Páginas vistas en total

sábado, 26 de abril de 2008

el cardenal hermano Julio pide no tener miedo a la lucha por la justicia y no prestar oído a las cornetas de guerra que se atruenan en el aire


El cardenal Julio Terrazas hizo un llamado al pueblo boliviano a no tener miedo en la lucha por la justicia y a no escuchar los llamados de guerra que se vienen dando en los últimos días.
En una homilía oficializada en Tupiza, el purpurado mencionó que todo lo que estaba pasando en Tupiza es un signo de unidad y recalcó que "Nosotros somos aquéllos que queremos permanecer unidos, pero unidos al Señor de la vida".
Haciendo referencia a la preocupante situación que vive el país y que afecta a muchos, el Cardenal Terrazas dijo que "la palabra del Señor nos dice no tengan miedo, no turbe su corazón, no miren atrás, hay que seguir caminando produciendo frutos de justicia".
En ese mismo sentido exhortó a que "aprendamos a dar frutos de justicia, de verdad, de libertad, de amor; frutos que tienen que ser compartidos para que la felicidad y la esperanza no falte nunca en cada persona"
"La gente pide justicia; hay que construir la justicia. La gente pide paz; hay que ser constructores de la paz. Hay que saber construir lo que une" dijo explicando que la única forma de construir estos valores es practicando el amor.
"Si queremos que el Señor viva en este templo tenemos que cambiar nuestras vidas, no basta con paredes bonitas y bien pintadas. Tenemos que cambiar nuestras vidas para que cada uno de nosotros se convierta en templo de Dios...Que el espíritu de la vida anime nuestras vidas para que seamos defensores de esa vida, que trabajemos para que esa vida no sea pisoteada por nadie, para que esa vida tenga el espacio que Dios a soñado para cada uno de nosotros"
El Cardenal Terrazas dijo también que hay que "terminar con cualquier indicio de llamados a la guerra. Que no se escuche entre nosotros, aquello que ya estamos empezando a escuchar, -ahora si la guerra civil-. Es imposible pensar en eso cristianamente. Es imposible que podamos decir que estamos de acuerdo con semejante mensaje. Todos hablan por mantener Bolivia unida, pero parece que más bien se preparan para dividirla, para triturarla. Eso no va en el plan de Dios".
VISITÓ TUPIZA Y BENDIJO EL TEMPLO
La población de Tupiza, ubicada al sur del departamento de Potosí cercana a la frontera con Argentina, preparó una gran celebración con motivo de inaugurar la refacción de su templo parroquial "Nuestra Señora de la Candelaria". El párroco, P. Boris Calzadilla, invitó a Cardenal Julio Terrazas para acompañar al pueblo Tupiceño en este trascendental evento religioso.
Desde la mañana se vivió un ambiente de fiesta, alegría y acción de gracias en el pueblo de Tupiza. Aproximadamente a las 10:00 am del miércoles 23 de abril, recibieron a Cardenal Julio Terrazas, quien al ingresar a Tupiza fue sorprendido con una gran bienvenida. Desde la entrada al pueblo y durante todo el recorrido hasta llegar al atrio parroquial; niños, jóvenes y adultos estaban apostados a cada lado de la calle para saludar a la máxima autoridad de la Iglesia Católica en Bolivia.
La alegría del pueblo tupiceño motivó a que la subprefectura de la provincia sud Chichas, en un acto de buen gobierno, declararan feriado y cese de actividades para el lugar.
Los pobladores Tupiceños se acomodaron en la Plaza de armas y en un acto protocolar realizado en el frontis del templo parroquial, autoridades departamentales y municipales, dieron la bienvenida oficial a Cardenal Terrazas agradeciendo su trabajo pastoral en busca del diálogo y de la paz en Bolivia. Luego lo declararon "Huésped Ilustre de Tupiza". También declararon "Huésped de Honor" a mons. Walter Pérez, obispo de Potosí.
"Ha sido un sueño hecho realidad" cantaba una pancarta de bienvenida. Cardenal Terrazas hizo hizo suya esta frase indicando que para él también "ha sido un sueño volver a Tupiza", recordando que como sacerdote joven fue formador y párroco en esta comunidad y le era imposible volver por las limitaciones de salud que tiene.
"La fe tiene que ser el impulso para llevar adelante a todas las generaciones" explicó Cardenal Terrazas al pueblo tupiceño. Niños de colegio sostenían la pancarta que decía "Queremos la unidad de Bolivia", Cardenal Terrazas indicó que ese debe ser el mensaje de su visita, "no una unidad de cementerios, ficticia, hecha a chicotes y amenazas…Queremos que Bolivia sea una familia, no lo digamos de palabra, actuemos, construyamos el amor, la justicia y la paz entre todos los bolivianos", exhortó Cardenal Terrazas.
Por la tarde un grupo de católicos de Chuquiago, población fronteriza cercana a Tupiza, se reunió con Cardenal Terrazas y le manifestaron su deseo de trabajar en la construcción de su iglesia. Así también el prelado conversó con los obreros que realizaron la restauración del Templo de Tupiza.
En la noche, toda la comunidad de Tupiza se reunió para la celebración de bendición del templo. El acto empezó a las 19:00 en el atrio del edificio religioso en donde entregaron las llaves del templo a Cardenal Terrazas quien presidió la ceremonia de bendición. Luego todos los fieles ingresaron al templo restaurado.

No hay comentarios: