Páginas vistas en total

lunes, 22 de abril de 2013

según "el penoco..." la deuda externa crece, Bolivia se presta para un satélite, para un teleférico, par organizar un rally, para empresas de cartos e ingenios azucareros pero no se siembra...todo por un puñado de votos...

La deuda externa boliviana está creciendo a pasos agigantados y llama la atención no solo porque el país contrae créditos en una época en la que supuestamente le sobra el dinero, sino que resulta insólito el destino de esos fondos. Hay deudas para comprar satélite, para construir un teleférico, para organizar un rally, para empresas de cartón y para ingenios azucareros donde se compra de todo pero no se siembra caña y a este paso van a tener que importarla de algún lado para poder producir siquiera un quintal. Pese a que Bolivia sigue siendo un país tan pobre y con tantos problemas sociales, no se conoce de alguna deuda importante contraída para favorecer la salud y la educación, por citar dos componentes fundamentales a la hora de saber cuán pobres somos. Los últimos datos del Censo revelan, por ejemplo, que en materia de cobertura de educación el déficit es todavía muy grande al punto de que, en este momento hay cientos de miles de niños entre cinco y 14 años que no asisten a la escuela y serán los analfabetos de mañana. Otro dato, en el municipio paceño, según un informe reciente, el 94 por ciento de los niños sufre de anemia y el 23 por ciento padece desnutrición crónica. La gente se pregunta por qué el Gobierno procede de esta manera. Simplemente porque la salud y la educación no dan votos.

No hay comentarios: