Páginas vistas en total

jueves, 5 de abril de 2007

Le gusta Truman como modelo

 
G. Wáshington Bush gusta de ser comparado con Harry Truman el oscuro presidente norteamericano que figura en las enciclopedias porque fue el primero y hasta ahora el único que mató con dos bombas atómicas casi medio millón de seres inocentes en los tristemente célebres bombardeos de Hiroshima y Nagazaki al término de la Segunda Guerra Mundia en agosto de 1945.
El mundo entero no ha podido, no puede olvidar las infernales escenas de miles de niños, mujeres y ancianos que fueron víctimas de aquel experimento imperdonable ordenado por un Presidente que por lo demás parecía bueno. De suave voz y finos ademanes, educado en la disciplina de una secta protestante, demostraba ser ejemplar en varios aspectos. De honestidad intachable, buen padre y esposo, austero en todo sentido, la Unión parecía estar a salvo de cualquier peligro. Mal aconsejado por el mismo grupo de poder que hoy asesora a Bush, aún cuando naturalmente no son las mismas personas, fue persuadido de que al lanzar por primera vez en la historia de la humanidad aquellas bombas del tamaño esférico que no llegaba a un metro de diámetro, la paz se habría de imponer. (Recordemos que cuando se lanzó la bomba, ya Japón se había rendido sin condiciones a los Aliados) Y que Estados Unidos se habría se imponer absolutamente sobre el resto de las naciones del planeta, lo que en efecto ocurrió hasta tanto la Unión Soviética fabricó y demostró que poseía las mismas bombas, aunque de mayor potencia y que dado el caso también las podría utilizar.
Truman lanzó la bomba, creó la CIA, decretó otras medidas para favorecer la construcción de la industria armamentista, puesto que había que preservar los territorios conquistados por la acción armada a la conclusión de la Guerra. Aún hoy en dia 52 años después del lanzamiento de las bombas y la muerte ipsofacto de 300 mil y por los efectos secundarios días, meses y años después ya que las consecuencias sobre la salud y el medioambiente han continuado enseñando su legado de muerte y dolor, las bases militares norteamericanas existen por doquier. Porque a la acción de guerra y la ocupación sigue la dominación a través de esas bases que según IAR-Noticas son ya 737 en el mundo entero.
Bush fue encontrado con una biografía de Truman entre las manos (montaje escénico para su publicidad) y preguntado que porqué leía a Truman, la respuesta no se dejó esperar: "Truman fue un gran patriota que ante las críticas y la debilidad del Estado pudo dar una respuesta contundente al mundo" Esto es, el bombardeo del Japón sin importar cuántos miles de inocentes resultarían víctimas de una guerra en la que no pelearon. No ocurre acaso ahora mismo lo propio, cuando sus aviones y tanques bombardean y matan en Afganistán, en Irak y quizá lo hagan en Irán, cuando ya por debajo se escuchan rumores de que todo está listo para una guerra relámpago inclusive con el "uso moderado" de la destrucción nuclear como en Hiroshima, como en Nagazaki.
Posted by Picasa

No hay comentarios: