Páginas vistas en total

martes, 19 de agosto de 2008

un argentino activista del MAS organizó atropello a la prensa en Plan Tres Mil

se confirma que los atropello a los periodistas fueron ejecutados por seguidores del MAS.
Vea la crónica de última hora que publica el mismo matutino que ofrece un video en su edición digital.
La zona del Plan Tres Mil, tradicional bastión del MAS, volvió a convertirse en el lugar de enfrentamientos entre grupos unionistas y seguidores del Gobierno. En estos momentos la zona se encuentra custodiada por policías que intentan separar a los bandos en conflicto.
Las escaramuzas con palos y piedras por el momento han cesado, pero se teme que con el correr de las horas las posturas se radicalicen. Los vecinos de las calles aledañas al lugar temen por su seguridad y a la posible gasificación de la zona.
Por su parte el equipo de prensa de Megavisión sufrió la agresión de una turba de jóvenes afines al Gobierno. El reportero José Luis Ledesma denunció que recibió una serie de golpes en el rostro y en distintas parte de su cuerpo, al igual que su camarógrafo Iver Justiniano.
Este hecho se suma al ocurrido, en la misma zona en horas de la madrugada, al equipo periodístico de la Red Bolivisión, quienes cubrían los primeros instantes del paro cívico y fueron agredidos y amenazados con armas de fuego por grupos masistas.

la denuncia la realizó El Deber, mientras que el gobierno difundió lo contrario, culpando a la UJC de la autoría de la golpiza a los periodistas, que felizmente habían filmado el rostro de los violentos.

El hecho ocurrió a las cuatro de la mañana de este martes, cuando un equipo de la red Bolivisión se encontraba realizando una cobertura en la ciudadela del Plan 3000 y fue sorprendido por una turba de personas, supuestamente pertenecientes a las filas del MAS.
Al ser identificados como periodistas la multitud se encolerizó y dio inicio a una feroz golpiza a los trabajadores de la prensa. Uno de los agresores llegó a sacar un arma de fuego y amenazó con dar muerte al equipo de prensa.
Pese a lo repentino de la situación el camarógrafo Remberto Arauz se hizo tiempo para tomar la cinta de la cámara antes que sea decomisada por los antisociales, de esta manera se tiene la prueba para poder identificar a los agresores.
La denuncia de esta arbitrariedad fue llevada a las oficinas de la PTJ y un fiscal tomó el caso para tratar de dar con los culpables en el menor tiempo posible.
Según las tomas registradas en la cinta, se presume que uno de los cabecillas del violento hecho podría ser un activista del partido de Gobierno (MAS) en Santa Cruz, de origen argentino, el cual suele organizar a grupos para estas ocasiones.

No hay comentarios: