Páginas vistas en total

sábado, 20 de abril de 2013


de la masacre del Hotel, a la Ley de Fuga por las calles de Bolivia. se trata de ejecuciones extrajudiciales

Un amplio revuelo provocaron las declaraciones del ministro de gobierno, Carlos Romero, en las que instruyó a los mandos policiales aplicar la “Ley de Fuga” contra presuntos sicarios.
Se trata, evidentemente, de una manifestación de demagogia, de parte de un gobierno que no ha sabido poner freno a la expansión de la criminalidad y que ahora busca enviar señales de “mano dura” hacia la población.
Y es, al mismo tiempo, parte de la campaña del citado ministro para posicionarse como potencial candidato vicepresidencial, si las cosas se complican para la reelección de Álvaro García Linera.
El problema es que, al proclamar la Ley de Fuga, se está haciendo apología de la ejecución extrajudicial, incurriendo en un terreno por demás peligroso.
Ejecución extrajudicial es, precisamente, lo que un informe de la ONU sugiere que podría haber pasado en el Hotel Las Américas. De manera que tal abuso pasaría ahora a constituirse en política de Estado.
Lo cierto es que la seguridad ciudadana no se construye con bravatas de “mano dura” sino con medidas estructurales, que tienen que ver tanto con la modificación de esquemas penales como con una asignación de efectivos policiales proporcional a la demografía de las ciudades y regiones.
Tiene que abordarse también una recomposición del presupuesto del Ministerio de Gobierno, mayormente enfocado en la seguridad del Estado (resguardo de instituciones públicas y dignatarios), para reforzar la seguridad de la población…
notishots@gmail.com

No hay comentarios: