Páginas vistas en total

miércoles, 20 de enero de 2010

hace pocas horas que publicamos el último artículo de Dante Pino que no gustó a los masistas que están resultando los más intolerantes

Si algo parece inevitable es que cuando tratan de responderme, aún haciendo esfuerzos pierden la compostura y el equilibrio de la razón. Y claro comienzan los insultos, improperios y calificativos. ¿Quién dijo que la fuerza es el principio del fin de las ideas?

Al definir el Nuevo Bloque en el Poder, no hice sino describir la visión del mismo sobre el país. Bloque que considera imprescindible eliminar todas las formas de producción capitalistas y sus relaciones, para instituir el Estado socialista comunitario, este proceso según ellos, tiene al indio como sujeto histórico y sobre él se construirá ese socialismo comunitario plurinacional.

Esto implica la transformación del actual Estado burgués usando por lo pronto sus instituciones y leyes para avanzar hacía el nuevo Estado. Por tanto en esa transformación la propiedad de los medios de producción deben cambiar: por eso la propiedad comunitaria, que no tiene nada que ver con los ejidos mexicanos, ni con la producción agrícola, sino con el control de los sectores estratégicos se constituye en el centro de gravitación de las decisiones nacionales en materia de explotación de los recursos naturales.

La propiedad comunitaria es distinta de la propiedad Estatal, a la que le dan el sentido de ser redistributiva y controlada por los movimientos sociales. Esto quita y borra el concepto socialista de que el Estado asume el control de estos recursos. ¿Hay una pequeña diferencia no?

Porque esta base conceptual del socialismo-comunitario no tiene otra novedad que colocar a la vanguardia indígena en sustitución de la proletaria y a partir de ella establecer la primacía indígena en el tejido cultural es que afirmo y sostengo que Bolivia perderá tiempo y espacio retrocediendo hacía el pasado y buscando la manera de crear "lo nuevo" en formas de producción y relaciones de producción superadas en todos los aspectos de la economía y del entramado comercial que hoy día se exige a los pueblos para ser competitivos.

Hay muchos que creen que este pasado "fue glorioso", "fue socialista" y sin ninguna base científica afirman que ese pasado es la solución al fracaso del capitalismo. El gobierno actual a través del señor García Linera, afirma que habiéndose superado la fase de confrontación con la sociedad neoliberal, y prácticamente haberlos eliminado del escenario político, se abre el nuevo ciclo de construcción de este Estado socialista-comunitario.

Es el camino por donde habrá de transitar este proceso. Y decir todo esto ha sido causa para que me llamen "apatrida", "prebendal" "neoliberal" "renegado socialista". Una muestra más de que la intolerancia ante la crítica ideológica es total. Para los masistas nadie tiene la autoridad para criticarlos o discutir sus proposiciones políticas. Entonces recurren al insulto. Bueno, a mí me acusa risa. Son unos mocositos respondones y ensimismados en el cambio que creen vivir.

No hay comentarios: