Páginas vistas en total

viernes, 6 de septiembre de 2013

nada menos que cinco fiscales en "contacto permanente con su jefe" acosaron a Luis Vásquez y le impidieron viajar a Brasil para defender a Pinto. nada le encontraron, más bien querían "sembrar pruebas para detenerlo" no lograron su objetivo

Una comisión de cinco fiscales, un viceministro, una nube de policías y otros funcionarios, intervinieron el miércoles en el “corralito” a Luis Vásquez Villamor, el abogado del senador Róger Pinto que pretendía viajar a Brasil para darle asistencia legal a su defendido, ahora que haya una “parvada” de ministros y operadores políticos en Brasilia, tratando de convencer al Gobierno de Dilma Rousseff de que le retire el asilo al parlamentario opositor. El abogado no pudo viajar y fue detenido ilegalmente durante siete horas en el aeropuerto Viru Viru, porque en su valija apareció un misterioso letrero que decía “Diplomático”. Inmediatamente se montó un operativo de grandes proporciones (si es que no estaba montado de antemano) para acorralar a Vásquez, quien afirma que los fiscales que lo retuvieron tenían permanente contacto con el Fiscal General del Estado, a quien llegaron a preguntarle por teléfono “¿de qué lo acusamos?”, después de constatar que no le habían encontrado nada. La abogada del caso Porvenir, Mary Carrasco ha dicho que este es el típico “modus operandi” que usa el Gobierno contra los opositores. Para eso hay fiscales, vehículos, aviones, recursos y todo lo necesario. Los que busquen justicia en Palmasola o al Estado en cualquier otro lugar, se secarán esperando.

No hay comentarios: