Páginas vistas en total

viernes, 19 de septiembre de 2008

todavía no se tocó el asunto de fondo. sigue la reunión en cochabamba


podemos observar en ésta foto de clarín digítal de izquierda a derecha, prefecto tarija mario cossío, prefecto santa cruz rubén costas, prefecta chuquisaca sabina cuéllar, prefecto cochabamba rafael puente (interino) ministro, vicepresidente, presidente morales y ministro de finanzas. la reunión se realiza en el balneario el manantial sito en afueras de la ciudad.
Están reunidos desde esta mañana y aunque aún no logran ponerse de acuerdo en los temas de fondo más importantes, el diálogo entre el presidente Evo Morales y sus opositores autonomistas avanza de forma "positiva".
El Gobierno de Bolivia reconoció hoy que todavía no han podido tratar las cuestiones más importantes, como la nueva Constitución, que llevaron al país a una violenta crisis en la que murieron 19 personas y dejó a la sociedad polarizada.
Así lo señaló el vocero presidencial, Iván Canelas, poco después de que Evo Morales abandonara por unas horas, hasta las 13.30 de Argentina, la reunión con la oposición para atender otras actividades de carácter internacional.
El mandatario salió de la reunión, que se celebra en un centro de convenciones situado a tres kilómetros de la ciudad de Cochabamba en el centro del país, sin hacer declaraciones, mientras que otros funcionarios de su Gobierno y los prefectos (gobernadores) opositores comenzaban a almorzar, tras seis horas de reunión.
Poco después de la partida del Presidente, un grupo de veinte jóvenes hizo estallar petardos cerca del centro de convenciones para pedir un juicio contra el prefecto de Pando, Leopoldo Fernández, actualmente detenido por su presunta participación en la masacre que causó 16 muertos en su región la semana pasada.
En la reunión participan los otros ocho prefectos del país, entre ellos los autonomistas y opositores Rubén Costas de Santa Cruz, Ernesto Suárez de Beni, Mario Cossío de Tarija y Savina Cuéllar de Chuquisaca.
Según el vocero Iván Canelas, en las primeras horas del encuentro tanto Morales como los prefectos opositores expusieron sus puntos de vista, pero aún no debatieron sobre los temas de fondo. "Lo que hay que ratificar es que aquí hay una clara coincidencia de que todos están sumidos en mantener el diálogo hasta resolver los problemas que hemos confrontado en el país", dijo Canelas.
El diálogo está centrado en la nueva Constitución que impulsa Morales, los estatutos autonomistas de las regiones de Santa Cruz, Beni, Pando y Tarija y el reparto de las regalías petroleras entre el Estado y esos mismos Departamentos.
Como observadores del diálogo están delegados de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), la Organización de Naciones Unidas (ONU), de la Organización de Estados Americanos (OEA), Unión Europea (UE), diplomáticos de Brasil, Chile y Argentina, y representantes de las iglesias Católica, Evangélica y Metodista.
Mientras el país regresa a la normalidad, el delegado de la Iglesia Católica, monseñor Edmundo Abastoflor, pidió que el diálogo transcurra "de forma serena, pacífica y con la comprensión de las posturas ajenas". Es la única manera de "ir hacia la pacificación del país y a la búsqueda de posiciones justas para todos".
El prefecto de Santa Cruz, Rubén Costas, principal adversario político de Morales dijo a la prensa que esperan "conseguir ese gran pacto social" que logre pacificar el país. (crónica de clarín bs.as.)

No hay comentarios: