Páginas vistas en total

lunes, 8 de abril de 2013

buena composición de Carlos Meleán para describir lo que son los dictadores, más concretamente el de Corea del Norte que está metido en su propia trampa, que amenaza al mundo con una guerra nuclear. rodeado de "gorilas militares condecorados"


Carlos Meleán
Kim-Jong-un-MariscalUn millón de soldados, unas cuantas bombas atómicas y ahora a joder al mundo, pues seguramente hay que demostrar tener los huevos bien puestos, porque un dictador sin terror no puede existir, ni en el pasado, ni en el presente, ni en el futuro. Pero ya deberíamos haber entendido de que el terror solamente existe, si el pueblo se deja, porque lecciones de terror ya las tenemos pero de sobra…
El terror es el mejor método para educar y cuando el miedo es heredado, pues más fácil la tienen todos aquellos que viven muy bien en los sistemas totalitarios, porque el miedo hace que la mayoría acepte todo lo que pasa sin decir nada y ni que pensar en que reaccione.
Las bases para que el terror siga funcionando en el siglo XXI, son la miseria, la ignorancia y por sobre todo la indiferencia de los sectores minoritarios que les va mejor, ya que estos sectores se acomodan a todos los sistemas políticos y así sobreviven casi toda una eternidad. Por eso todas esas historias de querer mejorar la educación del pueblo, son puros cuentos, porque si los pueblos de este planeta fueran "bien educados" ¿podrían existir sistemas similares a los que actualmente existen?
Pero por sobre todo ¿qué significa educar? ¿Saber leer y escribir? ¿Saber sumar y restar? ¿Saber lo que es la ley de la gravedad? ¿Saber que alguna vez gobernó el dictador X o Z este o el otro pueblo? ¿Y qué pasa si aprendiéramos lo que es la libertad, la justicia, la democracia? O si entendiéramos lo que significa la dignidad humana, el respeto a la vida… ¿podríamos vivir como lo hacemos ahora?
Los dictadores fueron y son los indicadores que nos muestran la pobreza humana que aún sigue existiendo, en estos tiempos modernos tan lejos de las brujas, reyes, reinas y cavernas. Tan lejos de esos tiempos donde solamente los que gobernaban eran educados, donde la educación era elitaria, donde la suerte estaba definida en la cuna en la que uno nacía o no. Y así los dictadores del pasado heredan sus dominios a sus hijos y el pueblo es el regalo de yapa.
¿Y qué pasa con los otros dictadores? ¿Esos que no heredaron nada pero llegaron al poder de alguna forma? ¿A quién heredar tanto poder, tantos beneficios, tanta plata? Y ahí empiezan de nuevo a educar al pueblo, creando nuevas constituciones, repartiendo regalos, haciendo política populista para ganarse la voluntad de la mayoría… y así poderse quedar una temporada más en el poder y cuando todo eso no sirve pues a dejarlo a uno de los hijos políticos, adoptados en tantos años de gobernar en nombre del pueblo, para el pueblo…
Pero si el pueblo entendiera que él es el que tiene que gobernar… ¿cómo serían las sociedades? ¿Dónde podrían gobernar los dictadores?
Dictadores solamente pueden existir por nuestra pobreza humana, intelectual. Y para entender esto no hay que haber estudiado algo… ¿O?

No hay comentarios: