Páginas vistas en total

jueves, 11 de febrero de 2010

no resultó una taza de leche. muchos países observaron el informe sobre DDHH que brindó Suxo en nombre de Bolivia. las observaciones son serias .

La independencia de la justicia, las agresiones a periodistas y medios de comunicación, la colisión de la justicia comunitaria con los tratados internacionales y la violencia contra la mujer son las principales preocupaciones que la comunidad internacional tiene de Bolivia y que fueron expresadas este miércoles durante el Examen Periódico Universal que se celebra en la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, con sede en Ginebra.

Estos informes, que se presentan cada cuatro años, son sujetos a recomendaciones del plenario.

Las preocupaciones fueron manifestadas luego de la presentación del informe sobre los Derechos Humanos en Bolivia que realizó la ministra de Transparencia, Nardi Suxo, quien aseguró que el contenido es el producto de 11 talleres que el Gobierno llevó a cabo con organizaciones sociales durante el pasado año con el fin de evaluar el estado de los derechos humanos en el país.

Estos datos fueron elogiados por cerca de 90 delegados asistentes, representantes de igual número de naciones. Durante la presentación de su informe, Suxo acusó a la oposición por “la masacre de Pando”, la corrupción y un sistema judicial politizado “herencia de gobiernos pasados”.

Por otra parte, invitó a una delegación de la Comisión de Derechos Humanos a visitar el país para verificar los avances en esta materia y anunció que el Gobierno ha conformado una Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Venezuela, Cuba, Libia, Nicaragua y Argelia aplaudieron el informe, mientras que otras naciones, como Brasil, Suecia, Holanda, Dinamarca y Suiza, le solicitaron lograr avances en aspectos como la trata y el tráfico de niños, la niñez en las cárceles, el hacinamiento en éstas y la independencia del Poder Judicial con la selección de tribunos idóneos e imparciales, que también llaman la atención de la comunidad de países miembros de la ONU.

Caso Pando

La preocupación por la violencia registrada en Pando durante septiembre de 2008 y la falta de una investigación objetiva e imparcial sobre los hechos, así como la retardación de la justicia en el inicio del proceso, fue expresada por varias naciones, entre ellas, Austria y España.

Esta última nación fue más allá y solicitó que se esclarezca la participación de las fuerzas del orden y militares antes, durante y después de los

hechos. Al respecto, el director del Ministerio de Justicia, Nelson Cox, señaló que no tenía información sobre ese tema y que en todo caso el proceso se encuentra en la justicia ordinaria.

Libertad de expresión

Canadá, Alemania, Noruega, Gran Bretaña y Estados Unidos expresaron su preocupación por el estado de la libertad de expresión en el país y las agresiones que sufrieron en los últimos cuatro años medios de comunicación y periodistas.

En este tema, el informe de Bolivia es radical. Indica que algunos medios de comunicación privados “difunden contenidos distorsionados incitando a la violencia, racismo, xenofobia y odio y que vulneran el derecho al acceso a una información veraz y fidedigna en contraposición a la actual Constitución Política del Estado que señala que los medios de comunicación deben contribuir a los valores éticos y morales”.

En respuesta, Cox leyó el texto del informe, derivando responsabilidades a los medios.

Por su parte, la ministra Suxo, consultada por La Prensa sobre qué medios estarían realizando este tipo de periodismo, aseveró que “cuando se ven los medios, uno se da cuenta, y la población ya los ha identificado”.

Corrupción

Suxo no pudo controlarse luego de que el delegado de Estados Unidos expresara su preocupación por los casos de corrupción que se registraron en 2009, que, según dijo, son similares en número a los del pasado.

La Ministra, al cerrar la conferencia, sostuvo que “en este Gobierno no existe más corrupción que en otros”, ya que (el accionar del Poder Ejecutivo) está controlado por los movimientos sociales. Además de ello, aseguró que los medios y la ciudadanía tienen acceso a la información y que lamenta que el sistema judicial boliviano no acompañe esta lucha.

El Gobierno dijo que los medios distorsionan la información.



No hay comentarios: