Páginas vistas en total

martes, 23 de septiembre de 2008

fuerzas vivas cruceñas no permitirán que asaltantes dañen la vida, la integridad física o la propiedad de sus habitantes

Distintos sectores de la sociedad cruceña anticiparon que no permitirán una arremetida violenta de los sectores masistas que se movilizan con la amenaza de ingresar hasta el centro de esa ciudad y comenzaron a tomar previsiones ante la posibilidad de que esto llegue a ocurrir.
El diputado de Podemos Wálter Arrázola presentó ayer ante la Policía Departamental un recurso mediante el cual anuncia que “si las milicias armadas ingresan a Santa Cruz, el pueblo tiene la libertad de armarse para defender su vida, su integridad física, como la de su familia”.
Entretanto, en un comunicado, la Unión Juvenil Cruceñista (UJC) y los estudiantes universitarios anunciaron que responderán a los campesinos si provocan violencia. “Siempre estaremos para defender a nuestro pueblo. En Santa Cruz ya se ha derramado sangre, no crean que volveremos a dejar que eso pase”, advierte el documento.
La brigada parlamentaria se declaró en estado de emergencia y su presidente, Pablo Klinski, denunció que el mandatario Evo Morales usa a los movimientos sociales. “Abriremos los brazos a la gente que viene a trabajar, pero no a aquellos delincuentes que están viniendo con armas”.
Otros sectores conformaron la Comisión Soberana para la Defensa del Diálogo por la Paz. Su representante, Eduardo Vaca, indicó que si vienen armados, “tendrán la bienvenida que se merecen”. El senador Jorge Aguilera pidió al Ejecutivo desmovilizar a los movimientos sociales.
LA SITUACIÓN
Estrategia • Los movimientos sociales marchan a la capital oriental para presionar por un acuerdo que encamine la convocatoria al referéndum de aprobación del texto de CPE.
Acciones • El Gobierno descartó una intervención policial a la marcha. El vicepresidente Álvaro García dijo que es en defensa de la democracia.

No hay comentarios: