Páginas vistas en total

viernes, 15 de enero de 2010

El sacerdote salesiano Luis Chamizo dió amplia explicación de medidas en favor de los pobres que levantaron injusta protesta en SC.

El director del colegio de convenio Don Bosco, Luis Chamizo, justificó ayer el proceso de selección de estudiantes en este centro educativo y explicó que responde a una exigencia de la naturaleza del establecimiento, de dar servicio a los niños y niñas de escasos recursos.
El religioso negó haber recibido una llamada de atención de parte del Servicio Departamental de Educación (Seduca) sobre la medida implementada en el establecimiento, como lo afirmó el lunes el director de la institución, Rodolfo Alborta.

El sacerdote manifestó que en una reunión sostenida la semana pasada, Alborta recibió un informe detallado de lo que está ocurriendo en el Don Bosco.

En el documento entregado a EL DEBER, Chamizo afirma que en meses anteriores los padres de familia fueron convocados para darles a conocer las medidas que se iban a tomar este año y se les entregó un impreso llamado ‘situación familiar’, en el que debían exponer su realidad económica, refrendadas por boletas de pago de luz, agua, teléfono y préstamos, acompañado por una declaración jurada.

Asimismo, argumenta que luego de estudiar las respuestas de los padres se determinó dejar libre las plazas de estos alumnos, cuyos padres, se considera, tienen recursos para inscribirlos en un colegio particular y que esos espacios sean copados por otros de menos recursos.

Según Chamizo, al menos 150 estudiantes quedaron fuera del establecimiento, un 10% del alumnado. No obstante, aunque la medida sigue en pie, se ha iniciado una revisión de los casos y el número de retirados puede reducirse al 50%, afirmó.

Por otro lado, autoridades de la Defensoría de la Niñez y la Fiscalía dejaron ayer una citación en el colegio para que la dirección del centro rinda un informe hoy sobre la medida, según informó la titular de la Defensoría, Rossy Valencia.

Valencia sostuvo que, de acuerdo con la denuncia de los padres, se estaría incurriendo en la violación de los derechos del niño, establecidos en el Código del Niño, Niña y Adolescente.

Anoche el vicepresidente de la República, Álvaro García también se refirió al tema y criticó la medida del director del colegio Don Bosco. Dijo que es una actitud discriminatoria.

Algunos padres, que mantienen en reservas sus nombres, indicaron que están desesperados porque intentaron inscribir a sus hijos en otros colegios, pero no encuentran cupos.

No hay comentarios: