Páginas vistas en total

viernes, 17 de julio de 2009

ahora Morales la emprende contra el Comando Sur "que prepara los golpes de estado" y fustigó a la Iglesia de manera furibunda y desusada


THE ASSOCIATED PRESS

El presidente Evo Morales, en presencia de sus pares de Venezuela, Ecuador y Paraguay, habló de distanciarse de la influencia militar de Estados Unidos el jueves en La Paz durante la conmemoración del bicentenario de una gesta independentista.

Morales invitó a sus pares a participar de la conmemoración por los 200 años de una revuelta que dio lugar a 15 años de luchas militares que concluyeron en 1825 con la creación de Bolivia como estado independiente.

A su llegada a La Paz, el presidente venezolano Hugo Chávez dijo que "Hoy, 200 años después (de la primera independencia), estamos en plena batalla y nada ni nadie podrá interrumpir el camino, por más imperios que amenacen".

El mandatario ecuatoriano Rafael Correa, señaló ante los periodistas que "los pueblos de América Latina hoy luchamos hermanados por nuestra segunda y definitiva independencia".

El presidente paraguayo Fernando Lugo expresó: "Queremos que nuestras naciones fomenten la unidad, la integración, la equidad e igualdad para una vida genuinamente independiente".

Morales, en su discurso por el bicentenario de la "revolución de julio de 1809" hizo alusión al Comando Sur de los Estados Unidos.

"No es posible que en este milenio hayan grupos militares que dependan del Comando Sur de Estados Unidos. Esta dependencia de las fuerzas armadas de América Latina tiene que terminar, hemos estado hablando con los compañeros presidentes", añadió, en una referencia al desayuno que compartió con los mandatarios visitantes en la casa de Gobierno.

No hubo documento de esa reunión desayuno con los visitantes, ni declaraciones de los otros mandatarios. Por lo que dijo Morales en su discurso, se trató más bien de una reunión informal.

pero en el discurso por el bicentenario Morales también nuevamente insinuó una supuesta participación del Comando Sur de Estados Unidos en el derrocamiento del presidente hondureño Manuel Zelaya y aseguró que el golpe militar en Honduras, "fracasará". Lamentó además, que los obispos católicos en ese país justifiquen la asonada golpista.

Sostuvo que "político que acepte una base militar norteamericana en cualquier país es un traidor a su patria".

Dijo que los militares de Bolivia no irán más a prepararse el Comando Sur donde "les enseñaban que los enemigos internos son las fuerzas sociales, los indígenas". "Las fuerzas armadas tienen que dejar de depender del Comando Sur, es obligación de los presidentes trabajar y debatir con las fuerzas armadas doctrinas propias", acotó.

Morales fue el único orador en la ceremonia que dio inicio a un "desfile bolivariano" con la participación de cadetes de institutos militares de Venezuela, Ecuador, Paraguay, Bolivia y Perú.

En las ceremonias también participaron el vicepresidente del Consejo de Ministros de Cuba, Jorge Luis Guerra, y Patricia Rodas, canciller del depuesto presidente de Honduras Manuel Zelaya.

No hay comentarios: