Páginas vistas en total

sábado, 6 de abril de 2013

chantaje for export, titula bajo el Penoco, aunque se podría precisar. "cambalache 12 x uno" refiriéndonos al canje que pretenden masistas, nos entregan a Roger y les damos 12

A ciertas autoridades del Estado Plurinacional parece habérseles ocurrido que a Brasil se lo puede chantajear con los doce hinchas del club Corinthians detenidos desde el 12 de febrero en Oruro, acusados de responsabilidad en la muerte del adolescente Kevin Beltrán, quien perdió la vida en el partido entre el equipo brasileño y San José, luego de que alguno de los aficionados extranjeros lanzó una bengala. En el país vecino, un joven confesó el crimen involuntario y se acumulan las evidencias que podrían demostrar que los doce arrestados son inocentes y que se los retiene de manera irregular, supuestamente con intenciones de presionar al Gobierno de Dilma Rousseff  para arroje a la calle al senador Róger Pinto, refugiado en la Embajada brasileña en La Paz desde hace once meses. Al Gobierno brasileño se le ocurrió también que un partido amistoso entre las selecciones de Bolivia y Brasil podría calmar las aguas entre ambos países, tomando en cuenta que algunos líderes nacionales se vuelven locos por la pelota. Pero no cabe duda que ambos se han equivocado. Algunos parecen chiflados por el fútbol pero no comen vidrio y en segundo lugar, Brasil ya aclaró (y bien claro), que por nada del mundo van a abandonar al senador Pinto, porque, según han aclarado, es un compromiso personal de la presidente Rousseff.

No hay comentarios: