Páginas vistas en total

martes, 27 de septiembre de 2011

Que se vaya! que se vaya! gritó el pueblo de La Paz, pidiendo la renuncia de Evo. activistas de DDHH, estudiantes, universitarios, mujeres y campesinos. policías armados cerraron la Murillo y los manifestantes sumaron muchos miles. el acto se repetirá todos los días!


Una multitudinaria manifestación paralizó este lunes el centro de la sede de gobierno en protesta por la intervención policial y en solidaridad con los marchistas del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) reprimidos y detenidos durante el operativo del domigo.   
    
Al grito de "¡El TIPNIS somos todos!" y "¡Evo, esta es tu masacre!", activistas de derechos humanos, estudiantes universitarios, organizaciones de mujeres y campesinos del Conomaq se movilizaron en defensa de la marcha y en repudio del gobierno de presidente Evo Morales, quien ahora busca promover un referéndum regional para construir el tramo II de la carretera Villa Tunari - San Ignacio de Moxos.  
  
A las 10.30 horas, los cuatro accesos a la plaza Murillo ya estaban cerrados  por las vallas se seguridad, protegidas por policías con sus escudos y gases de mano, a la espera de la movilización que comenzó cerca de las 11.00 en la plaza San Francisco, donde se plegaron voluntariamente ciudadanos de pié. Al medio día, la cabeza de la marcha estaba en la calle Colón,  pero la hilera de personas  llegaba hasta las callee  Indaburo y Yanacocha, donde algunas personas protagonizaron algunos amagues de enfrentamientos al intentar sobrepasar la seguridad del kilómetro cero.   
    
"Hasta ayer se proclamaban indigenistas, ahora son los masacradores de sus hermanos, han preferido el genocidio de compañeros internados en el bosque; quieren proteger a la propiedad privada, han preferido la represión brutal para seguir permitiendo el avasallamiento de cocaleros.  El grito del pueblo es movilizarse y el objetivo es que se vaya Evo genocida y Sacha Llorenti  a la cárcel", manifestó la dirigente del magisterio urbano Wilma Plata que estaba a la cabeza de la marcha.
Respecto a la renuncia de María Cecilia Chacón al cargo de  ministra de Defensa, dijo que  "muchos abandonarán el barco que se hunde, así siempre sucede, los que lo acompañaron escapan como ratas".
El cantante Luis Rico, que estuvo cantando su canción "Coraje" en el lugar de la concengración, manifestó muy molesto: "la historia ha vuelto atrás".
"No podemos seguir hacia atrás, hay que ir adelante; le pido a Evo que deje continuar la marcha; tiene la obligación de recibirlos", subrayò, al tiempo de exigir explicaciones sobre lo ocurrido de parte del ministro de Gobierno, Sacha Lllorenti", complementó.
A su vez, Abdón Patiño, dirigente de la Central de Pueblos del Norte Paceño  denunció que " lamentablemente, este gobierno ha violado la Constitución y los derecho de los pueblo indígenas". "Nos han reventado,  no lo vamos a dejar pasar, tienen que renunciar todos. Repudiamos esto. Bolivia sabe muy bien,  hay niños muertos, vamos a seguir con las movilizaciones hasta que renuncien; los compañeros  están secuestrados dentro del monte y las mujeres maniatadas".  
  
Al iniciar la marchas, los manifestantes guardaron un minuto de silencio.

No hay comentarios: