
El conflicto enfrentó a dos alas de la maquinaria persecutoria gubernamental: aquella que utilizó el pretexto del “terrorismo” para depurar opositores y la que instrumentalizó una supuesta “lucha anticorrupción” para cargarse a gobernadores y alcaldes.
Aunque es probable que el destino inmediato de Santiesteban sea alguna clase de “exilio dorado” (quizás diplomático), dado que se trata de alguien que sabe demasiado, cabe preguntarse si su alejamiento del círculo íntimo del régimen no significará, en un momento dado, la apertura de la verdad sobre los sucesos que acabaron con la muerte de Eduardo Rózsa y sus asociados.
Se trata del tercer comandante nacional de policía que debe dejar su cargo de forma intempestiva en menos de un año, síntoma de los graves problemas que aquejan a la institución del orden.
En efecto, el general Oscar Nina debió abandonar el cargo tras la detención en Panamá del entonces director del centro de inteligencia del Ministerio de Gobierno, René Sanabria, implicado en el tráfico de un gran cargamento de cocaína. Luego le siguió Ciro Farfán, caído en desgracia por la posesión de un lujoso automóvil con placas falsas.
El sucesor de Santiesteban tampoco empieza con buen pie: según la presidenta del comité de la IX Marcha en defensa del TIPNIS, Bertha Bejarano, el coronel Víctor Santos Maldonado ha sido premiado por su rol en la violenta “evacuación” de indígenas llevada a cabo en septiembre pasado, en Yucumo.
La policía se sume en una profunda crisis, sin responder a las demandas de seguridad ciudadana de la población, mientras que a la administración evista sólo parece importarle que los uniformados cumplan el rol de represores de las protestas sociales…
notishots@gmail.com

No hay comentarios: