Páginas vistas en total

domingo, 14 de abril de 2013

a los "revolucionarios del cambio" les asiste unas ganas de oligarcas, de neoliberales, de colonialistas por el gustito de sentirse dueños del poder con sueldos altos, viáticos...

En los últimos siete años los bolivianos hemos escuchado y asimilado, que todo lo peor que le podría haber ocurrido a este país, sucedió antes de 2005 y que todos los males, penurias y complicaciones de nuestra querida Bolivia son culpa de los colonialistas, de los republicanos, de los neoliberales y de todas esas “lacras sin cerebro” que ocuparon el poder durante la prehistoria nacional, porque la verdadera historia boliviana justamente comenzó con el “proceso de cambio”, con la “refundación”, con la “revolución cultural”. Pero últimamente han surgido algunas tendencias en el Gobierno que los ha llevado a modificar sustancialmente el discurso inicial. A los “revolucionarios” le han surgido unas ganas locas de asignarse viáticos, por subirse los sueldos y gozar más abiertamente de las ventajas que ofrece el inmenso poder que detentan nuestros administradores, que prometieron una austeridad franciscana, que no les ha impedido, sin embargo, comprar un avión digno de estrellas de fútbol. Curiosamente, el argumento más repetido para justificar los gustitos aparte que promueven los gobernantes es que si los de antes lo hicieron ¿por qué no lo van a hacer ellos? Veremos adónde nos lleva esa nueva política.

No hay comentarios: